Francis López. El último grande de la opereta

CAP

Francis Lopez nació el 15 de junio de 1916 en Montbeliard, cerca de la frontera franco-suiza, pero pasó su infancia en el País Vasco francés. En 1933 se trasladó a París para cursar estudios de medicina y, aunque obtuvo la licenciatura de cirujano dentista, como su padre, pronto empezó a ejercer su verdadera profesión, la de compositor.

El lema de sus composiciones era “viva el amor” y, como él mismo decía en la época de su mayor apogeo, en los años cincuenta y sesenta, “la receta no es complicada: magia, humor y coplas que se quedan grabadas en la cabeza”. Cantantes como Luis Mariano, Tino Rossi, Georges Guétary, Maurice Chevalier, Josephine Baker, Annie Cordy y Line Renaud consiguieron grandes éxitos en Francia con la interpretación de composiciones de Francis Lopez.

Tras adoptar la nacionalidad francesa, al inicio de la Segunda Guerra Mundial (septiembre de 1939) fue movilizado y fueron sus compañeros del frente los primeros que escucharon sus canciones. Herido en 1940, regresó a la vida civil y abrió una oficina de dentista en París, sin dejar de componer por las noches. En 1942 consiguió un considerable éxito con cuatro canciones para la orquesta Raymond Legrand y en 1945, siendo ya un reconocido compositor, estrenó su primera opereta, La Belle de Cadix, cuya estrella era Luis Mariano, por entonces un cantante apenas conocido.

A La Belle de Cadix pertenecen los dos vídeos que siguen. El primero, el final de la opereta en una representación en el Théâtre Mogador de 1995 con motivo de cumplirse el 50 aniversario de su estreno. El tenor José Todaro fue esta vez el protagonista. En el segundo vemos a Luis Mariano, con Carmen Sevilla, en una secuencia de la película homónima de 1953 interpretando la canción que da título a la opereta y a su versión cinematográfica.

De La Belle de Cadix, un espectáculo estrenado en el Casino Montparnasse y montado con escasos medios, estaba previsto que se realizaran cincuenta funciones, pero se mantuvo en cartelera durante casi dos años. La siguiente opereta que estrenó Francis Lopez fue Andalucía, obra musicalmente más ambiciosa que se presentó en el Théâtre de la Gaîté-Lyrique en 1947, también con Luis Mariano como principal protagonista. A la opereta  Andalucía (1947) (El sueño de Andalucía en la versión cinematográfica que de la misma se rodó en 1951) corresponde el tema “Olé, torero”, con Luis Mariano.

Francis Lopez (en el centro) con Albert WIllemetz y Raymond Vincy, autores del libreto de su opereta “Andalousie” (1947).

Francis Lopez (en el centro) con Albert WIllemetz y Raymond Vincy, autores del libreto de su opereta “Andalousie” (1947).

Andalousie (Andalucía) constituyó otro gran éxito, como también lo serían sus siguientes obras. Lopez estaba en lo alto de la fama. Durante los años comprendidos entre finales de la década de 1940 y principios de la de 1970, compone y estrena nada menos que veinticinco operetas, entre ellas Quatre jours à Paris (1948), Le Chanteur de Mexico (1951), La Route fleurie (1952), À la Jamaïque (1954), Méditerranée (1955), Tête de Linotte (1967), Visa pour l’amour (1960), Le Prince de Madrid (1967) y Viva Napoli (1970). Vamos con unas pocas canciones de algunas de ellas, comenzando con un par de números de Quatre jours à Paris, que estrenó en la famosa sala de Music-hall de París Bobino. Son estos “Un petit coup par ci”, que interpreta Georges Guétary –protagonista también de algunas de las operetas de Lopez– en un programa de televisión de 1978, y “La Samba Brésilienne”, que vemos en una secuencia de la versión cinematográfica homónima (1955), de nuevo con Luis Mariano.

Le Chanteur de Mexico (El cantor de México), estrenada en Théâtre du Châtelet en 1951, es una de sus operetas más famosas. En 1956 se rodó la versión cinematográfica con el mismo título, que también protagonizó Luis Mariano y dirigió Richard Pottier. A la misma corresponde la siguiente secuencia en la que Mariano interpreta la conocidísima canción “México”.

Una de las fachadas del Théâtre du Châtelet (París) durante la reposición que en él se hizo de “Le Chanteur de Mexico” en 2006.

Una de las fachadas del Théâtre du Châtelet (París) durante la reposición que en él se hizo de “Le Chanteur de Mexico” en 2006.

En 2006 Le Chanteur de Mexico se repuso en el mismo teatro donde se estrenó, el Châtelet. La producción –dirección musical de Fayçal Karoui, dirección escénica de Emilio Sagi y coreografía de Nuria Castejón– contó con un elenco encabezado por Ismael Jordi, Rossy De Palma, Clotilde Courau, Jean Benguigui y Frank Leguérinel, todos ellos acompañados por la Orchestre National d’Île de France y el ballet y los coros del Théâtre du Châtelet. Veamos el popurrí final de la misma.

Muchas de las operetas de Lopez –como hemos visto– fueron adaptadas al cine, medio para el que también compuso, como es el caso de la película de 1952 Violetas imperiales, con Luis Mariano y su admirada Carmen Sevilla. “L’Amour est un bouquet de violettes” (El amor es un ramo de violetas) fue el tema más popular del film y también uno de los más conocidos de la extensa lista de canciones que interpretó Luis Mariano a lo largo de su carrera.

También en el Châtelet se estrenó, en 1967, Le Prince de Madrid, un gran triunfo para Lopez y para Luis Mariano, a quien vemos interpretar sobre el escenario del Châtelet la canción que da título a la obra.

Le Prince de Madrid se mantuvo dos años en cartel a pesar de que la opereta contaba cada día con menor número de adeptos. La opereta, no Lopez. En provincias estrenó, con Rudy Hirigoyen, Viva Napoli (1969), que se presentó en París, en el Théâtre Mogador, en septiembre de 1970 con gran éxito. Es Rudy Hirigoyen –cantante lírico vascofrancés en el papel de Napoleón Bonaparte– quien interpreta este número de la opereta, la marcha sobre Nápoles, en una actuación en Charleroi de 1978 que transmitió la televisión francesa.

la-perle-des-antilles - copiaA principios de la década de 1970 la opereta estaba en franca decadencia. Los jóvenes llevaban años apostando por la música pop-rock y la comedia musical estadounidense triunfaba en el cine. El Gaîté Lyrique cerró, el Mogador trataba de adaptarse a los nuevos tiempos y el Châtelet estaba a punto de quebrar. Para evitar la debacle, llamó a Francis Lopez para que se hiciera cargo de la dirección artística. Con urgencia, Lopez montó Gypsy, una opereta que se había estrenado en Lille en 1971 y que pasó, ese mismo año, al Châtelet. Se representó seiscientas veces consecutivas. A Gypsy siguieron Les Trois mouquetaires (1973), también el Châtelet; Fiesta (1975), en el Mogador; Volga (1976), de nuevo en el Châtelet, y La Perle des Antilles (1979), esta estrenada en el Théâtre de la Renaissance. De La Perle des Antilles vemos el número “Au marche de Guadeloupe” (y la escena que sigue) por Juan José Villamor, tenor coruñés que en una de las presentaciones en París tuvo que coger su guitarra y cantar improvisadamente dos canciones para resolver un fallo de sonido. Entre el público se hallaba Francis Lopez, que le propuso el papel principal en La Perle des Antilles y con quien seguiría colaborando en posteriores operetas.

Ya en la década de 1980, Lopez tuvo que conformarse con que sus operetas se estrenaran en salas más modestas, con una orquesta reducida a la mínima expresión cuando no con música pregrabada. Pero no se rindió. El catálogo de sus obras entre 1979 y 1994 registra veinte títulos –más de una opereta por año–, si bien estas incluyen muchas “canciones adicionales” compuestas por su esposa, Anja, y por su hijo, Rodrigo. De esta última época insertamos dos vídeos que recogen sendos momentos de sus operetas Soleil d’Espagne (1981) y Le Vagabond tzigane (1982). Uno y otro –“Quand on est basque” y “Laissez passer les musiciens”– los protagoniza Juan José Villamor.

Francis Lopez falleció en París el 5 de enero de 1995. Desde Le Vagabond tzigane (1981) hasta su deceso todavía estrenó doce operetas más.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Francis López. El último grande de la opereta

  1. etarrago dijo:

    No me repetiré, manuel … gracias, lo he visto desde el móvil … me ha encantado.

  2. ernán dezá dijo:

    Un placer Manuel, un lujo ver tantas maravillas. Incluida esas Violetas Imperiales con Luis Mariano cantándole a una bellísima Carmen Sevilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s