Capítulo XIII.1

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

XIII.1

En la calle Aragón, casi haciendo esquina con la Rambla de Catalunya, Samuel compró una casa al regresar de París construida apenas unos años antes pero que sus propietarios vendían a buen precio. En la pujante Barcelona de los tiempos de la fiebre de oro no a todos les salían bien las cosas. Además, se proyectaba el enlace de las líneas de ferrocarril de la Compañía de Tarragona a Barcelona y Francia por medio de un ramal a nivel por las calles de Aragón y Marina que no era bien acogido por la mayoría de los moradores, todavía pocos, de dichas calles. Empleó en ello todo el dinero que tenía, y más que le prestó su amigo Yákov, quien a pesar de no querer involucrarse en el negocio del café o lo que fuera aquello que Samuel pretendía, reconocía que se trataba de una buena oportunidad. Era una casa grande…

Ver la entrada original 1.500 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Del blog 'El corto tiempo...'. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s