Las Trece Rosas

EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Trce Rosas Las Trece Rosas con algunas compañeras más en cárcel de mujeres de Ventas.

“Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar. Que no me lloréis. Que mi nombre no se borre de la historia”. Estas palabras son las últimas que escribió Julia Conesa, una joven de 19 años que fue fusilada –junto a otras doce muchachas más, la mitad de ellas miembros de las Juventudes Socialistas Unificadas– por el régimen franquista en Madrid tal día como hoy, 5 de agosto, de 1939. Un crimen atroz para el que no existen paliativos y que define muy bien las ansias de venganza de los que se rebelaron contra el régimen que en 1931 eligieron los españoles: la República. Todas ellas fueron previamente…

Ver la entrada original 119 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Las Trece Rosas

  1. Me gusta la entrada, el recordatorio que haces, para que no se olvide; no me gusta, naturalmente, el hecho: la cruel, salvaje, y agria venganza. Saludos.

  2. Sonia Maria dijo:

    ¡Que sus nombres no se borren de la historia!


  3. Malditos fascitas ,franquistas la madre que los pario. arruinaron a espana.hijos de puta espero que mueran aunque muchos esten muertos. hay muchas cuentas por saldar por todo lo que hicieron esos perros. malditos, Viva la libertad.

    • La madre que parió a los cabrones estos, es la abuela de los de ahora. Ahí siguen, con total impunidad. Y todos tan panchos. Tiene cojones la cosa, Salud!

      • Un régimen de terror que, con la bendición de una religión sanguinaria, asesinó a sus mujeres y hombres que lucharon por la libertad y la legalidad democrática no merece ser llamado país, sino cueva de ladrones y criminales. Son los herederos de esos perros los que siguen llevando las riendas de los borricos de la zanahoria y el incensario.
        Viva la libertad

      • Siempre! Por el fin de la desigualdad!

  4. analberola dijo:

    Triste episodio de nuestra historia. Necesita una merecida reivindicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s