Capítulo XII.1. Primera parte

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

XII.1_1ac

Fue en un cafetín de Barcelona, el Café de Levante, uno de los primeros ─nada menos que había empezado su actividad hacia 1820─ y más populares de la capital, que Samuel concibió la idea de montar un café. Más bien, deberíamos precisar, durante la noche que comenzó en el Café de Levante, a donde había acudido con Yákov para cerrar un negocio de importación de vino de Sauternes y coñac. Hacía poco tiempo que residía en Barcelona, ciudad a la que había en los primeros días de 1874 tras marchar de Alcoi a raíz de su procesamiento por los sucesos de julio. Llevaba ya unos meses alojándose en la pensión La Rosa, en la calle de la Canuda, que regentaba una afable mujer de unos cincuenta años que respondía al nombre de doña Amalia.

Un buen día, doña Amalia le presentó a un nuevo inquilino, un ruso que respondía…

Ver la entrada original 1.341 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Del blog 'El corto tiempo...'. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s