Capítulo XI.2. Segunda parte

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

XI.2_2a

―No conocía este sitio, me gusta mucho, es alegre, divertido ─decía Camila mientras degustaba un bœuf bourguignon.

―Hay muchas cosas que no conoces. Hasta ahora, Camila, te has dedicado en cuerpo y alma a los estudios, esa fue tu elección y has sabido ser consecuente con ella. Has hecho un gran esfuerzo, has triunfado. Gracias, sobre todo, a los consejos de Ménard. O más bien a su estricta disciplina, que hemos seguido como si máquinas fuéramos. ¡Y no sabes lo que odio yo las máquinas! Pero… En fin, hija mía, es hora de que descubras otros ambientes de los que prácticamente solo has oído hablar. Por supuesto no dejarás de cuidar la voz y seguirás con tu formación, de eso no me cabe la menor duda, te conozco. Vives en París, Camila, la ciudad más cosmopolita de cuantas hay. Tienes casi veinticuatro años, madame Couture diría que deberías…

Ver la entrada original 1.784 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Del blog 'El corto tiempo...'. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Capítulo XI.2. Segunda parte

  1. Gracias por los relatos. Lo estoy leyendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s