Vacaciones

CAP_PC

A muchos se les acabaron las vacaciones con el mes de julio, otros las empezarán ahora en agosto y habrá a quienes –la quinta parte de los españoles vive bajo el umbral de la pobreza, por ejemplo– preguntarles acerca de las vacaciones resulta poco menos que obsceno.

Yo me voy de “vacaciones”, unas vacaciones un tanto particulares (por eso las entrecomillo), pues las pasaré en compañía de Prudencio y de tres muchachos de 17-18 años que se llaman Robin, Johnny y Tomate, tres jóvenes amigos de un barrio cualquiera de las afueras de una ciudad cualquiera.

¿Quién es Prudencio? Un genio. Sí, un genio de esos que aparecen como un ser fabuloso con figura humana en cuentos y leyendas, de los que conceden deseos. ¿No se lo creen? Yo tampoco, pero ya me ven, dentro de la botella de donde él salió, atrapado. Aun así, tengo mis dudas de que realmente sea un genio y no otra cosa

Tampoco se lo creían los tres amigos cuando se les apareció mientras se fumaban un cigarrillo de marihuana en el espigón del puerto. Al principio. Luego, al hacer gala de sus poderes, se disiparon todas sus sospechas. Emprendieron entonces una aventura con él de doce horas en la que necesariamente he de ser partícipe para poderla contar. ¿Que pasará? Déjenme que viaje con él y lo averigüe. Es un viaje que he de hacer a su universo paralelo, el del genio, o lo que de verdad sea.

Este viaje calculo que durará todo el mes de agosto, por lo que difícilmente podré publicar en el blog durante dicho tiempo (aparte de rebloguear las entradas de mi otro blog, El corto tiempo de las cerezas, y poco más). Ya les contaré cómo ha ido, quién es realidad Prudencio, qué les sucede a los tres muchachos y en qué líos se meten. Y más cosas, cuando termine el viaje. Ahora no es que no quiera, es que –como comprenderán– me es imposible.

¿Cómo se lo contaré? En forma de novela, si es que la tengo terminada en septiembre como es mi propósito. Claro que vete a saber. Prudencio me asegura que sí, que no habrá problema, pero viendo cómo actúa y al haberle puesto los chicos el mote de Calamidad, mis recelos se acrecientan. Sea como sea, de lo que estoy seguro es de que va a ser un viaje alucinante y lo voy a disfrutar. Al fin y al cabo, como dice Sam, el personaje central de mi novela Adiós. Mirlo, adiós (Bye Bye Blackbird), “escribir es como respirar. En según qué circunstancias el aire viciado te lo impide, pero hay que seguir respirando, si no te mueres. Aun así, acabamos contaminados por la atmósfera que nos rodea sin siquiera darnos cuenta y conformamos la realidad a través de nuestro ánimo adulterado. Solamente en la ficción somos capaces de soportar nuestras renuncias y asentimientos, evadirnos y ser otro. Aunque ¿qué otro? El que la existencia, nuestra existencia, demanda. Siempre somos otro. ¿Qué es ficción, qué no? ¿Qué hemos vivido en verdad fuera de nuestra imaginación?”.

La ficción en estos momentos es para mí tan real como las guerras, o los sueños. Voy a vivir este mes a caballo entre este nuestro mundo, el único real, y el universo paralelo en que se mueve Prudencio. Espero no quedarme allí, aunque bien pensado igual es lo mejor que podría hacer. Pero no, regresaré. Entre otras cosas, para poder presentarles mi nueva novela: Prudencio Calamidad. De ella, en definitiva, estoy hablando todo este rato.

En el ínterin, deseo que les vaya bien, o lo mejor posible. Prudencio, Robin, Johnny, Tomate y yo, intentaremos que así sea. Se lo prometo. Es más, ya lo comprobarán.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Literatura, Miscelánea y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a Vacaciones

  1. analberola dijo:

    Esperamos conocer pronto a Prudencio. Feliz verano !!!

  2. aexei dijo:

    Feliz verano Manuel! Suena muy interesante todo 🙂

  3. sadire dijo:

    Felices “vacaciones”!! Y no, no te quedes allí si no ¿Quién nos traerá a Prudencio y el resto?

  4. icástico dijo:

    Buena suerte a ti y a Prudencio. Quedamos a la espera. Un abrazo.

  5. Feliz descanso, porque el cambiar de actividad ya lo es, y buenos relatos los que nos dejes a posteriori. Yo tampoco tengo vacaciones, alguien me necesita, pero no pasa nada. Un abrazo.

  6. etarrago y etfreixes dijo:

    FELICES VACACIONES Y QUE OJALÁ ESA BOTELLA TE SEPA LLEVAR A ESOS RINCONES DONDE EL ALMA A PRENDE A VOLAR

  7. Ya verás cómo Prudencio y compañía te alegran las vacaciones…

  8. no te precipites, ¡prudencia!!

    • Tu comentario parece una frase de mi novela, pues en un momento concreto el ‘genio’ les dice los chicos que obren con prudencia y ellos le responden que si esa es su mujer. Afectuosos saludos.

  9. vozdemoscu dijo:

    ¡Felices “vacaciones”, Manuel! Y suerte con la nueva novela.

  10. Felices vacaciones con Prudencio, os espero en Septiembre. De momento me conformo con leer tu libro “El corto tiempo de las cerezas” en estas vacaciones. Saludos y suerte ¡¡

  11. Pero qué delicia la de vivir en esa realidad, vivir para crear. Así como debe ser delicioso el cigarrillo que fumaban los tres cuando se les apareció Prudencio. Que las musas te acompañen, Manuel. Enhorabuena.

    • La verdad es que me lo estoy pasando bomba con Prudencio y los tres muchachos. Ahora bien, el primero, efectivamente, parece que es una calamidad, al menos por ahora, y los chicos empiezan a creerse que pueden llegar a ser, como ellos dicen, los putos amos. Alucino, flipo en colores con ellos. Ahora quieren dar un palo (se me está pegando su jerga) a un furgón blindado. Veremos cómo salimos de esta. Ya te contaré.
      El cigarrillo no llegué a probarlo, pero debería estar bueno paragüeno. De todas maneras, tengo una amiga, maría se llama (así, en minúscula) que me hace de musa y es una fiel aliada.
      Gracias por tus palabras. Me vuelvo a ese universo paralelo en el que, hoy por hoy, vivo y disfruto mucho más que en este tangible. Un abrazo.

      • Qué genial. Me has inspirado a escribir, o a divertirme mientras lo hago. Saludos desde una mañana del Caribe colombiano.

      • Ya que luego apenas se venderá, como ya sé por las novelas anteriores que he publicado, ¡qué menos que pasárselo bien escribiendo!
        Menos mal que aquí no estamos en invierno, pues me hubiera dado mucha envidia esos saludos “desde una mañana del Caribe colombiano”. Varios han sido los inviernos en que, allá por el mes de diciembre, me iba a pasar un par de semanas al Caribe (aunque no el colombiano) y me dedicaba, sobre todo, a escribir cómodamente en sus paradisíacas playas. Mucho de mis novelas se gestó ahí.
        Un abrazo.

  12. AlmaLeonor dijo:

    ¿Has vuelto? 🙂
    Yo acabo de empezar con el nuevo HELICON renovado y con una nueva página en Facebook, Alma Leonor López Pilar, una nueva página de autor, con novedades que pronto podré contar 😀
    ¡¡Empezamos nueva etapa!! 😀 He estado desconectada hasta poner en marcha todo esto, y ahora espero poder pasarme por aquí como lo hacía antes… Espero verte pronto.
    AlmaLeonorLP

    • He vuelto y no he vuelto al mismo tiempo. Lo explico en la entrada que publicaré en unos momentos “Flipantes vacaciones”.
      Voy a tu nuevo blog y luego visitaré tu página de Facebook. Te deseo, por supueste, toda la suerte del mundo en esta nueva etapa.
      Una abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s