Capítulo VII.3

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

VII.3

Se celebró el sorteo a quintas de 1870. Unos jóvenes, algo menores que Samuel y Esclafit, estaban en una mesa al lado de los dos amigos, en la taberna del Rincón. Parecía que estaban celebrando algo. Habían ingerido ya varias frascas de vino y se encontraban en ese punto de exteriorización de las pasiones y distensión del juicio en que todo el mundo habla a la vez sin importar lo que el otro diga. Así, sus voces alcanzaban niveles de sonoridad que obligaban a los demás a expresarse a gritos. Lógicamente, era imposible evitar escuchar lo que decían.

―Saca otra ─voceó uno de ellos─, que paga Pasqualet. Ahora es rico ─los demás reían y apuraban los vasos.

―Esta y las que hagan falta.

Pasqualet, crecido por el vino y la complacencia de sus compañeros de mesa, se dejaba llevar por la generalizada euforia.

―¿Quién es ese? ─preguntó Esclafit a Samuel.

Ver la entrada original 1.594 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Del blog 'El corto tiempo...'. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s