Capítulo V.2

EL CORTO TIEMPO DE LAS CEREZAS

V.2

Samuel siguió bajando casi todos los días a la ciudad, sus trapicheos lo requerían. Al igual que antes, pasaba horas y horas con Esclafit en la imprenta, pero ahora este le enseñaba a leer y a escribir. Esclafit le comentaba que si antes se hubiera interesado por aprender el incidente que le llevó a la cárcel no se habría producido. Claro, igual yo mismo hubiese podido hacer un permiso de esos falso, razonó Samuel.

Una vez despertó en él el deseo de saber, consciente de que para ello era necesario aprender antes, se aplicó de tal modo que el mismo Bernácer reconoció no haber visto en su vida caso igual. Mostró tener Samuel una excelente capacidad memorística y una gran agilidad mental. Primero en la escuela nocturna para pobres, a la que no dejó de ir un solo día hasta que consideró que tanta charla sobre religión, moralidad y…

Ver la entrada original 930 palabras más

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Del blog 'El corto tiempo...'. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s