9 respuestas a “Refugiados: víctimas de la indiferencia

  1. Creo que es la mayor injusticia y desgracia de nuestros días y son los gobiernos quienes tienen que solucionarlo, aunque entre todos aportemos nuestro granito de arena. Da miedo que nos acostumbremos a oírlo todos los días y no reaccionemos.

    1. Los gobiernos se forman en función de las decisiones que toman las personas. Si ellos no hacen nada, que no lo hacen, somos tan responsables como ellos al ayudar a que una situación así se perpetúe.

  2. Si hace años cuando yo trabajaba de voluntaria por la Educación para el Desarrollo, me hubiese dicho alguien que vería esto hoy con los refugiados, no le habría creído y le habría tachado de loco y alarmista, como poco. 😦

      1. Trabajé en voluntariado en Educación para el Desarrollo entre 1993 y 1999 aproximadamente, no tengo ahora las fechas… luego estuve otro año más de voluntariado en Comercio Justo… En todos esos años contábamos que la principal lacra de la humanidad era la pobreza y la injusticia social… Se hablaba de muchas cosas entonces… de las “bondades” de la Globalización, pero también y sobre todo de sus peligros sociales. Dimos charlas sobre eso y había muchas publicaciones al respecto. Pero en ningún momento llegamos a pensar que todo el trabajo que se realizaba en favor de los refugiados del mundo, de los más necesitados, de los inmigrantes, de los países empobrecidos, por la eliminación del racismo y la xenofobia, en favor de la justicia social y el reparto equitativo, en favor de la educación y la sanidad, y todo ese trabajo, en fin, por el desarrollo humano… en ningún momento pensamos, digo, que todo eso no solo no avanzaría más, sino que se retrocedería en lo logrado. Durante aquellos años se veían muchas iniciativas y mucho trabajo por la eliminación de esas barreras y hoy vemos como se han levantado muros más altos y odios más exacerbados… No. Ni por todos los libros que se hubiesen escrito avanzando o advirtiendo de las consecuencias de las políticas neoliberales y el peligro de una globalización económica hecha en su nombre, hubiésemos imaginado entonces todo esto y lo que aún nos quede por ver.

  3. Suscribo todo lo dicho. La indiferencia es lo peor que puede hacer el mundo. A los que no somos indiferentes solo nos queda la frustración de no poder hacer nada. Pero hace poco aprendí, de una muy buena maestra que me está cambiando la vida, que puedes pensar en global y actuar en local. De esa forma aportamos en familia nuestro granito de arena, sensibilizando a nuestros hijos con la situación, aportando toda la ayuda humanitaria que piden siempre desde el cole… Son pequeños actos, pero al menos te dejan la pequeña satisfacción de no sentirte indiferente. Con este y con muchos problemas más. Besos.

    1. De acuerdo en lineas generales. Siempre hay que pensar en global y actuar en local, pues todos los actos de todas las personas son “políticos”. Ahora bien, si no pasamos de ahí este sistema no solo seguirá sino que saldrá reforzado.

  4. Ya quisiera yo disponer de la fórmula para ello. Pero, veamos, ¿cómo han terminado todos los sistemas y formas de organización social a lo largo de la historia? Pues igual. No sé si seremos capaces de que cambiarlo de otro modo. ¡Ojalá!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s