La cumparsita: el tango más universal cumple cien años

La Cumparsita

El tango más universal, el más famoso, el más célebre y popular, el más grabado e interpretado, cuenta ya con cien años de existencia. Evidentemente, hablamos de La cumparsita, un tango que tiene detrás una historia fascinante.

Su autor, el uruguayo Gerardo Matos Rodríguez, nacido en Montevideo en 1897, era un estudiante de arquitectura cuando lo compuso entre finales de 1915 y comienzos de 1916. El semanario uruguayo La prensa (18 de abril de 2017) recoge unas declaraciones del pianista, director de orquesta y compositor argentino Roberto Firpo –que fue quien lo estrenó– sobre su gestación: “En 1916 yo actuaba en el café La Giralda de Montevideo, cuando un día llegó un señor acompañado de unos quince muchachos –todos estudiantes– para decirme que traían una marchita y querían que yo la arreglara porque pensaban que allí había un tango. La querían para la noche, porque la necesitaba un muchacho llamado Matos Rodríguez. En la partitura en dos por cuatro aparecía un poco la primera parte y en la segunda parte no había nada. Conseguí un piano y recordé dos tangos míos… Y le puse un poco de cada uno. A la noche lo toqué… Fue una apoteosis, a Matos Rodríguez lo pasearon en andas”. Y prosigue el artículo: “Un año después, en febrero de 1917, Firpo viene nuevamente al Uruguay y en el Café y Confitería La Giralda ejecuta por primera vez La Cumparsita, en abril de 1917. La numerosa clientela aplaudió con gran entusiasmo, tomándose este momento como la presentación oficial del nuevo tango uruguayo”.

Café La Giralda

Café La Giralda, donde se presentó “La cumparsita”.

Su sobrina nieta Rosario Infantozzi, autora del libro Yo, Matos Rodríguez, el de La Cumparsita (1992), asegura que Matos, que no sabía escribir música ni tocar el pìano, se encontraba gravemente enfermo cuando se acercaba el Carnaval de 1917 y un buen día le vinieron a la mente unos acordes de lo que sería luego la melodía, que fue dictando a su hermana menor, que sí sabía escribir música. “Cuando termina de escribir, le dice [su hermana] ¿por qué no silbas todo entero a ver que fue lo que escribí? Entonces es cuando él silba y se da cuenta de que es un tango. […] Y si hay alguna certeza que yo tengo de que La cumparsita nació tango y no marcha de carnaval es que mi abuela, con ochenta y pico de años, jamás toco La cumparsita en el piano” (declaraciones recogidas en el vídeo “Especial La cumparsita: La historia de un tango”, de El Observador TV, 18 de  abril de 2017).

Fuese como fuese, La Cumparsita se estrenó oficialmente en el café La Giralda la noche del 18 de abril de 1917 en interpretación de la orquesta de Firpo con un éxito arrollador. Esta es la versión de Roberto Firpo de 1917, aunque en algunos sitios figura que es de 1916.

Poco después, Matos vendió los derechos de la melodía a la firma Breyer Hnos., representante de la Casa Ricordi en Argentina por 50 pesos, cuando lo habitual era que se pagaran unos cinco por tango. Y se olvidó de él. Hasta que en 1924 marchó a París, donde el tango gozaba de gran popularidad en los cabarets de Montmartre y en las salas de baile, siendo bailarines y cantantes argentinos los que lo habían difundido atraídos por el gran ambiente musical que reinaba en la capital francesa, capital también en aquellos tiempos de la cultura occidental. Paseando por Montmartre escucha su melodía una y otra vez en sus numeroso cafés y cabarets. Cuando los parroquianos se enteran de quién es lo tratan a cuerpo de rey. Matos se pone a estudiar música y se dedica profesionalemnte –por fin– a componer tangos.

Se encuentra de nuevo con Firpo, quien parece que le contó que en Buenos Aires habían escrito una letra (de Pascual Contursi y Enrique Maroni) y cambiado el título por Si supieras, incluyéndola en un sainete que se llamaba Un programa de cabaret, justo el año que había partido a París. También ese mismo año, 1924, grabó el tango Carlos Gardel con el el título Si supieras. Gardel era un ídolo de multitudes y la ya famosa La cumparsita lo fue todavía más. A Matos todo esto le desagradó sobremanera. Escribió otra letra que creía que se ajustaba más al sentimiento que había volcado al componer la melodía en 1926, grabando la nueva versión de La cumparsita Roberto Díaz con la orquesta Los Provincianos.

Vamos con las dos versiones: la de Gardel, acompañado de las guitarras de Ricardo y Barbieri, y la de Roberto Díaz con la orquesta Los Provincianos, con letra de Matos.

En 1931 Matos consiguió que le reconocieran oficuialmente el 50% de los derechos económicos porque cuando los había vendido era, legalmente, menor de edad. Al morir Contursi en 1932 su viuda y Maroni emprendieron acciones legales por daños y perjuicios contra Matos reclamando la coautoría. Matos argumentaba que era un tango instrumental, que así lo había compuesto, y que, en todo caso, la letra fuera la suya por la razón antes apuntada. Decía que si La cumparsita era famosa por la letra, ya que la de Contursi y Maroni era mucho más concida gracias a la grabación de Gardel, “pues que toquen la letra sola”. Fue un largo litigio que no se resolvió hasta septiembre de 1948, ya fallecido Matos (abril de 1948), mediante laudo arbitral del compositor Francisco Canaro, estabeciédose que los beneficios obtenidos por La cumparsita se repartirían en un 80% para los herederos de Matos y el 20% restante para los de los Contursi y Maroni.

La cumparsita nuca ha dejado de ser grabada e interpretada –se conocen más de 2.500 versiones grabadas– y se ha visto inmersa en la eterna disputa entre Argentina y Uruguay acerca del tango. Ambos países defendían que la pieza era su obra nacional cumbre. Así, en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 fue leitmotiv musical de la delegación uruguaya y en 1998 fue declarado “himno popular y cultural de Uruguay”, a partir de una ley aprobada por el poder legislativo uruguayo. Sin embargo, en las Olimpíadas de Sydney de 2000 la delegación argentina desfiló en la ceremonia inaugural al son de La Cumparsita, lo que levantó protestas en Uruguay. Su Parlamento declaró por ley 2017 como el “Año del Centenario de La Cumparsita”. La versión sinfónica que sigue es de este mismo año y corre a cargo de la Orquesta Juvenil del Sodre (Orquesta Nacional Juvenil de Uruguay).

Dada su enorme trascendencia, La cumparsita ha formado parte de numerosas películas. Con las secuencias de unas pocas de ellas, les dejo por hoy. En el primero es Gene Kelly quien baila esta versión un tanto exótica –así veía Hollywood el tango– en Anchors Aweigh (1945, Levando anclas). Billy Wilder la incluyó en una divertida secuencia de Some Like It Hot (1959, Con faldas y a lo loco) que protagonizan, en medio de la declaración de amor entre Marilyn Monroe y Tony Curtis, Jack Lemmon y Joe E. Brown. El tercero corresponde a la película de Carlos Saura Tango (1998), y quienes bailan son Cecilia Narova y Juan Carlos Copes.

En 2117, si antes este mundo no se ha ido al carajo, será su segundo centenario. Esperemos que llegue a celebrase. Puede que La cumparsita no sea el mejor de todos los tangos, pero su relevancia es incuestionable y bien que se lo merece.

Que pasen un buen domingo.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La cumparsita: el tango más universal cumple cien años

  1. Me han parecido sensacionales los tres vídeos que has puesto de películas. Antológica la escena de Con faldas y a lo loco; no había nadie que bailara como Gene Kelly.

    • Coincido contigo. Antológica la escena de la película de Wilder (toda ella es una maravilla, Wilder era muy grande) y como Kelly, ninguno. Saludos afectuosos, Eduardo, y feliz semana.

  2. Paco López dijo:

    Un tango sensacional! Muy buena la entrada. Un saludo!

  3. analberola dijo:

    Impresionante la versión de Carlos Gardel. Vaya tango … Gracias por los vídeos y por toda la información tan interesante

  4. Lo parió… Gran entrada. Gracias 👍

  5. vozdemoscu dijo:

    Me encanta este tango desde mi infancia. Por primera vez lo conocí gracias a Pakhómova y Gorshkov, los campeones olímpicos en danza sobre hielo. Gracias a ellos dicha danza estuvo incluída en el programa de Olimpiadas, y exactamente en 1976 ganaron con La Cumparsita. Como mi grano de arena, te dejo este video, Manuel. ¡Un saludo!

  6. Delicioso, siempre delicioso.

  7. Pingback: Patrimonio inmaterial : el Tango , La Cumparsita cumple cien años ! | NOTICIAS FUNDACION MUSEUM

  8. Pingback: LA COMPARSITA 100 AÑOS - VARIAS VERSIONES - La voz del Verso

  9. Pingback: La cumparsita: el tango más universal cumple cien años — EL BLOG DE MANUEL CERDÀ | sureño

    • Gracias por rebloguear y mil disculpas por el retraso en contestar, pues he estado muy liado estos días corrigiendo las pruebas de mi última novela, lo que me ha ocupado todo el tiempo de que dispongo.
      Afectuosos saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s