Richard Rodgers (y Oscar Hammerstein II)

Songwriting Duo

Richard Rodgers y Oscar Hammerstein en Londres durante la promoción del musical “Flower Drum Song” (9 de marzo de 1960). / Keystone-Getty Images.

El fallecimiento del letrista Lorenz Hart en 1943 ponía fin a una de las parejas más exitosas y creativas del mundo de los musicales, la que formaba con el compositor Richard Rodgers, conocida y etiquetada como Rodgers y Hart, a la que dedicamos una entrada el pasado 4 de diciembre. Parecía difícil que se formara otra con tanto talento, pero ese mismo año Rodgers inició su colaboración con otro gran letrista, Oscar Hammerstein II (1895-1960). Nacía así la pareja Rodgers y Hammerstein, otro tándem que funcionó a las mil maravillas. No en balde fueron recompensados con treinta y cinco premios Tony, quince Oscars, dos Grammys, dos Pulitzers y dos Emmys.

Hammerstein no era ningún desconocido cuando comenzó a trabajar con Hart. Había colaborado, entre otros, con Rudolf Friml en el libreto de la famosa opereta Rose-Marie (1924) –que se mantuvo en cartel hasta 1927–, con George Gershwin en la opereta Song of the Flame (1925), con Sigmund Romberg en la opereta The Desert Song (1926), y con Jerome Kern: suyo es el libreto de Show Boat (1927), la primera obra en integrar texto con canciones logrando conformar una suerte de opereta estadounidense que sentó las bases del musical moderno de Broadway.

Durante los diecisiete años que colaboraron juntos crearon nueve musicales para Broadway –la mayoría de los cuales fueron adaptados a la gran pantalla–, la música de una película y un musical para televisión. El primero de ellos, Oklahoma!, se estrenó en 1943, cuando Hart se encontraba sumido en una profunda depresión por la muerte de su madre y sus problemas con el alcohol, que le impedían seguir escribiendo. Oklahoma!, una historia de amor entre un vaquero y una granjera que se ve alterada por la llegada de un forastero, introducía una serie de nuevos elementos narrativos y técnicas que integraban todas las canciones en la línea argumental. Su puesta en escena fue espectacular y se mantuvo en cartel durante 2.248 representaciones, siendo galardonado al año siguiente con un Premio Especial Pulitzer. En 1955 fue llevado al cine. La homónima película, que dirigió Fred Zinnemann, ganó dos Oscar: Mejor sonido y Mejor música. De esta es la secuencia que sigue, en la que Gordon MacRae, Charlotte Greenwood, James Whitmore, Shirley Jones, Jay C. Flippen y coros interpretan la canción que da título al musical y a su adaptación cinematográfica.

Su segundo musical para Broadway, Carousel, se estrenó en abril de 1945 y fue un éxito inmediato tanto para los críticos como para el público, manteniéndose en cartel durante dos años (890 representaciones). Aunque nunca ha alcanzado la repercusión de Oklahoma!, la obra se ha repuesto repetidamente y ha sido grabada varias veces. En 1956 llegó la adaptación cinematográfica (Carrusel se tituló la película en la versión doblada al español), que dirigió Henry King, con Gordon MacRae y Shirley Jones encabezando el reparto. Entre las canciones del musical se encuentra “You’ll Never Walk Alone” (Nunca caminarás solo), que en el filme interpretan Shirley Jones (Julie Jordan) y Claramae Turner (Nettie Fowler, su prima en la película) en una emotiva escena tras la muerte del marido de la primera, Billy Bigelow, papel que encarna MacRae. “You’ll Never Walk Alone” consiguió gran popularidad y empezó a ser cantada por los aficionados del Liverpool FC para animar a su equipo antes de empezar el partido, llegando a convertirse el himno oficial del club, en cuyo escudo figura la frase “You’ll Never Walk Alone”. Curiosamente, otra canción de Rodgers –esta con letra de Hart–, “Blue Moon”, lo es de otro equipo británico, el Manchester City.

También en 1945 se estrenaba State Fair, película musical de 1945 dirigida por Walter Lang, de la que se hizo un remake en 1962 que dirigió José Ferrer. Fue esta la única composición que Rodgers y Hammerstein escribieron directamente para el cine, si bien en 1996 se presentó en Broadway una versión teatral de la misma. De la película de 1962 incluimos esta maravillosa canción que es “It Might as Well Be Spring” –ganadora del Oscar a la Mejor canción original– con Pamela Tiffin doblada por Anita Gordon.

Su tercera colaboración para Broadway tuvo lugar en 1947. Se trata de Allegro, musical que no fue un gran éxito, pero que, así y todo, se mantuvo durante nueve meses. Rara vez se ha repuesto. Una de ellas fue en 2014 a cargo de Classic Stage Company, del circuito off-Broadway. A esta producción de Allegro corresponde este vídeo, que mezcla las versiones de 2014 y 1947, en el que suena “You Are Never Away”.

Triunfal acogida tuvo South Pacific, musical estrenado en Broadway en 1949 que fue nominado a diez premios Tony y ganó en todas las categorías, incluyendo las de Mejor musical, Mejor actor principal en un musical, Mejor actriz principal en un musical, Mejor actor de reparto en un musical, Mejor actriz de reparto en un musical, Mejor director de un musical, Mejor música original y Mejor guion de un musical. Todo un récord no igualado hasta la fecha. Se representó durante 1.925 funciones, el álbum con los números musicales vendió más de un millón de copias y en 1950 le fue otorgado el Premio Pulitzer de teatro. En 1958 Joshua Logan dirigió la adaptación cinematográfica con la película del mismo título (Al sur del Pacífico en la versión doblada al español), que protagonizaron Rossano Brazzi y John Kerr y dio prestigio internacional a Mitzi Gaynor por su papel como Ensign Nellie Forbush. Veamos a Mitzi en la secuencia en la que interpreta “I’m Gonna Wash That Man Right Out Of My Hair” (con la pista de audio completa).

Basado en la novela de 1944 Anna y el rey, de Siam de Margaret Landon, que a su vez se inspira en las memorias de Anna Leonowens, la institutriz de los hijos del rey Mongkut de Siam a principios de 1860, Oscar Hammerstein escribió el libreto y las letras de las canciones de uno de los musicales más famosos y representados, The King and I (El rey y yo). La música, obviamente, es obra de Rodgers. Se estrenó el 29 de marzo de 1951 en el teatro St. James de Broadway y se mantuvo durante tres años. Gertrude Lawrence, en el que fue su último papel, representó a Anna y Yul Brynner interpretó el papel del rey. Ambos se llevaron el premio Tony a Mejor actriz y Mejor actor respectivamente, y The King and I el codiciado premio a Mejor musical. Brynner repitió papel, no así Gertrude Lawrence, en la versión cinematográfica del mismo título que, dirigida por Walter Lang, se estrenó en 1956. El papel de Anna recayó en Deborah Kerr, quien fue doblada por Marni Nixon. Consiguió también los Oscar a Mejor actor principal (Yul Brynner), Mejor dirección de arte y escenografía, Mejor vestuario, Mejor adaptación musical (Alfred Newman, Ken Darby) y Mejor sonido. Todas las reposiciones que de él se han hecho han sido un éxito. La última tuvo lugar en Broadway en 2015 y se llevó los Tony a la Mejor reposición musical, a la Mejor actriz principal de musicales (Kelli O’Hara), a la Mejor actuación de una actriz de reparto en musicales (Ruthie Ann Miles) y al Mejor diseño de vestuario. De esta reposición vemos la compañía (con Kelli O’Hara) durante la ceremonia de entrega de los Premios Tony de ese año interpretando “Getting To Know You” y “Shall We Dance”.

El fulgurante éxito de los anteriores musicales de Rodgers y Hammerstein despertó una enorme expectación al anunciarse el estreno de su siguiente obra: Me and Juliet. Se estrenó en Broadway el 28 de mayo de 1953 en el Majestic Theatre y el gran número de entradas vendidas por adelantado hacían prever otro éxito. Sin embargo, y posiblemente a causa de la expectativa creada, cerró tras 358 representaciones. La gente esperaba más, u otra cosa. Sería exagerado decir que fue un fracaso, pero este lo conocerían en 1955 con Pipe Dream. Recibió muy malas críticas y, a pesar de representarse 245 veces, fue un desastre financiero.

Dos años después se aventuraban en un medio para el que nunca habían trabajado: la televisión. El 31 de marzo de 1957 se emitió en directo a través de la CBS Cinderella, musical basado en el cuento de hadas Cenicienta, particularmente en la versión francesa Cendrillon, ou la Petite Pantoufle de Vair, de Charles Perrault, que fue visto por más de cien millones de personas. Una adaptación para el teatro se estrenó en el londinense West End en 1958. Luego llegaron varios remakes y en 2013 una nueva versión para Broadway con el libro reescrito y canciones nuevas. La Cinderella de 1957 dio el paso definitivo al mundo audiovisual a una joven actriz –ya conocida en el teatro musical por haber protagonizado My Fair Lady– llamada Julie Andrews, a la que vemos en el siguiente vídeo interpretando uno de los temas más celebrados del musical: “In my own little corner”.

Flower Drum Song fue el octavo musical del tándem Rodgers-Hammerstein, que se basó en la novela de 1957, The Flower Drum Song, del autor chino-estadounidense CY Lee. Se estrenó en Broadway en 1958 (600 representaciones), luego se representó en el West End y fue adaptado al cine en 1961, con el mismo título (Prometidas sin novio en España, Flor de loto en Argentina y México) y dirección de Henry Koster. Fue nominada a cinco premios Oscar, pero no se llevó ninguno. Del filme incluimos esta secuencia en la que Nancy Kwan (doblada por B.J. Baker) interpreta su canción más popular: “I Enjoy Being a Girl”.

La última colaboración de Rodgers y Hammerstein es, sin duda, la más famosa de todas: nada menos que The Sound of Music. Se basa en una historia verídica, la de la familia Von Trapp, si bien con alguna que otra licencia que Rodgers y Hammerstein –o más bien Howard Lindsay y Russel Crouse, autores del libreto– consideraron pertinente para su puesta en escena. Los Von Trapp fueron una familia que existió en realidad. De hecho, el musical está basado en el libro La historia de los cantantes de la familia Trapp (1949), de María von Trapp. Su estreno en Broadway tuvo lugar el 16 de noviembre de 1959 y se mantuvo en cartel hasta junio de 1963, cerrando tras 1.443 funciones. Con un reparto en el que figuraban Mary Martin (María), Theodore Bikel (capitán Von Trapp) y Patricia Neway (madre abadesa), se llevó cinco premios Tony: Mejor musical, Mejor actuación a una actriz principal en un musical (Mary Martin), Mejor actuación a una actriz de reparto en un musical (Patricia Neway), Mejor director y Mejor diseño escénico en un musical.

El argumento puede que sea algo cursi y almibarado, pero la popularidad de sus números musicales lo acreditan como lo que ha pasado a ser: uno de los grandes clásicos de la historia del teatro musical. Y del cine, pues en 1965, ya fallecido Hammerstein, se rodó la película homónima (Sonrisas y lágrimas en España; La novicia rebelde en Latinoamérica), que sería nominada para diez Oscar y se llevaría cinco: Mejor película, Mejor director, Mejor sonido, Mejor banda sonora original adaptada y Mejor montaje. La dirigió en 1965 Robert Wise y la protagonizaron Julie Andrews (María) y Christopher Plummer (el capitán Von Trapp), con Peggy Wood en el papel de madre abadesa. Vemos acto seguido a Julie Andrews interpretando el tema que da título al filme (“The Sound of Music”), el primero que suena y que se repite más adelante, y, con los siete hijos del capitán Von Trapp la conocidísima canción “Do-Re-Mi”, aparentemente simple y repetitiva, pero muy bien construida y enormemente contagiosa.

Tras fallecer Oscar Hammerstein (23 de agosto de 1960), Rodgers siguió trabajando. Compuso las melodías para los musicales No Strings (1962, letras del propio Rodgers y libreto de Samuel A. Taylor), que ganó dos Tony, Do I Hear a Waltz? (1965, letras de Stephen Sondheim y libreto de Arthur Laurents), Two by Two (1970, letras de Martin Charnin y libreto de Peter Stone), Rex (1976, letras de Sheldon Harnick y libreto de Sherman Yellen) y I Remember Mama (1979, letras de Martin Charnin y Raymond Jessel y libreto de Thomas Meehan). Poco después del estreno de este último, el 30 de diciembre de 1979, Rodgers moría en Nueva York a la edad de 77 años.

Si han llegado hasta el final de esta larga entrada cuenten con mi reconocimiento, pues es una de esas que cuesta mucho de elaborar –no tanto por la redacción como por la búsqueda de documentación y de vídeos– y luego, cuando miras las estadísticas, adviertes que pasa al grupo de las que menor número de visitas ha recibido. De todos modos, como dice la paremia, sarna con gusto no pica.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Richard Rodgers (y Oscar Hammerstein II)

  1. almaleonor dijo:

    ¡Jo! Que interesante…. Siempre nos cuentas unas cosas la mar de curiosas e interesantes. Me encanta “You’ll Never Walk Alone”, aunque ciertamente yo la conocí con un vídeo sobre el himno del Liverpool FC. Tanto la canción como el vídeo me encantan y busqué información sobre la canción. Y por otro lado, lo de la Familia Trapp aún sigue despertando la curiosidad de la gente. La entrada en mi blog al respecto es una de las más visitadas 🙂 Es esta: https://almaleonor.wordpress.com/2012/05/07/la-autentica-familia-von-trapp/

  2. almaleonor dijo:

    Y si, cierto es que las entradas más largas y que más nos cuesta escribir suelen ser las que menos se visitan, pero la satisfacción de haberlo hecho y todo lo que hemos aprendido por el camino buscando documentación, eso no nos lo quita nadie 😉

  3. Milena dijo:

    Muy bueno, como todo a lo que nos tienes acostumbrad@s!

  4. xibeliuss dijo:

    Jjejeje Manuel, a mi también me pasa: entradas a las que dedicas un montón de tiempo (o de esfuerzo o de cariño, o que directamente les tienes un empeño especial) y pasan casi desapercibidas o son recibidas con desgana… ¡Me temo que es parte del juego, ya sabes! Al final, cada uno de nosotros somos nuestro mejor público.
    Saludos y gracias.

    • Por eso acabo diciendo que sarna con gusto no pica. Claro que en todo juego uno quiere siempre ganar, pero en este tipo de entradas creer que van a ser muy leídas es una ingenuidad.
      Gracias a ti. Afectuosos saludos.

  5. Una entrada perfecta para seguir la trayectoria de este tándem inseparable del musical de forma cronológica.

  6. me imagino que abra sido ardua la tarea de buscar la información y los temas musicales, muy bueno Manuel y hay que tomarse un tiempo y disfrutar de tan buena exposición, gracias amigo

  7. Anxo dijo:

    Mi agradecimiento por este trabajo tan bien elaborado y que ha sido una enorme delicia leer y escuhar. Muchas gracias, amigo.

    • Muchísimas gracias a ti, Anxo. Como digo al fina esta ” es una de esas que cuesta mucho de elaborar (no tanto por la redacción como por la búsqueda de documentación y de vídeos–) y luego, cuando miras las estadísticas, adviertes que pasa al grupo de las que menor número de visitas ha recibido. De todos modos, como dice la paremia, sarna con gusto no pica.
      Así que mi agradecimiento es doble. Feliz fin de semana (o lo queda de él).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s