Yo, yo, yo… ¿Y nosotros?

yo-yo-yo

Natasum Photography ©

Las penas son menores con la edad, aunque los placeres también. Envejecer es cada vez más parecido a morir en vida. Somos como muebles, trastos viejos que ya no sirven y como tales se nos arrincona en los desvanes de la memoria. Aunque eso nunca les sucederá a nuestros hijos, al menos a Hannah y Bill. Nacieron viejos, ya lo eran en 1968, ellos y la mayoría de cuantos protestaban por un mundo que tachaban de injusto, banal, vacío, pero al que, a pesar de todo, se han acomodado perfectamente. Tanta hostia para descubrir que solo se trataba de una rebelión del yo frente al nosotros. ¿No te has dado cuenta que siempre empiezan las frases con “yo”? Yo pienso, yo creo, yo opino… Yo, yo, yo. Nosotros utilizábamos el plural. Después de lo que ha pasado en este tiempo ya nada será igual, dijo Cohn-Bendit en junio de 1968. Es verdad, nada ha sido igual, el individualismo es hoy uno de los principales rasgos de nuestra sociedad, otro la fragmentación del conocimiento y, un tercero más, la división de la vida en esferas concéntricas que nunca se encontrarán.

Sam Sutherland, protagonista de mi novela Adiós, mirlo, adiós (Bye Bye Blackbird) (2016).

Puede adquirirla en edición en papel o electrónica.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

31 respuestas a Yo, yo, yo… ¿Y nosotros?

  1. icástico dijo:

    Aun no llegué ahí. Voy por la página 226, entrando en el capítulo IX. Da gusto leer a un buen historiador y da miedo pensar que muchas de las cosas que leo han sido verdad (la narración de las morcillas y las letrinas es impagable, menudos hijos de…)

    • ¡Ah! Pues ya llevas más de la mitad. Buena señal. Aun te quedan cosas que han sido verdad (algunas lo son todavía) en lo queda de novela y así tenemos el mundo que tenemos. Gracias por tu amable comentario.

      • icástico dijo:

        Manuel, he acabado, ya ves el arreón que le metí. Contigo disfruto y aprendo sobre temas que son de mi interés ¡qué más se puede pedir! Cómo te curras las novelas, me sorprendieron los diálogos, las reflexiones, el dominio de la cultura de las épocas (esto ya no me sorprendió), la técnica de la caja china que tan bien practicas (artículos o novelas dentro de la tuya), la intriga, la documentación (revelaciones que me impactaron), todo. Gracias de nuevo.

      • Celebro que hayas terminado la novela y más aún que hayas disfrutado leyéndola. Me das una alegría, pues lo cierto es que, sí, me la curré mucho. Mas las ventas son muy pocas y no estoy acostumbrado a contar estas por unidades ni por decenas. Con decirte que sigo cobrando más por los derechos de autor de un libro tan especializado como es “Arqueología industrial”… Resulta un tanto frustrante, pero es lo que hay. Así las cosas, se agradece mucho más un comentario como el tuyo.
        Un abrazo.

      • icástico dijo:

        Pues a mi no sabes la pena que me da lo de las ventas. Si tenía alguna duda sobre emprender un proyecto literario -que no eran muchas- las acabas de disipar todas, no vale la pena tanto esfuerzo. Y con las facilidades de auto publicación que existen la competencia es brutal y acertar es complicado. Cara y cruz de la globalización 2.0. Las editoriales navegan sin rumbo, están desconcertadas, se les acabó su dictadura y no saben cómo reinventarse. No te vengas abajo. Un abrazo.

      • Sigo. No sé si debe a que tengo algo de masoquista.
        Las editoriales se han concentrado (como todo) en unas pocas manos. Van solo a lo seguro, a aquello que saben, o creen saber, que con un marketing adecuado va a venderse. El editor como tal, aquel que buscaba nuevos valores, ya no existe. Los agentes literarios, a consecuencia de esto, tres cuartos de lo mismo. Y los libreros… ¿Dónde están los libreros de siempre? Hoy los libros se venden, sobre todo, en grandes superficies comerciales. El vendedor puede ser el mismo que unos días antes vendía cualquier otro producto. ¿Crees que tal como están las cosas existirá alguna vez un nuevo Kafka, un nuevo Proust, un nuevo Joyce…? Ni por asomo.
        Pero, bueno, todavía me queda en el cajón un original que nada tiene que ver con lo que he escrito hasta ahora. Lo publicaré a través de Amazon de nuevo. Luego, ya veremos.
        Un abrazo.

      • icástico dijo:

        Otra lección más, maestro, tomo buena nota. En mis cajones no tengo nada de eso, por ahí estoy tranquilo. Quizás convenga pasarse a lo banal y supérfluo, las ventas están aseguradas. Un abrazo

  2. neus viñas serious.art74@gmail.com dijo:

    Ya está escrita la carta…..ya falta poco….

  3. Pingback: Yo, yo, yo… ¿Y nosotros? – reneamadorpontazablog

  4. Muy buewna reflexión, Manuel.
    Abrazo de luz

  5. analberola dijo:

    Tienes mucha razón y además haces una descripción muy clara y cargada de sentimientos. Gracias por tus reflexiones, que nos hacen pensar.

  6. lufolino dijo:

    Los hispanoparlantes sentimos aversión por el uso del yo, que es imperioso en los países de habla inglesa. Hay explicaciones psicológicas al respecto, y al revés de lo que se piensa, esa pérdida voluntaria del yo es la causa de nuestra decadencia económica ante el imperialismo totalitario.
    Si decimos “Nosotros” nos estamos incluyendo, aunque para colmo de males estamos excluyendo al resto.
    Si digo “yo” y soy el otro es solo un formalismo. Un ir y venir especular.
    Lo importante es no perder de vista la totalidad. La revolución de 1968 fracasó pero a ELLOS les fue fantástico. Se acomodaron tanto al sistema con su discursito de izquierdas y su vivir de derechas, que dan vergüenza ajena.
    Buen fin de semana.
    Lu

    • El desmenuzamiento en migajas de un movimiento hasta entonces homogéneo, el movimiento obrero (el movimiento estudiantil lo que pretendía era emular sus grandes gestas), se consolidó nada más acabar los hechos de Mayo. Comienza la época de los nuevos movimientos sociales (ecologismo, feminismo, pacifismo, antirracismo…) y del acuerdo tácito entre gobiernos, sindicatos, empresarios y financieros de que el sistema capitalista es la única alternativa viable: o eso, o el comunismo practicado por la Unión Soviética. Hay que reformar este, sí, pero sin cuestionarlo, pues el sistema era capaz de satisfacer ampliamente las demandas de esos nuevos colectivos. Lo único que había que hacer es aceptar la realidad (el sistema). La violencia se volvía entonces gratuita, innecesaria, contraproducente.

  7. Una virgo lunática dijo:

    Cuando escribo algún relato, casi siempre escribo en tercera persona, pero casi siempre soy yo la protagonista, aunque solo sea en mi imaginación.
    Bona nit.

  8. Gracias por tener un blog donde se puede respirar la cultura.. Por eso lo apoyo. Gracias por su apoyo a lis artistas independintes.

    • Los artistas independientes son los que necesitan de apoyo, sobre todo si son buenos. Los otros ya tienen demasiado.
      Gracias por tu amable comentario. Un abrazo y feliz día.

      • Lo se. Por eso apoyo los artistas independientes. Laura Marie Sparx y Giselle Gastell son importantes. La musica de Laura Marie y Sparx me ayudaron sobrevivir tiempos dificiles. Giselle Gastell participo en un homenaje en honor mio. Ella me dedico una cancion durante el homenaje. Fue su interpretacion de “No Esta Solo” (la que fue interpretada

      • Lo se. Por eso apoyo los artistas independientes. Laura Marie Sparx y Giselle Gastell son importantes. La musica de Laura Marie y Sparx me ayudaron sobrevivir tiempos dificiles. Giselle Gastell participo en un homenaje en mi honor durante una obra teatral en el Teatro Artime en Miami. Ella me dedico una cancion durante el homenaje. Fue su interpretacion de “No Esta Solo” (la que fue interpretada por Patricia Kraus durante Eurovision 1987). El homenaje tuvo lugar durante el intermedio de la obra. El homenaje me inspiro en seguir con mis escrituras y videos.

      • Bonita historia, bonita (y merecida) vivencia.

      • PD Me olvide contar que Amanda Pollard atraves de su musica me ayudo cuando las cosas en mi vida fueron dificil de alta magnitud.

  9. Silvia dijo:

    “Baliga, baliga” glitaba el chinito, y su compadle le decía, sigue el cholito…

  10. Aún no lo acabé, pero estoy en ello. Y coincido totalmente con Icástico en sus acertados comentarios. Y por favor, no te desanimes y sigue escribiendo y publicando, tus novelas tienen que estar presentes hoy y siempre.
    Un abrazo, Manuel.

  11. Excelente historia, seria un placer que visites mi blog, Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s