El Partido Comunista Obrero Alemán (1920-1929). La breve historia del KAPD

cap-2

Así se titula el primer artículo que publiqué en mi vida. Casi lo tenía olvidado cuando, buscando otras cosas, he topado con él. Me ha hecho ilusión y he decidido compartirlo en el blog por dos razones: por ser el primero y por haber sido publicado en una revista que dirigía alguien a quien he admirado toda mi vida: Eduardo Haro Tecglen. La revista, de periodicidad mensual, se titulaba Tiempo de Historia y se publicó entre 1974 y 1982. Mi artículo apareció en el número 38, correspondiente enero de 1978. Tenía yo 23 años.

El KAPD (Kommunistischen Arbeiter-Partei Deutschlands: Partido Comunista Obrero Alemán) nació de una escisión política en el seno del KPD (movimiento obrero,) en abril de 1920 por parte de sus miembros más izquierdistas. Tras el asesinato de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo en enero de 1919 la dirección del partido pasó a manos del reformista Paul Levi y se orientó cada vez más –siguiendo así las consignas del ejecutivo de la III Internacional– hacia la táctica parlamentaria, queriendo de este modo reparar el error de la fracasada revolución de 1919 (el llamado Levantamiento Espartaquista) en Alemania, que para Lenin había consistido en considerar que “el parlamentarismo estaba pasado de moda” y no haber participado en las elecciones [Lenin (1920): El extremismo: enfermedad infantil del comunismo]. Levi, además, rechazaba por completo la acción directa, que espantaba a sus posibles electores.

La mayoría del partido, no obstante, rechazaba el parlamentarismo y propugnaba la lucha mediante los consejos obreros en la línea de algunos pensadores marxistas europeos como Anton Pannekoek, que consideraban que la Revolución rusa no había llegado más allá de la implantación de una nueva forma de capitalismo: el capitalismo de Estado, pues como decía Paul Mattick [Anton Pannekoek, 1960] se dejaban intactas las relaciones capital-trabajo al existir la misma separación entre los medios de producción y los trabajadores que en el mundo occidental.

Levi y los suyos resolvieron excluir a los disidentes y, de este modo, el 3 de abril de 1920 nacía el KAPD, al que se sumaron las cuatro quintas partes de la militancia. Se presentaba este como un partido diferente a los entonces existentes: “El Partido Comunista Obrero Alemán no es un partido en el sentido tradicional del término. No es un partido de jefes. Su tarea principal consiste en sostener en la medida de sus fuerzas al proletariado alemán sobre el camino que le conduzca a liberarse de toda dominación de jefes”.

El KAPD participó activamente en la insurrección de Rhur de abril de 1920 –tras el intento de golpe de Estado para instaurar un gobierno derechista fuerte que acabara con los desórdenes sociales– con la creación del Ejército Rojo del Ruhr. La insurrección fue sofocada por las tropas gubernamentales, muriendo en la lucha miles de obreros. Ello, y la posición minoritaria de sus tesis en la III Internacional, terminó por pasarle factura. Trató entonces de fundar una IV Internacional, lo que ocasionó la fractura en su seno. Tras escindirse de él la AAUD (Asociación Libre de Sindicatos Alemanes) en 1929 llegó su final, y con él el del movimiento revolucionario alemán.

Hecha esta síntesis del artículo, les dejo con él tal como aparece en la edición digital de la revista Tiempo de Historia. Si no lo leen correctamente, pueden acceder al mismo clicando aquí.

114f5fee8e3daf3e07191d3443239de00b53a5b1 (1)

a099923babcb8413f1a9a92e6cb38b4b4cdc57c9

54370ec0a4f26e657e8af9878f26a2e0cfdf2f6e

9a4c3253cad9610f21a1e018437dbbd4dbe3662d

d34e4e87754cc6668a7deee146894643ac10990e

d781c22bc95247770fd5814466ae129b3fca2ac6

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El Partido Comunista Obrero Alemán (1920-1929). La breve historia del KAPD

  1. Un artículo de investigación repleto de información relevante para entender mejor la Alemania de los años 20. Es curioso, el otro día estuve leyendo un libro de Christopher Isherwood, El señor Norris cambia de tren,que se desarrolla en los años inmediatamente anteriores a las elecciones de 1933 en Alemania y vi que incluso en aquel año el partido comunista tuvo alrededor del 15% de los votos.

    • Leí a Isherwood para documentarme para mi novela Adiós, mirlo, adiós. Adiós a Berlín me dio muchas ideas. El 5 de febrero, ya siendo Hitler canciller, se celebraron elecciones parlamentarias. El NSAPD, el partido nazi, superó los diecisiete millones de votos (el 43,9 por cien), lo que le otorgaba 288 escaños (92 más que las elecciones anteriores) de un total de 647. Los socialdemócratas consiguieron diez millones menos de votos (el 18,3 por cien) y 120 escaños, y los comunistas casi cinco millones de votos (el 12,3 por cien) y 81 escaños. No en balde, los comunistas fueron el mayor grupo de prisioneros en los primeros campos de concentración.

  2. etarrago dijo:

    Investigación y formación, amigo Manuel.
    Como siempre, gracias y un abrazo muy fuerte

  3. ¡Vaya trabajo tan bien documentado! Para escribir, que sea así. Feliz noche.

  4. xibeliuss dijo:

    Muy interesante, Manuel. Gracias por rescatarlo.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s