10 respuestas a “Cuando el Waldorf Astoria de Nueva York se convirtió en el centro intelectual del rojerío mundial

    1. Poco a poco, la recuperación es lenta pero todo marcha de acuerdo con lo prevista. Eso sí, un dos o tres meses para volver a encontrarme como antes de la operación no me los quita nadie.
      Gracias por interesarte.Un fuerte abrazo.

  1. Estudiando medicina, como estoy, no me queda mucho tiempo para navegar por esta querida red y estos admirables posts que van colocando extraños seres maravillosos que como tú nos dejan boquiabiertos con su obra diaria.
    Magnífico post, como siempre, amigo Manuel.
    Ah, si escribes, es que sientes, es que estás … me alegra mucho saberlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s