La verbena de la Paloma

la-verbena-de-la-paloma-smedia-cartel

Es la noche del 14 de agosto en Madrid y se celebra la verbena de la Virgen de la Paloma. De advocación relativamente reciente –finales del siglo XVIII–, pronto fue venerada por los madrileños católicos, que la consideran su “patrona popular”. La fiesta religiosa con que se la honraba no tardó en estar acompañada de una verbena, que toma importancia a partir de 1875. Y es en esta tradicional y popular fiesta que se desarrolla la acción de la zarzuela de que nos ocupamos: La verbena de la Paloma.

Esa noche, la señá (señora) Rita está preocupada por Julián, un joven que tiene problemas amorosos pues esa misma mañana ha visto a su novia en un coche con otro hombre. Don Hilarión se dispone a ir a la verbena con dos muchachas que conoce: Casta y su hermana Susana, la novia de Julián. Por las calles de La Latina y tras varios incidentes entre Julián y don Hilarión por culpa de la muchacha, el inspector tiene que intervenir para restablecer finalmente el orden y reanudar el baile de la verbena.

La verbena de la Paloma es una de las zarzuelas del género chico, es decir, más corta y en un acto, que ha gozado y goza de mayor aceptación. Se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid, con el subtítulo “El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos”. La música es de Tomás Bretón y el libreto de Ricardo de la Vega. En un principio, su compositor debía ser Ruperto Chapí, pero este declinó la oferta cuando ya se estaba ensayando el libreto. En diecinueve días, Tomás Bretón –a pesar de que nunca había puesto música a un sainete– tuvo lista la partitura, partitura ciertamente lograda con fragmentos de lo más pegadizos que siguen formando parte de la memoria popular como las coplas de Don Hilarión “Una morena y una rubia”, la habanera “¿Dónde vas con mantón de Manila?” o las seguidillas “Por ser la Virgen de la Paloma”.

Como decíamos, consta de un solo acto, dividido en tres cuadros, y sus protagonistas representan los personajes más castizos del Madrid de la época. La versión que presentamos de la zarzuela es una grabación efectuada en el Teatro Calderón de Madrid en 1995. Son sus intérpretes María Rodríguez (Susana), Carlos Marín (Julián), Guadalupe Sánchez (Rita), Enrique del Portal (don Hilarión), Pepa Rosado (la tía Antonia), Amelia Font (Casta), Pepe Ruíz (el tabernero), Emilio Carretero (don Sebastián), Lola Merino (cantaora), Pedro Pablo Juárez (mozo primero) y David Muro (mozo segundo). Todos ellos bajo la dirección musical de José A. Irastorza y el acompañamiento del Ballet Alhambra.

Comienza esta con el correspondiente Preludio.

En el acto primero, Julián (cajista de imprenta) manifiesta a la señá Rita (mujer del tabernero, madrina y protectora de Julián) sus sospechas de que su enamorada, una modistilla de nombre Susana, le ha dicho que no puede ir a la verbena porque piensa salir a solas con un amante. Julián quiere vengarse y la señá Rita intenta consolarlo animándolo a ir con ella a la verbena.

Veamos del primer acto “Por ser la Virgen de la Paloma” (coro y seguidillas) y las Coplas de Don Hilarión: “Tiene razón Don Sebastián”.

El acto segundo transcurre enfrente de un café. Los vecinos escuchan y palmean a la cantaora. Susana se siente amargada por los celos de su novio y quiere darle un escarmiento. Así, con Casta, acepta las proposiciones que les hace un viejo, Don Hilarión, quien llega y trata de obsequiar a las muchachas con un refrigerio. Al salir por la puerta de la casa, Julián los reconoce y se produce una pelea, en la que intervienen los guardias y el tabernero, poniendo paz. Susana se marcha con don Hilarión, mientras Julián jura venganza.

Del cuadro segundo incluimos la escena entre don Hilarión y las chulapas “¡Oh, qué noche me espera!” y la conocida habanera concertante “¿Dónde vas con mantón de Manila?”.

En una calle convertida en salón de baile los vecinos bailan y disfrutan de la noche. Así comienza el tercero y último cuadro. Don Sebastián y su familia disfrutan de la velada cuando ven aparecer apresurado a don Hilarión, que se refugia en su casa. Julián lo ha perseguido y trata de buscarlo en el baile. Detrás de él vienen la señá Rita, la tía Antonia, Casta, Susana y los guardias, con los cuales mantienen una discusión. Don Sebastián intercede por Julián ante los guardias y este se reconcilia con Susana. Pero al entrar dentro del comercio Julián reconoce a don Hilarión. Trata de ir tras él y este desaparece entre el tumulto de gente, finalizando la obra con la alegría general al son de nuevo de “Por ser la Virgen de la Paloma”.

Hasta aquí una selección de los más significativos números musicales de La verbena de la Paloma en la versión de 1995. Por otra parte, tampoco hay muchos más que se puedan insertar. Así que, si les apetece verla íntegra, aquí la tienen.

Que pasen un buen día y que disfruten cuanto puedan quienes asistan a la tradicional verbena.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La verbena de la Paloma

  1. Inmortal, dignísima obra.

  2. Estupendo enfoque para un género que,
    por estos pagos, siempre se lo evoca. Gracias Manu!!!!

  3. etarrago dijo:

    Extraordinario, amigo Manuel. Pasar por aquí es como ir al cine … pero más divertido, Me encanta este trabajo porque realmente lo es, un trabajo enorme y de calidad.
    Un abrazo

    • Gracias, Mamen. Últimamente no entró mucho al blog ni escribo nada, voy liadísimo con las últimas correcciones de mi próxima novela. Intentaré hacer algo.
      Un abrazo.

      • mamenblanco dijo:

        No te preocupes, no te lo tomes como una obligación. Me sabe mal haberte comprometido. Tú a lo tuyo y listo. Gracias por contestar. Mira que cuando fui poniendo los comentarios en los sitios que había nominado me lo pensé, pero después me di cuenta del compromiso que esto supone. No le hagas caso y listo. Yo lo he hecho esta vez, pero creo que será la última. Hacerlo es para dar a conocer otros sitios y que te conozcan, pero hay otros medios que no son tan engorrosos como esto. Si quieres mira este enlace sobre estas cosas, es de Icástico, no sé si conocerás el blog. Un saludo y perdona. https://rebloguear.wordpress.com/premios-en-cadena/liebster-awards-y-otros-premios/

    • Nada que perdonar, Mamen. Todo lo contrario. Agradecido por que hayas pensado en mí. Además, no podías saber que andaba atareado con las últimas correcciones la novela.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

  4. En mi opinión debería estar mejor considerada la zarzuela en España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s