Louis Armstrong

Louis_Armstrong_1968

Louis Armstrong en 1968.

Hoy, 4 de agosto, se cumplen 115 años del nacimiento de Louis Armstrong, un músico de enorme trascendencia que revolucionó el mundo del jazz con las agudas notas que salían de su trompeta y su resquebrajada voz, un artista único, uno de los más grandes que dio el siglo XX cuya obra sigue siendo tremendamente actual.

No es la primera entrada que dedicamos a Louis Armstrong y probablemente tampoco será la última. La que publicamos hoy aúna parte de la que en su día publicamos con una ampliación del texto y nuevos vídeos.

Este excelente trompetista y cantante de jazz nació en Nueva Orleans –la denominada cuna del jazz– en 1901. De niño, en medio del ambiente de miseria en que vivía, comenzó a cantar con algunos compañeros en locales públicos. En 1917 pasó a integrar la orquesta de Kid Ory y desde entonces su carrera transcurrió por un continuo camino de éxitos progresivos. Formó parte también de las bandas de King Oliver y Fletcher Henderson y en 1925 fundó su propio grupo, el mítico Hot Five. Durante la década de 1930 fue el precursor del paso del estilo polifónico del tradicional New Orleans a la preponderancia del solista, propia de las nuevas corrientes del jazz. Grabó más de un centenar de discos y participó en una quincena de películas. Conocido también por el sobrenombre de Satchmo, falleció en Nueva York en 1971.

Lo escuchamos antes que nada en una de sus primeras grabaciones: West End Blues, un tema de 1928 de otro gran trompetista, Joe King Oliver, que Armstrong grabó ese mismo año.

Vamos ahora con unos vídeos de sus actuaciones en directo con algunos de los temas más notables de su repertorio. El primero recoge la famosa canción de 1928 compuesta por Kurt Weill, con letra de Bertolt Brecht, Mack The Knife (Die Moritat von Mackie Messer es su título original), perteneciente a La ópera de cuatro cuartos. La actuación de Armstrong es de 1959; el lugar lo desconocemos.

Armstrong se prodigó en giras por casi todo el mundo occidental. Su popularidad era tan grande que el Gobierno estadounidense no dudó en utilizarlo con fines propagandísticos a través de las actividades que organizaba el supuestamente independiente Congreso por la Libertad de la Cultura (luego se supo que todo ello estaba orquestado y financiado por la CIA). ¡Fíjense cómo admiramos a los negros! ¿Cómo pueden decir que somos racistas? Naturalmente, Satchmo –como otros muchos– nada sabía del entramado.

Quedémonos ahora con su música, con tres espléndidas melodías del repertorio que conformó su programa, durante una gira por Australia. Los tres vídeos están grabados en Sidney, en marzo de 1963, y corresponden a las canciones When It’s Sleepy Time Down South (1931, de C. Muse y L. y O. René para el filme Safe in Hell), una de las preferidas de Armstrong, que grabó e interpretó centenares de veces; la conocida How High The Moon, compuesta por Morgan Lewis y Nancy Hamilton para la revista de Broadway Two for the Show (1940), y Now You Has Jazz, una composición de Cole Porter perteneciente a la película Alta sociedad (1956).

En la década de 1950 Armstrong y su sexteto se convirtieron, como veíamos, en “embajadores de buena voluntad de Estados Unidos” por el mundo, lo que –al tiempo que era cada vez más apreciado en el exterior– hizo que en su país se le asimilara a una versión moderna del Tío Tom, el negro pusilánime. Aunque se ha calificado su actitud sobre el problema racial de excesivamente complaciente, lo cierto es que nuevos documentos que vieron la luz al cumplirse los treinta años de su fallecimiento nos muestran a un Armstrong que no dudaba en protestar contra el segregacionismo, si bien recomendaba cierta paciencia con los abusos y criticaba a algunos destacados defensores de los derechos civiles. Un personaje complejo y contradictorio, pues, pero un gran músico.

Fue por esta época que su rostro comenzó a ser cada vez más habitual en la gran pantalla. Veámoslo en un par de secuencias: con Billie Holiday interpretando The Blues Are Brewin (un tema de Louis Alter y Edgar De Lange) en la película de 1947 dirigida por Arthur Lubin New Orleans, y de la película antes mencionada, Alta sociedad –dirigida por Charles Walters y estrenada en 1956, en la que hacía de sí mismo– con un fantástico tema de Cole Porter titulado High Society Calypso.

También durante esta época colaboró con los más importantes instrumentalistas y vocalistas, destacado los tres álbumes que grabó para Verve con Ella Fitzgerald: Ella and Louis (1956), Ella and Louis Again (1957) y Porgy and Bess (1958). Al primero pertenecen las dos canciones que incluimos acto seguido, a cuál más bella: Tenderly (1946, música de Walter Gross y letra de Jack Lawrence) y Moonlight in Vermont (1944, música de Karl Suessdorf y letra de John Blackburn).

En la década de 1960 la música de Louis Armstrong se acercó al pop y su Hello Dolly! llegó a desplazar del número uno de las listas nada menos que a los Beatles en 1964. Cinco años después, en 1968, año de protestas y contestación, volvió a coronar las listas con el optimista What a Wonderful World, escrita especialmente para él con la idea de ser un antídoto al clima político y racial de la convulsa década. Hello, Dolly! fue compuesta por Jerry Herman para su musical homónimo estrenado en Broadway en 1964 y Satchmo la grabó ese mismo año. Escuchamos su versión en esta actuación en directo durante un concierto que dio en Berlín en 1965. En cuanto a What a Wonderful World es una canción jazz escrita por Bob Thiele y George David Weiss, estrenada por Louis Armstrong y editada por primera vez como single a principios del otoño de 1967.

Este Armstrong aparentemente más comercial, mantenía no obstante todo su buen hacer jazzístico. Prueba de ello son estos dos vídeos con los que cerramos la entrada con dos actuaciones más en directo. En el primero, con sus All Stars y la cantante estadounidense Jewel Brown interpreta When The Saints Go Marching In, un himno góspel que toma elementos de música folk cuyo origen exacto es desconocido, durante el concierto en Berlín de 1965. En el segundo, un tema de 1940, Blueberry Hill (música de Vincent Rose y letra de Larry Stock y Al Lewis), durante su intervención en el festival de jazz de Newport de 1970.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Louis Armstrong

  1. Junior dijo:

    Son personas, que nunca se olvidan.

  2. luisjuli2 dijo:

    Grandísimo Louis Armstrong!!!

  3. luzsobretodo dijo:

    Genial Louis Armstrong, todo un Artista. Gracias por recordarlo!

  4. mamenblanco dijo:

    Te “curras” bien las entradas 😛 Aquí se aprende sí o sí.

  5. Pst dijo:

    Tengo la sensación de que Satchmo fue, o es, muy popular y muy desconocido a un tiempo (salvando las distancias, algo parecido a lo que aquí ocurrió siempre con Paco de Lucía). Musicalmente, todo lo que se diga de él es poco. Da gusto leer entradas como esta.

    • Creo que se banalizó en exceso su música, pero, sí, completamente de acuerdo: “todo lo que se diga de él es poco”. Y yo añadiría que todo “lo bueno”.
      Miles de gracias por tan amable comentario.

  6. Paco López dijo:

    Satchmo siempre resulta una bocanada de aire fresco musical y si «sopla» en agosto, doblemente. Un saludo de Paco López.

  7. cuidarconcuidado dijo:

    Este enlace sí funciona. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s