Murió Marni Nixon, la voz (fantasma) de Hollywood

Marni Nixon

Marni Nixon en 2003 como Pierrot Lunaire durante una representación del espectáculo “The Cabaret Songs of Arnold Schönberg”. / HIROYUKI ITO / El País

Marni Nixon, la voz de Audrey Hepburn en My Fair Lady, de Natalie Wood en West Side Story y de Deborah Kerr en El rey y yo, y de otras muchas, falleció el pasado domingo 24 de julio en Nueva York a los 86 años. Muchos medios de comunicación, al publicar su obituario, se refieren a ella como “la voz fantasma” de Hollywood, o del cine musical. Ello se debe a que en 1964 la revista Time la calificó como “The Ghostess with the Mostest”. Y eso fue durante mucho tiempo, una voz fantasma, una voz prestada a otras.

Publicábamos el pasado día 12 una entrada titulada Tú pones la imagen. Yo, la voz sobre las dobladoras de la industria cinematográfica de Hollywood en las películas musicales, de las que el caso más relevante –no el único– es el de Marni Nixon. En ella comentábamos que no solo no aparecían en los títulos de crédito sino que los contratos leoninos de las productoras incluían una cláusula que las obligaba a permanecer en el anonimato. Mas, poco a poco, el mundillo del cine dejó de ser tan restringido y las producciones cinematográficas comenzaron a difundirse cada vez más, pues a su paso por las televisiones de todo el mundo siguió su comercialización en vídeo. Entonces, algunos periodistas indagaron y descubrieron la verdad. Las dobladoras comenzaron, así, a perder el inmerecido anonimato.

Fue a partir de entonces que se comenzó a valorar la voz de Marni Nixon, si bien esta siguió siendo mucho más popular que su rostro. Marni nació el 22 de febrero de 1930 en Altadena (California), hizo sus pinitos como actriz infantil y estudió canto y ópera. A los 17 años debutó con la Filarmónica de Los Ángeles bajo la dirección de Leopold Stokowski, fue solista de la coral de Roger Wagner y en 1954 debutó en Broadway en un espectáculo que duró solo dos meses.

Su privilegiada voz de soprano, su versatilidad y su capacidad para abordar casi todo tipo de registros, llamó la atención de los directivos de Hollywood, que le ofrecieron en 1948 doblar las voces de los ángeles que oye Ingrid Bergman en la película Juana de Arco. Vamos a escucharla antes de continuar interpretando la aria de “Bachianas brasileiras nº 5”, la más famosa de este grupo de obras creadas por el compositor brasileño Heitor Villa-Lobos entre los años 1930 y 1945. La grabación es de 1959 y la acompaña la orquesta de cellos de Felix Slatkin. Comprobarán por qué su primer trabajo como dobladora fue poner voz a unos ángeles.

Desde entonces se convirtió en la preferida para el doblaje de las voces de famosas actrices en las canciones de conocidas películas musicales. Entre otras muchas, dobló a Margaret O’Brien en The Secret Garden (1949), a Deborah Kerr en The King and I (1956, El rey y yo)–también en Tú y yo (1957)–, a Natalie Wood en West Side Story (1961) y Audrey Hepburn en My Fair Lady (1964), y suyas son asimismo algunas notas agudas de la interpretación de la canción “Diamonds are a Girl’s Best Friend” por Marilyn Monroe –no llegaba esta a los tonos más altos– en Los caballeros las prefieren rubias (1953). También grabó las canciones de Mary Poppins para una colección de canciones de la película editada por Disneyland Records en 1964. Vemos acto seguido los números “Getting To Know You”, de El rey y yo; “Tonight”, de West Side Story, y “I Could Have Danced All Night”, de My Fair Lady.

El vídeo que sigue, y que nos presenta ella misma, es un resumen de sus más conocidos doblajes.

Era tan buena que, como vemos ahora en este otro vídeo, se filmaba para que sirviera de referencia a otras dobladoras de otros países.

Su último doblaje fue el de Abuela Fa en la película infantil de animación Mulan (1998). A ella pertenece la secuencia que incluimos, con el tema “Honor to Us All”.

No queremos despedir a esta excepcional voz sin verla en dos actuaciones suyas en directo (aunque ya figuren en la entrada que dedicamos a Marni Nixon y aunque nos hubiera gustado incluir alguna más, sobre todo del espectáculo The Cabaret Songs of Arnold Schönberg, pero no hay vídeos). En la primera, con Henri Mancini, interpreta el tema “Oliver!”, de la película homónima que dirigió Carol Reed en 1968, durante la ceremonia de entrega de los premios Oscar de 1969 presentando el premio a la Mejor banda sonora, que recayó en John Green por dicho filme. En el segundo canta “Vivaldi”, de la producción Off-Broadway del musical Taking My Turn (1983).

Marni nos dejó, pero su voz nos acompañará siempre.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Murió Marni Nixon, la voz (fantasma) de Hollywood

  1. Qué original lo de la revista Time, hacer un juego de palabras con el tema de Call Me Madam jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s