¿La fiesta de la democracia?

CAP_F

Cuando se acercan unas elecciones nos cansamos de leer y de escuchar que el día de las votaciones es el de la fiesta de la democracia. ¿Por qué, entonces, son tantos en España los que no quieren que se repitan elecciones? ¿La gente no quiere fiesta? ¿No quiere participar en tan solemne celebración? No entiendo nada. A no ser que, como escribió Bertolt Brecht en su libro Historias del señor Keuner (1930), toda esta parafernalia sea como aquel arbusto que “estaba plantado en un macetón y se empleaba en las fiestas como elemento decorativo”. Y la gente se ha cansado de que la decoración sea siempre la misma. O que prefieran el trabajo a la fiesta, la rutina a la variación, lo cotidiano a lo excepcional. La conformidad en definitiva, pues no hay fiesta que valga, ¡oiga!, que lo que está en juego es otra cosa, es que quiero que me resuelvan mis problemas, ¡ya!, ¡quién sea! Puede que tuviera razón Tocqueville cuando decía que el individualismo es un estado natural del ser humano. Y es que cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión, que dijo Voltaire.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Tiempo presente y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a ¿La fiesta de la democracia?

  1. almaleonor dijo:

    Las elecciones son la máxima expresión de la democracia participativa, la intervención del pueblo en la política, de todo el pueblo. No dejemos nunca de pensar en eso, porque hay quien quiere que se deje de votar y utiliza cualquier cosa para desprestigiar el mismo hecho de votar. Mira si no lo que ha pasado con el Brexit… que si eso es lo que pasa por dejar votar a todo el mundo, llegué a leer… si ahora empezamos a hacer caso a los que claman por no repetir las elecciones estaremos dando pábulo a quienes quieren imponer una dedocracia de los negocios. Están aprovechando los resultados no concluyentes (en mayorías absolutas) y la falta de entendimiento entre partidos para desprestigiar el elemento más democrático y participativo de una democracia, las elecciones.
    Espero que no caigamos en su trampa.
    AlmaLeonor

    • Creo que no votar es también un derecho. En este país, la abstención no está penada. Elecciones y democracia, por otra parte, no son sinónimos. Nada hay de malo en abstenerse y en hacerlo activamente, es decir, como forma de mostrar la repulsa a un sistema que ni es el único posible para la humanidad ni puede ser eterno, como la historia muestra.

      • almaleonor dijo:

        No votar es un derecho, totalmente de acuerdo, pero forma parte de la convocatoria de elecciones. Si no se convocan, uno no puede elegir “no votar” 🙂 Y la democracia es, hoy por hoy, el menos malo… no el mejor de los sistemas políticos existentes. Que no será eterno lo demuestra esta etapa de cambios que estamos viviendo… 🙂

  2. almaleonor dijo:

    Por cierto, menudo pájaro el Voltaire, que no soltaba un duro y acumuló una gran riqueza….

  3. icástico dijo:

    Bingo, Manuel, lo pienso muchas veces. Mis deseos los pido hasta que se hagan realidad, a mi no mi importa votar, no me cansa, no soy un vago como esos que son incapaces de llegar a un entendimiento. Lo haré las veces necesarias para sacarle los colores a esa canalla.

    • Creo que se puede votar y también no votar. Quiero decir abstenerse como medida de repulsa a este sistema. Ambas opciones me paracen válidadas. Lo que no entiendo es que haya tanta queja ante la posibilidad de unas nuevas elecciones. Claro que lo que se pretende es que el Gobierno siga en manos de los mismos, y, si no, que la forma de hacer política no cambie.

  4. mamenblanco dijo:

    Reblogueó esto en solo reblogueoy comentado:
    el individualismo es un estado natural del ser humano

  5. Pingback: ¿La fiesta de la democracia? — EL BLOG DE MANUEL CERDÀ | nz

  6. La fiesta está bien, pero el objetivo es que nos resuelva los problemas el partido que hemos votado. Y eso pensamos todos y a la vez, por eso sale lo que sale. No se puede dejar en manos del que vota que piense en todas las posibles consecuencias, acuerdos, pactos, situaciones, etc., pero si que tiene que tener la garantía de que se respeta lo fundamental de lo que se promete en campaña. A ver quien lo hace ¡

  7. Debería. Por supuesto. Pero no es así. Es un problema sistémico esencialmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s