Maurice Jarre

Jarre

El día más largo, Lawrence de Arabia, Doctor Zhivago, Pasaje a la India, Gorilas en la niebla… Son solo cinco títulos de muy buenas películas –unas más que otras, pero buenas todas ellas– cuya banda sonora original es obra del gran compositor francés Maurice Jarre, autor de la música de más de 150 películas muchos de cuyos temas son una referencia ineludible en la historia de la música para cine y forman parte de la memoria popular –de cinéfilos y no cinéfilos– tanto o más que los filmes en que figuran.

Nacido en Lyon en 1924 y fallecido en Los Ángeles en 2009, comenzó a componer para cine en 1952 en su país (la de Hôtel des Invalides fue su primera banda sonora) y diez años más tarde alcanzó el reconocimiento mundial –ya disfrutaba de él en Francia– con la música de las bandas sonoras de las películas de habla inglesa El día más largo (estadounidense) y Lawrence de Arabia (británica).

Comenzamos con la obertura de El día más largo y el tema principal de Lawrence de Arabia, ambas estrenadas en 1962. El día más largo (The Longest Day) primero –en Francia e Irlanda en septiembre de 1962 y en Estados Unidos y Gran Bretaña en octubre– y Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia) poco después: en Estados Unidos y Gran Bretaña en diciembre. El día más largo fue dirigida por Ken Annakin, Andrew Marton y Bernhard Wicki y narra, de forma muy americanizada, el desembarco de Normandía. Lawrence de Arabia fue su primera colaboración con el maestro David Lean. Para Lean –cumpliendo el refrán español “A tal señor, tal honor”– compuso algunas de sus mejores bandas sonoras. Los tres Oscar a la Mejor banda sonora que consiguió fueron con filmes dirigidos por él. El primero por Lawrence de Arabia.

Como observarán, la mayoría de los vídeos que figuran en la entrada son de imágenes fijas, a veces solo una. Ello se debe a la carencia de otros con las respectivas secuencias de las películas –la calidad de imagen de los pocos que hay es muy deficiente– y a la prioridad, dadas las circunstancias, de que la música de Jarre –que en definitiva es el tema que nos ocupa– pueda escucharse tal como en su momento se conoció.

Aclarado este extremo, vamos con ellos.

Tras el éxito de Lawrence de Arabia se instaló en Hollywood y comenzó a colaborar con directores  como Alfred Hitchcock (Topaz), John Huston (El juez de la horca, El hombre que pudo reinar) o Luchino Visconti (La caída de los dioses). Además de con David Lean, por supuesto. Por la banda sonora de la película que este dirigió y se estrenó en 1965 Doctor Zhivago, su segunda colaboración con Lean, ganó el segundo Oscar a la Mejor banda sonora original. Incluimos de la misma el sobresaliente y conocidísimo “Tema de Lara”.

A la película francesa de 1966 ¿Arde París? (Paris brûle-t-il?), que dirigió René Clément con guion adaptado por Francis Ford Coppola y Gore Vidal –otro filme bélico– corresponde este vals de ritmo quebradizo que muestra, una vez más, su enorme capacidad para componer.

Más música para el cine de Lean. Ahora con el tema de principal de La hija de Ryan (Ryan’s Daughter), estrenada en 1970.

La música de Jarre rezuma frescura y originalidad, incluso en géneros como el western, cuyas composiciones para Los profesionales, ¡Villa cabalga! o El juez de la horca se alejan de los tópicos que hasta entonces la encorsetaban. Del filme de Huston El juez de la horca (The Life and Times of Judge Roy Bean) es la canción “Marmalade, Molasses and Honey” –letra de Marilyn Bergman y Alan Bergman– que canta Andy Williams y con la que obtuvo el Globo de Oro a la Mejor canción original. La escuchamos en un vídeo con la secuencia del mismo.

Regresamos a su colaboración con David Lean y a su tercer Oscar a la Mejor banda sonora original. Lo obtuvo por la película de 1984 Pasaje a la India (A Passage To India). Escuchamos los temas “Chandrapore” y “A Passage To India Adela’s”.

Finalizamos con el tema principal de Gorilas en la niebla (Gorillas in the Mist), película estadounidense de 1988 que dirigió Michael Apted.

La última banda sonora que compuso fue para Sunshine, película de 1999 dirigida por István Szabó. Luego se retiró, ya que –opinaba– la industria cinematográfica apostaba ahora por “prácticos sintetizadores” en detrimento de la “orfebrería musical”. Decimos de algo que nos maravilla que es “de cine”. En este caso, pues, la música de Jarre es de cine por partida doble.

Disfruten del domingo (o lo que queda de él), que mañana ya es lunes.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Maurice Jarre

  1. A ver quién es el valiente que se decanta por una u otra, cuántas maravillas.

  2. lurda55 dijo:

    Grandes películas y bandas sonoras imperecederas. Como José Ángel me quedo con todas, si acaso…Doctor Zhivago…es tan romántica. Bss

    • Difícil elección, pero si no tuviera más remedio que quedarme con una también sería con el “Tema de Lara” de “Doctor Zhivago”. Claro, que hay que tener en cuenta que la presencia de Julie Christie es para mí un valor añadido.

  3. Todas tan preciosas películas como sus temas sonoros;
    pero me quedo con la última frase que se escucha, mientras
    se bambolea el cable del teléfono. . .
    – Paris Brennen. Parin Brennen..??
    (ni falta decir, quién preguntaba)

    pd : en aquél 1966 yo aun no tenía 15 años (soy de diciembre)
    y me impactó -entre otras cosas- que cada actor decía sus líneas,
    en su idioma de origen. . .

    • Yo cuando la vi era un adolescente y fui con mis padres al cine. Se me quedó la música grabada, que luego silbaba y le pedía a mi padre que me la recordara.

      • Estimado Manuel :

        Mis padres no iban conmigo a ninguna parte.-

        Vivíamos en Bariloche desde los ’50, donde había
        gran cantidad de ex-soldados y ex-jerarcas nazis.-
        (recordemos que de aquí -Argentina- se llevaron a Eichmann)

        Vergüenza me da mi patria..!!

        Entonces “ese” tubo telefónico colgando y la voz “a-los-gritos”,
        fue para mí más importante que la música de la película,
        porque fue haberlo derrotado a Hitler. . .

        Hoy, escuchando su música, reconozco que me gusta mucho;
        aunque no me impacte tanto, cómo sí había sucedido con
        esa última escena.-

        Abrazo Porteño..!!

      • Apreciado Jorge Luis,
        si vergüenza sientes de la condescendencia de Argentina respecto a los nazis, España no se queda corta, ni en su comportamiento con los nazis –a los que el régimen trató como lo que eran en esa época: amigos– ni con los españoles a los que el franquismo represalió. España es el segundo país del mundo en número de desaparecidos cuyos restos no han sido recuperados ni identificados (tras Camboya).
        Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s