Opereta en concierto. Grandes sopranos

Renée Fleming

Renée Fleming

Les ofrecemos hoy una selección de melodías de las operetas más conocidas a cargo de grandes voces, voces de reconocidas sopranos que normalmente se dedican a la ópera y que, con sus más o menos esporádicas incursiones en el mundo de la opereta, desmienten la generalizada opinión de que esta es un género menor, inferior en todo caso a la ‘verdadera música culta’. Lógicamente lo hacemos, como siempre, condicionados por la existencia de vídeos susceptibles de ser insertados. Todos tienen en común el hecho de haber sido grabados en galas o conciertos, no en representaciones de operetas.

Comenzamos con Elina Garanča, mezzosoprano letona, nacida en Riga en 1976, una de las principales estrellas del mundo de la música que ha actuado en los principales teatros de ópera y con reputadas orquestas sinfónicas. La escuchamos en el número “Ah, que j’aime les militaires”, de La Grande Duchesse de Gerolstein (La Gran Duquesa de Gérolstein), opereta de Jacques Offenbach estrenada en París en 1867. El vídeo es de 2014 y pertenece a Le Concert de Paris, concierto que se celebra en la capital gala cada 14 de julio, Día de la Fiesta Nacional de Francia, con la Orquesta Nacional de Francia y el Coro de Radio Francia y cuenta con la participación de destacadas figuras de la lírica, en este caso Elina Garanča.

Felicity Lott, la famosa soprano británica nacida en 1947 que ha cantado ópera y opereta en reconocidos escenarios de casi todo el mundo, es una de las que más y mejor ha interpretado a Offenbach. Ya la hemos visto en esta sección del blog, pero en fragmentos de representaciones de operetas, no en concierto como hoy. “Dites-lui qu’on l’a remarqué”, el tema que interpreta durante el recital que dio en el en el Oji Hall de Tokio en 2011, forma parte también de La Grande Duchesse de Gerolstein.

De Offenbach pasamos a Lehár. Ya dijimos que dependemos de la existencia o no de vídeos y, lógicamente, los que están disponibles se corresponden con las obras de autores más conocidos y representados, por lo que solamente las composiciones de los tres grandes de los mejores tiempos de la opereta –Offenbach, Strauss y Lehár–, además de los estadounidenses Herbert y Bernstein, figuran en la presente entrada. Vamos ahora con Johann Strauss y Die Fledermaus (El murciélago). Estrenada en 1874, no solo es una de sus mejores operetas, también lo es de todos los tiempos. Entre sus magníficas melodías se encuentra la preciosa “Spiel ich die Unschuld vom Lande”, que interpreta la soprano surcoreana nacida en 1962, Sumi Jo, quien tras debutar en 1986 en el Teatro Comunal Giuseppe Verdi de Trieste en el papel de Gilda, de Rigoletto, es hoy una de las más prestigiosas voces de la lírica gracias a su versatilidad y su excelente dominio de la coloratura, como nos muestra en esta actuación de 2014 en Roma durante el Concierto de Año Nuevo.

Lucia Popp (1939-1993) fue una popular soprano eslovaca que destacó por el clarísimo timbre de su voz, que dominaba como quería y alcanzaba el culmen con la coloratura, técnica en la que se la considera una de las más importantes sopranos posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Pueden comprobarlo en esta versión de “Schwipslied”, tema basado en Annen-Polka (1852), de Eine Nacht in Venedig (Una noche en Venecia), que Johann Strauss estrenó en 1883, su única opereta que no se representó por primera vez en Viena, sino en Berlín. La actuación corresponde al Concierto de Año Nuevo de Viena de 1979.

La húngara Andrea Rost, soprano que posee un amplísimo registro de voz, es –acompañada del tenor José Carreras– quien interpreta uno de los valses más famosos de Johann Strauss, Wiener Blut (Sangre vienesa), composición que da nombre a la opereta homónima, en realidad una obra de Adolf Müller con música de Strauss que se estrenó en Viena en 1899. Strauss, que ya contaba con 74 años de edad, no se encontraba físicamente bien y la tarea de estructurar la opereta correspondió a Müller, quien eligió Wiener Blut como tema principal. Wiener Blut había sido compuesto por Strauss en 1873 con motivo de la boda de la hija del emperador Francisco José, la archiduquesa Gisela María Luisa, y el príncipe Leopoldo de Baviera. Zubin Mehta dirige la Filarmónica de Viena en la Johann Strauss Gala Concert en el Vienna Court Opera Theatre el 5 de abril de 2000.

Nacida en 1959, la soprano de ópera estadounidense Renée Fleming, es una de las grandes divas del panorama actual gracias a su depurada técnica, su sugerente y sensual voz y su dominio del escenario. La escuchamos en el delicioso vals “Lippen schweigen”, de la opereta de Franz Lehár Die lustige witwe (1905, La viuda alegre), una de las operetas más conocidas y representadas. También una de las mejores que se han compuesto, con melodías de fácil audición, llena de hallazgos musicales y momentos inspirados. Se estrenó en el Theater an der Wien, en Viena, el 30 de diciembre de 1905 y desde entonces no ha dejado de representarse. Acompaña a Renée Fleming el barítono inglés Christopher Maltman, con la Ópera Estatal de Dresde, durante el Concierto de Fin de año de 2010.

La soprano Ana Maria Labin, nacida en Bucarest en 1981 aunque nacionalizada suiza, debutó en el Teatro de la Scala de Milán en 2008 precisamente con la opereta de Lehár que acabamos de mencionar, La viuda alegre, en el papel de Valencienne. También de Lehár es Der Graf von Luxemburg (El conde Luxemburgo), opereta que se estrenó en el Theater an der Wien de Viena el 12 de noviembre de 1909, y a ella pertenece el tema que interpreta junto al tenor Piotr Beczala, “Ich bin verliebt”, durante la Gala Lehár de 2010 en la Ópera de Dresde (Semperoper) con la Orquesta Estatal Sajona de Dresde (Staatskapelle), dirigida por  Christian Thielemann, y el Coro de la Ópera Estatal.

Continuamos con Lehár. Anna Netrebko, soprano de origen ruso que en 2006 obtuvo la ciudadanía austríaca es, sin duda, otra de las grandes divas del siglo XXI, gracias a una voz de gran pureza y amplísima tesitura. Brilla particularmente en el repertorio belcantista y romántico y en las grandes óperas rusas, y es famosa por la fogosidad con que encarna algunas heroínas líricas. En el vídeo que figura a continuación la vemos, con la BBC Symphony, durante los conciertos de los Proms de 2007, en el conocido número de Giuditta “Meine Lippen, Sie Kussen so Heiss”. Estrenada el 20 de enero de 1934 en el Vienna State Opera fue la última opereta del compositor austriaco y corresponde al último periodo creativo de Lehár, en el que su escritura vocal se volvió más ambiciosa, por lo que está escrita para cantantes de ópera, de voces más poderosas y de tesitura más amplia.

Como habrán podido observar, hemos seguido hasta el momento un orden cronológico en función del año en que fue compuesta cada una de las obras a las que pertenecen los temas. Damos ahora un paso hacia atrás en el tiempo y nos vamos a principios del siglo XX, concretamente al año 1910, año en que Victor Herbert estrenó la popular Naughty Marietta. Se representó por primera vez 24 de octubre de 1910 en Syracuse, Nueva York, y el 7 de noviembre de 1910 abrió la temporada en Broadway. La opereta se convirtió en el mayor éxito de Victor Herbert y ha sido representada muchas veces y llevada al cine en 1935, con Jeanette MacDonald y Nelson Eddy. El tema que de la misma escuchamos es “Italian Street Song” y su intérprete Lee Jong-Mi, soprano surcoreana nacida en 1996, una joven promesa de la lírica. La actuación tuvo lugar en KBS Hall de Seúl.

Finalizamos con una de las más famosas sopranos francesas de la actualidad, Natalie Dessay, que no solo posee un amplísimo registro de voz y un gran dominio de la coloratura sino que hace honor a sus palabras en cada actuación: “El trabajo de un cantante de ópera no es solo el de cantar; también debe actuar. Lo contrario es inadmisible y me molesta mucho que haya cantantes que sólo hagan la mitad de su trabajo, cuando la ópera es música y teatro”. Así, con su depurada técnica y su tremenda expresividad, triunfa en todo cuanto hace y sigue manteniendo su buen hacer a pesar de los problemas de salud que la mantuvieron alejada del mundo de la ópera no ha mucho durante un tiempo. Aunque Offenbach es uno de los habituales del repertorio de Dessay, no es suyo el tema que interpreta sino de Leonard Bernstein. Se trata de “Glitter and Be Gay” y forma parte de Candide, probablemente la última gran opereta del siglo XX que se estrenó en Broadway en 1956. La actuación tuvo lugar en 2005 durante la edición de ese año de Victoires de la musique classique, ceremonia anual que se celebra en Francia para premiar a los solistas e instrumentistas de la música clásica. Dessay fue galardonada en dicha edición como Artista lírica del año, reconocimiento que ya había obtenido en 1995, 1996, 2000 y 2002.

Que tengan un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Opereta en concierto. Grandes sopranos

  1. etarrago dijo:

    Palabras y voces mayores, Manuel. Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s