Cabaret

cabaret2

Cabaret es un musical basado en la obra del escritor británico, nacionalizado luego estadounidense, Christopher Isherwood (1904-1986) Adiós a Berlín, publicada en 1939. Con música de John Kander y letra de Fred Ebb, se estrenó en Broadway, en el Broadhurst Theatre, el 20 de noviembre de 1966. Dos años después triunfaba también en Londres y, en 1972, Bob Fosse lo llevó a la pantalla grande con Liza Minelli y Joel Grey (quien ya figuraba en el reparto de Broadway). Primeramente se le propuso a Julie Andrews el papel de la protagonista (Sally Bowles), pero esta declinó la oferta.

Ambientado en 1931 en Berlín, en pleno ascenso de los nazis al poder, se centra en la vida nocturna en el sórdido Kit Kat Klub ─una recreación del famoso Eldorado, donde solían acudir los turistas a ver hombres vestidos de mujer, que se cerró en 1933 nada más hacerse Hitler con la Presidencia─ y gira en torno a la relación entre la artista de cabaret Sally Bowles y el joven escritor americano Cliff Bradshaw.

Lamentablemente, no estamos en disposición de ofrecerles ─por falta de material fílmico disponible en la red─ los números musicales, sencillamente soberbios, de la versión original, es decir, la teatral. Así que vamos a ver algunos de estos, los más celebrados –y no menos soberbios–, del filme de Fosse, ganador de ocho Oscar, cuyo argumento es sensiblemente distinto al del musical. Asimismo, algunas de las canciones de este fueron sustituidas por otras, compuestas también por John Kander y Fred Ebb.

Empezamos con “Willkommen”, tema que abre la obra e interpreta Joel Grey. Parece ser que el maestro de ceremonias que este encarna se inspira en Paul Morgan (1886-1938), una de las estrellas más famosas de los años 20 y cofundador de uno de los cabarets más ilustres de la Alemania de Weimar: el Kadeko de Berlín.

Continuamos con “Mein Herr”, con Liza Minnelli en todo su esplendor. Este tema es uno de los se compusieron expresamente para la película, sustituyendo al que figura en el musical: “Don’t Tell Mama”, aunque no por ello este deja de utilizarse en algunos momentos de la película.

Seguimos con “Maybe This Time”, con Liza Minelli cantándole a Michael York (en la película Bryan Roberts, en vez de Cliff Bradshaw) que parece haber encontrado la suerte al conocerlo. Con esta canción ocurre justamente lo contrario que con “Mein Herr” o con el número que insertamos a continuación (“Money, Money”). “Maybe This Time” no se escribió para la versión cinematográfica. Kander y Ebb la habían compuesto dos años antes para la cantante y actriz Kaye Ballard, se integró luego en la banda sonora de la película de Fosse y pasó a formar parte del musical una vez se estrenó el filme. En cuanto a “Money, Money” –uno de los números más populares, aparte del que da título al musical y a la película– sustituyó a “The Money Song” y también se incorporó al musical tras el estrenó del filme.

Vamos ahora uno de los números más transgresores, “Two Ladies”, de nuevo con Joel Grey. “Todo el mundo en Berlín tiene sin problemas una maravillosa compañía en la cama. Algunos tienen dos (…) Dos damas (…) Y yo soy el único hombre (…) Me gusta (…) Dos por uno (…) Nada es mejor que tres, y yo duermo en el medio”.

No menos transgresor es “If You Could See Her”, tema en el que Joel Grey manifiesta su amor por una gorila judía (no a sus ojos, ni a los de nadie que la mirara como él).

Entre uno y otro, encontramos “Tomorrow Belongs to Me” (El mañana me pertenece), canción que interpreta un joven nazi, un camisa parda, a quien pone voz Mark Lambert, y que plasma ese espíritu nacionalsocialista de exaltación de la raza aria y lo hondo que había calado en el pueblo alemán (no olvidemos que Hitler llegó al poder gracias al voto masivo de una holgada mayoría).

“La vida es un cabaret”, hay que aceptar que solo se vive una vez, “toda tu vida es un cabaret y yo amo el cabaret”. Es parte de la letra –un compendio de la misma en el fondo, y del musical– del penúltimo número: el más que famoso “Cabaret”.

Y el final, el de la película y el de la entrada, en el que de nuevo Joel Grey recrea el tema principal y nos sume en ese Berlín decadente que de manera tan acertada describió Isherwood.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cabaret

  1. Especialmente lo que más me gusta de este musical es la contraposición entre la vida ligera y alegre del cabaret y los horrores que se avecinaban con el ascenso del nazismo ejemplificado por la pretendida solemnidad de Tomorrow belongs to me.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s