Mi corazón siempre pertenecerá a Papi

sharafyan-2009060710131-my_heart_belongs_to_daddy_number-original

Dolly Winslow, una chica de espíritu libre, a quien le gusta coquetear con los hombres, se halla tirada en una estación de tren en Siberia, vestida con un abrigo de piel. Rodeada de hombres siberianos deseosos, dice cantando –al tiempo que realiza un striptease– que desde que ha encontrado a Papi ha dejado de flirtear con otros, pues su corazón le pertenece. Papi es un viejo periodista forrado que ha conocido. Así lo explica: “Estaba acostumbrada a rendirme / al amor en cualquier momento / con aquellos chicos que van detrás / de hermosas jóvenes. / Pero ahora me he encontrado, / ahora me siento dispuesta / a ocuparme solo de mis deberes. / Mientras estoy jugando al golf / debería seducir al caddie, / pero me rajo, no acabo de hacerlo, / pues mi corazón pertenece a Papi. / Si invito a un chico una noche / a cenar mi mejor pescado / me gusta que me pida algo más, / pero mi corazón pertenece a Papi. / Sí, mi corazón pertenece a Papi / y no podría ser mala. / Sí, mi corazón pertenece a Papi. / Da-da-da, da-da-da, da-da-da… / Por ello quiero advertirte, chico, / que aunque sé que eres genial, / mi corazón pertenece a Papi / porque Papi lo trata muy bien”.

Mary Martin en el estreno de Leave...

Mary Martin como Dolly Winslow en “Leave It to Me! (1938), musical en el que se estrenó “My Heart Belongs to Daddy”.

La escena que describimos pertenece al musical de Cole Porter Leave It to Me!, estrenado en 1938. Ambientado en la Unión Soviética, fue un éxito, pero después de la Segunda Guerra Mundial su tratamiento cómico de los soviets y de los nazis parecía fuera de lugar. No volvió a reponerse hasta finales de la década de 1980. No sucedió lo mismo con la canción que interpretaba Dolly –que ya habrán adivinado que se trata de My Heart Belongs to Daddy (Mi corazón pertenece a Papi) y que en 1023 cumplió su 75 aniversario–, pues figura desde entonces entre los grandes standards de la música popular y ha sido grabada por todo tipo de cantantes y músicos instrumentistas, entre otros Ambrose & his Orchestra, Count Basie, Teresa Brewer, Rosemary Clooney, Noel Coward, Eddie Duchin, Ella Fitzgerald, Dizzy Gillespie, Stephane Grappelli, Eartha Kitt, Peggy Lee, Julie London, Mary Martin, Glenn Miller, Liza Minnelli, Marilyn Monroe, Anita O’Day, Charlie Parker, Oscar Peterson, The Platters, Artie Shaw, Zoot Sims o Dee Dee Bridgewater.

Presentamos hoy una selección de diversas interpretaciones de esta fantástica canción –bueno, como todas las de Cole Porter–, empezando por la que hace Mary Martin –la primera que la cantó, pues fue una de las protagonistas del estreno de Leave It to Me!– haciendo de sí misma en la película musical de 1946, dirigida por Michael Curtiz, Night and Day, basada en la vida de Cole Porter. Incluimos este vídeo el primero pues es la versión que más se ajusta a tal como se representó cuando el estreno de Leave It to Me!

Dos años después del estreno de Leave It to Me!, la canción fue incorporada a la película de Mark Sandrich Love Thy Neighbor, siendo de nuevo Mary Martin quien la interpreta. Veamos la secuencia.

My Heart Belongs to Daddy, como comentábamos más arriba, se hizo tremendamente popular nada más estrenarse. Ese mismo año ya la grabó Ambrose & his Orchestra, una big band británica más famosas de las décadas de 1920 y 1940 en el ámbito anglosajón. El vídeo que insertamos con esta versión recoge una selección de imágenes de varios filmes protagonizados por “mujeres fatales”.

Dorothy Dandridge en 1956

Dorothy Dandridge, cantante y actriz estadounidense que fue la primera afroamericana nominada a un Oscar (1954, por su papel en la película Carmen Jones, de Otto Preminger) –lo que no la libró del racismo imperante en la sociedad yanqui, falleciendo prematuramente a causa de una sobredosis de antidepresivos, que tomaba con frecuencia para mitigar el daño que le infligían los constantes reveses profesionales y personales– nos ofrece la siguiente versión en el especial de la cadena de televisión CBS de 1956 Salute to Cole Porter: You’re the Top (1956).

De un año después, 1957, es la interpretación que de My Heart Belongs to Daddy hace la actriz, cantante de jazz y estrella de cabaret estadounidense Eartha Kitt durante el show televisivo de Nat King Cole.

Marilyn Monroe in Let's make love A

Llegamos a 1960. Ese año se estrenó la estupenda película de George Cukor Let’s Make Love (El multimillonario), protagonizada por Marilyn Monroe e Yves Montand. Famosísima es la secuencia en que Marilyn interpreta My Heart Belongs to Daddy, si bien en una versión distinta en la que la introducción cambia por completo, pues ella se presenta como Lolita, a quien no se le permite “jugar con chicos”. ¿Por qué Lolita? Lolita, la excelente novela de Vladimir Nabokov, hacía apenas dos años que había sido publicada en Estados Unidos (la primera edición data de 1955, en Francia). Nadie quería publicarla, la consideraban una novela pornográfica. Dado el éxito alcanzado en Francia, finalmente el negocio pudo más. Por otra parte, en aquellos momentos Marilyn Monroe estaba casada con el dramaturgo Arthur Miller, activista en la lucha por las libertades civiles, perseguido por el Comité de Actividades Antiamericanas y uno de los pocos intelectuales que no cedió a las prebendas de que comenzaron a disfrutar aquellos que colaboraron en el Congreso por la Libertad Cultural impulsado por la CIA, como tampoco lo hizo Vladimir Nabokov. El propio Miller se encargó de revisar el guión. Además, Yves Montand era claramente de izquierdas y George Cukor vivía abiertamente, aunque sin alardes, su homosexualidad. ¿Puede que todo ello influyera? No sé, solo son suposiciones mías.

Vamos ya con la que es, sin duda, la versión más famosa de todas de My Heart Belongs to Daddy, la de Marilyn en El multimillonario.

Finalizamos nuestra entrada de hoy con una versión muy distinta a las que hemos escuchado hasta ahora, una versión magnífica, una auténtica gozada. Corre a cargo de Dee Dee Bridgewater, correspondiendo el vídeo a un momento del concierto que dio en el marco del Jazzfest de Berlín de 1977.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Mi corazón siempre pertenecerá a Papi

  1. Definitivamente me quedo con la version de Marilyn, ella eraúnica, y me causa gracias como la mira Yves Montand embelesado. Saludos, Patricia

  2. Qué placer cada vez que visito tu blog (gracias).

  3. Neus dijo:

    Es verdad nos proporcionas momentos de gran placer. Gracias Manuel.

  4. Estoy de acuerdo contigo: todas las canciones de Cole Porter tienen algo especial que hace que sea una delicia escucharlas una y otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s