Canciones famosas que igual no sabía que son de musicales

Canciones musicales_CAP

Las canciones a las que dedicamos la entrada de hoy de Música de Comedia y Cabaret son todas famosas, algunas muy famosas, y enormemente populares. Tanto que prácticamente han terminado por eclipsar los musicales –excelentes también– para los que fueron compuestas. De hecho, es probable que alguno quienes lean estas líneas desconozca tal circunstancia.

Al ordenarlas cronológicamente me doy cuenta de que todas, menos la primera, fueron creadas en la década de 1930. Casualidad. Pero también muestra de la creatividad que imperaba en el mundo de los musicales en aquella época. Esa primera, la excepción que comentábamos, data de 1925 y se titula Tea for Two (Té para dos). ¿La conocen? Claro que sí. Tea for Two fue compuesta por Vincent Youmans para el musical de dicho año No, No, Nanette (libreto de Irving Caesar), estrenado en Broadway (Nueva York) y el londinense West End en 1925. La escuchamos por Doris Day en una secuencia de la película del mismo título (Té para dos en la versión doblada al español), que dirigió en 1950 David Butler.

Menos éxito que No, No, Nanette alcanzó Everybody’s Welcome, musical estrenado en 1931 al que pertenece “As Time Goes By”. Compuesta por Herman Hupfel, fue estrenada por Frances Williams y acto seguido grabada por varios cantantes en 1931. Y ahí quedó la cosa hasta que se estrenó Casablanca. Y con ella la canción alcanzó la inusitada fama de que goza. Escuchamos una de las primeras versiones que se grabaron, la de Rudy Vallee, el mismo 1931, y –a continuación– la mítica secuencia de Casablanca (1942, Michael Curtiz).

Smoke Gets In Your Eyes (El humo ciega tus ojos) es una composición de Jerome Kern para el musical Roberta (1933), adaptado a la gran pantalla dos años más tarde. “Smoke Gets In Your Eyes” es una de esas canciones que nunca han dejado de estar de moda y que han grabado cantantes y músicos de casi todos los géneros. Nos quedamos con esta versión de Dinah Washington de su álbum de 1956 Dinah!

Blue moon, una de las canciones más versionadas de la historia, en todos los estilos, fue compuesta en 1934 por Richard Rodgers y Lorenz Hart para la película Hollywood Party (1934, Una fiesta en Hollywood), un musical plagado de estrellas de la Metro –Stan Laurel y Oliver Hardy entre ellos– que era una sucesión de números de éxitos de la productora. Finalmente, no se incluyó. Figuró, en cambio, en la película, también de 1934, Manhattan Melodrama (El enemigo público número 1) con el titulo The Bad in Every Man, siendo interpretada por Shirley Ross en el Cotton Club. La canción no tuvo demasiado éxito, pero la MGM decidió explotarla comercialmente. Se cambió el título (más pegadizo), pasando a denominarse Blue Moon, y parte de la letra (más romántica) a pesar de las reticencias de Hart. Más celebridad ganó todavía cuando en 1961 el grupo de doo wop (du duá) The Marcels grabó su versión, de la que vendió alrededor de un millón de copias y fue galardonado como disco de oro. Escuchamos Blue Moon en la voz de Tony Bennett (la grabación corresponde a su álbum de 1958 Long Ago And Far Away).

 

Begin the Beguine es una popularísima canción de Cole Porter Porter, quien la compuso en 1935 durante un crucero que hizo por Indonesia y las islas Fiyi y en octubre de ese mismo año se estrenó en Broadway como un número del musical del propio Porter Jubilee. El título de la canción hace referencia al Beguine, un popular ritmo y baile de la época, semejante a una rumba lenta, que es originario de las islas Guadalupe y Martinica, de donde se había exportado a París y donde posiblemente lo conoció Porter. Nada, pues, de “Volver a empezar” como erróneamente se ha traducido alguna vez el título. “When they Begin the Beguine” significa “cuando comenzó el Beguine”, es decir, cuando la orquesta comenzó a tocar el Beguine. Canción versionada hasta el infinito, hemos selección la grabación de Ella Fitzgerald incluida en ese excelente doble álbum que es Ella Fitzgerald Sings the Cole Porter Songbook (1956).

Finalizamos con otra conocida canción de Cole Porter, tanto o más que la anterior. Hablamos de My Heart Belongs to Daddy (Mi corazón pertenece a Papi), de su musical Leave It to Me!, estrenado en 1938. La canción se hizo enormemente popular nada más estrenarse. De todas las versiones nos quedamos con la que es, sin duda, la más famosa de todas, la de Marilyn Monroe en la película El multimillonario, que dirigió George Cukor en 1960, con Yves Montand de coprotagonista.

¿Verdad que eran famosas y sobradamente conocidas? Que tengan un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Canciones famosas que igual no sabía que son de musicales

  1. Remi dijo:

    Magnífico BLOG. Gracias.

  2. Milena dijo:

    Muchas gracias. Buen día!

  3. Neus dijo:

    M’has fet feliç per un bona estona.

  4. Saludos y cariños Manuel. he disfrutado mucho estas canciones y te felicito por este blog, donde la música sigue en nuestros recuerdos y nos trae al presente estos grandes artístas. Saludos,cf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s