Mis cinco baladas

CAP

En su blog River of country –magnífico, no se lo pierdan, sobre todo si son aficionados a este género, si no igual descubre cosas nuevas– Eduardo de Frutos me lanza un reto siguiendo una iniciativa de 365 RadioBlog consistente en preguntar cuáles son las cinco baladas favoritas “a tres amigos blogueros para que ellos a su vez se lo lancen a otros tres amigos para que se vaya repitiendo la cadena y pasado un tiempo, recopilar los datos obtenidos y sacar un ranking resultante de vuestras respuestas”. Uno de esos amigos que Eduardo seleccionó fui yo y, como le comenté en su momento (día 9), aunque ando muy liado, lo haría esta misma semana. Me gustan los retos (los amables como este, por supuesto; más viniendo de quien viene). En consecuencia la entrada de hoy –a pesar de que acabo de darme cuenta de que ya finalizó el plazo señalado por 365 RadioBlog– está dedicada a los gustos musicales de un servidor en el campo de las baladas.

No ha sido nada fácil seleccionar cinco. A veces eran unas, a veces otras. Esta. Esta, sí. Pero… No, esta mejor. ¿Y por qué no esta otra? Finalmente me he decidido por las cinco que figuran a continuación. ¿Mis favoritas? Desde luego, pero entre otras muchas más. Perfectamente podrían ser otras cinco totalmente distintas. Por esta razón las he ordenado cronológicamente (según el año en que cada una de ellas fue compuesta).

Vamos con la primera. Insisto que ello no significa que para mí sea la número uno (todas las que siguen lo son). Se trata de Embraceable You, bella canción que los hermanos George e Ira Gershwin compusieron en 1928 para la opereta East is West, que no llegó a estrenarse, y que en 1930 triunfaría con el musical, también suyo, Girl Crazy. La escuchamos en la espléndida voz de Sarah Vaughan en la grabación que figura en su álbum Sarah Vaughan with Clifford Brown (EmArcy Records 1954).

De espléndida voz a espléndida voz. De Sarah Vaughan a Ella Fitzgerald. La canción: Misty, precioso tema de 1954 que compuso ese magnífico pianista de jazz que fue Erroll Garner y que escuchamos en esta grabación incluida en el álbum Ella Fitzgerald Sings Songs from “Let No Man Write My Epitaph” (Verve 1960).

Nos referíamos a Clifford Brown –uno de los mejores trompetistas de jazz– cuando hablábamos de Sarah Vaughan. Fallecido en 1956 a los 25 años, formó parte del legendario grupo Jazz Messengers, que conducía el batería Art Blakey. Uno de los miembros del grupo –de la nueva formación surgida en 1958– fue el saxofonista Benny Golson, que en memoria de Brown compuso en 1957 esta maravillosa balada: I Remember Clifford. En el vídeo que sigue son los Messengers de 1958 –Art Blakey (batería), Lee Morgan (trompeta), Benny Golson (saxo), Bobby Timmons (piano) y Jymie Merritt (contrabajo)– quienes interpretan el tema en esta actuación en Bélgica de 1958.

Cambiamos de registro y nos vamos con ese excelente poeta y cantautor que es Leonard Cohen. Suya es la cuarta balada que hemos seleccionado, la exquisita Suzanne, que primero fue un poema (“Suzanne Takes You Down”, de su libro de 1966 Parasites of Heaven) que poco después musicalizó y grabó en su álbum de 1967, el primero de su carrera, Songs of Leonard Cohen.

Para terminar, todo un clásico de la década de 1960: Nights in White Satin, una de las mejores canciones –y la más famosa– de la banda de rock británica The Moody Blues. No alcanzó la popularidad de que goza al principio –cuando era un corte más de su LP Days of Future Passed–, pero luego se grabó en sencillo una versión algo más reducida y el éxito fue arrollador.

Todas las baladas que incluyo en la presente entrada me traen buenos recuerdos. Pero esta última… ¡Ay esta última! Tenía el sencillo de Nights in White Satin –en una versión que terminaba en el minuto 5:38 del vídeo que figura bajo estas líneas– y no había guateque en la que no sonara más de una vez. Lo tenía todo: era bella –tanto que la chica con la que la bailaba (aunque no siempre fuera la misma), o eso me parecía–, lenta –de esas de bailar agarrado– y larga en duración.

Que disfruten de un buen fin de semana.

 

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Mis cinco baladas

  1. Espectaculares las cinco que has elegido, Manuel. De las que has puesto no conocía Misty de Ella Fitzgerald ni el instrumental de Art Blakey. Por cierto, cuando hice mi selección, estuve punto de incluir también una de Ella Fitzgerald, su versión de Everytime We Say Goodbye, pero al final se cayó de la lista (hay tantas y tan buenas…)

    • Tantas y tan buenas, ya lo creo. Hubiera sido más fácil seleccionar 20 que 5. Al final, me dejé llevar por aquellas que mejores recuerdos me traían.
      Le he cogido gustillo a esto. Igual un día, en cuanto acabe con lo novela (ya está casi) hago estradas como mis cinco valses, mis cinco arias, mis cinco…
      Un abrazo, Eduardo, y feliz fin de semana.

  2. Milena dijo:

    Sí, espectaculares!

  3. Cuanta historia hay en tus gustos musicales, y variedad además. Yo no salgo de las bso de las películas y series y de algunos esporádicos cantantes indie que me topo por ahí. Eso y La oreja de Van Gogh en sus buenos tiempos jaja.
    Me daré el tiempo para escucharlas. Gracias por compartirlas, Manuel.

  4. etarrago dijo:

    Grandes baladas, Manuel … GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s