Crooners

CAP 2

Los crooners: Frank Sinatra, Henri Salvador, Tony Bennett, Harry Connick, Jr. y Michael Bublé. De ayer, de hoy y de siempre: Frank Sinatra y Henri Salvador, que fallecieron en 1998 y 2008 respectivamente, que no nos dejaron, siguen en nuestra memoria más vivos que nunca. De hoy y de siempre: Tony Bennett, que continúa en activo a sus 87 años y debe conocer el secreto de la pócima mágica de Panorámix. Por muchos años que siga haciéndole efecto. De todos modos, su obra es ya imperecedera. De hoy: Harry Connick, Jr. y Michael Bublé. ¿De siempre? Aún les queda camino por recorrer.

Tres estadounidenses (Sinatra, Bennett y Connick), un francés (Salvador) y un canadiense (Bublé) son, pues, los protagonistas de nuestra entrada de este fin de semana. Hubieran podido engrosar la lista muchos más –como Nat King Cole, Andy Williams, Dean Martin, Sammy Davis Jr. o Jamie Cullum, por citar solo unos pocos–, pero otro día nos ocuparemos de ellos.

Vamos a comenzar con Frank Sinatra, el mayor de todos, pues hemos ordenado su presencia en el presente artículo según la fecha de nacimiento. Sinatra nació en Nueva Jersey en 1915. Su inconfundible estilo, la sensualidad de su voz, la naturalidad con que cantaba –su obsesión era que al cantar no se notara que estaba respirando– le han convertido en uno de los grandes iconos del siglo XX. La primera canción que escuchamos por La Voz es Fly me to the Moon (Llévame volando a la Luna), que escribió en 1954 Bart Howard. Cantada por primera vez por Felicia Sanders en cabarets, fue titulada originalmente In Other Words (En otras palabras). Sinatra grabó la canción en 1964 en el álbum It Might as Well Be Swing, con Count Basie. Escuchémosla en una actuación en directo de ese mismo año.

El siguiente tema que nos interpreta Sinatra –durante la gala que se celebró en homenaje a su amigo y compañero del Rat Pack, Sammy Davis Jr. con motivo de su 65 aniversario en 1990– es Where or When, composición de ese genial tándem que formaron Richard Rodgers y Lorenz Hart para el musical de 1937 Babes In Arms.

Dos años después que Sinatra, en Cayenne (Guayana francesa), nacía Henri Salvador, uno de esos artistas a quienes el reconocimiento les llega cuando uno ya no le espera. Pero su música… ¡Ah su música!, esa permanecerá eternamente. Cuando la escuchas queda registrada en el corazón para siempre. En 2000 –gracias a la ayuda desinteresada de varios amigos– publicó su disco Chambre avec vue, “el disco de bossa nova más bonito de los últimos tiempos”, según Caetano Veloso, que hasta la fecha lleva vendidos unos dos millones de ejemplares. Fue entonces cuando se descubrió al verdadero Henri Salvador, el gran cantante de voz cálida y sedosa. Su fama se extendió, la crítica lo calificaba como un gran intérprete de la chanson, un cantante de lujo entre Jobim, Chet Baker, Maurice Chevalier y Nat King Cole. Más tarde (2003) publicó Ma chère et tendre, otra maravilla de disco.

De la entrada que en su día dedicamos a Henri Salvador rescatamos dos vídeos con las dos canciones que dan título a los álbumes que acabamos de nombrar: Chambre avec vue, y Ma chere et tendre.

Seguimos con Tony Bennett –nacido en Nueva York en 1926– de quien dijo Frank Sinatra que era el mejor cantante del mundo del espectáculo. El paso del tiempo no ha hecho mella en su personal voz, que sigue tan desgarrada y apasionada, cautivadora y seductora, como el primer día. Tampoco a su swing ni a sus recursos como intérprete. Veamos, si no, su actuación de 2103 durante los premios Logie de la televisión australiana en la ceremonia de entrega de los mismos interpretando The Lady is a Tramp, canción también del musical recién mencionado Babes in Arms.

No nos resistimos a incluir de nuevo su versión de Body and Soul –un estándar del jazz de 1930 escrito en Londres para la actriz y cantante Gertrude Lawrence que se popularizó tras incluirse en la revista musical de Broadway Three’s a Crowd– con la malograda y grandiosa Amy Winehouse. Tras alcanzar el éxito en las décadas de 1950 y 1960, Bennett regresó a los escenarios en la de 1980 para dejar boquiabiertos a los jóvenes que no le conocían y demostrar que de vieja gloria no tenía, ni tiene, nada.

Harry Connick, Jr. (Nueva Orleans, 1967), cantante y pianista estadounidense, no es que sea un chaval ni un recién llegado. Su repertorio y estilo se aproxima al jazz por la vía del swing y de la canción popular estadounidense. La carrera de Connick comenzó con dos discos de clara orientación jazzística para luego centrarse en un estilo más pop. Ahora parece que regresa a los orígenes. Vemos a Connick en dos vídeos con sendas canciones. La primera, It’s All Right With Me, fue compuesta por Cole Porter para su musical de 1953 Can-Can. El vídeo corresponde a un concierto que con su big band en Dallas en 1990. La segunda es la famosa La vie en rose (letra de Édith Piaf y música de Louiguy), que interpreta en un concierto celebrado en París el 5 de enero de 2014.

Finalizamos con Michael Bublé (Burnaby, Canadá, 1975), uno de los crooners más sólidos del panorama actual, si bien hasta 2005 no conoció el éxito comercial en los Estados Unidos que le catapultaría a la fama internacional. Lo logró al publicar su álbum It’s time, del que vendió ocho millones de copias. De Bublé insertamos también dos vídeos. En el primero interpreta I’ve Got The World on a String, canción de 1932 que compusieron Harold Arlen y Ted Koehler para la Cotton Club Parade de dicho año, durante una actuación de 2009 en el Madison Square Garden de Nueva York. En el segundo, lo escuchamos en The Way You Look Tonight, que Jerome Kern escribió para la película Swing Time (En alas de la danza se tituló la versión doblada al español), que dirigió ese año George Stevens con Fred Astaire y Ginger Rogers en los papeles estelares.

Que pasen un muy buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Crooners

  1. ¡Qué música tan maravillosa!
    🙂

  2. Preciosa selección. Me alegra ver en ella nombres clásicos como Henri Salvador o jóvenes como Michael Bublé, que no se citan tan frecuentemente como se debería. Además, yo desconocía a Harry Connick, aunque quizá haya oído algo antes. Muchas gracias.

  3. etarrago dijo:

    Genial, Manuel, bueno, como diría mi nieta … supergenial y extraordinariamente bien elaborado trabajo.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s