9 respuestas a “Miedo al miedo

  1. Fantástico, Manuel, me quedo con dos cortes:
    ” Los pequeños, mi prima y yo, escuchando, convidados de piedra, como corresponde a los niños en una reunión de adultos.”
    “en el centro del cual se apreciaba el rostro de un ser querido recientemente fallecido –debía ser un familiar, cercano, pues los familiares, los directos sobre todo, son siempre seres queridos una vez fallecidos”
    Ah, es cierto, a mi me pasó lo mismo con los conjuros … un día, no sé cuando, desparacieron de mis noches.
    Saludos.

  2. ¡Me ha encantado! Me ha recordado de mi madre cuando nos contaba cuentos de terror, luego me moría de miedo, pero en cuanto podía la convencía para que nos contará más a mis hermanos y a mi.
    Un abrazo.

    1. Hola Elficarosa, sin embargo en Argentina tenemos una
      muy bella Zamba, titulada “De Mi Madre” y ya ves,
      no queda nada mal y menos aún, tratándose de nuestra madre…
      (aclaro que comprendí tu autocorrección)

      DE MI MADRE – Chango Rodríguez (1914-1975)
      Volveré, volveré,
      donde está la noche vestida de azul
      y hasta el arroyito que baja del cerro,
      traerá recuerdos de mi juventud.
      Volveré, volveré,
      donde está Mi Madre, esperándome;
      de nuevo en sus brazos volveré a ser niño,
      vivir como sólo se vive una vez. . .

      Acerca de “Miedo al miedo” por Manuel Cerdà,
      escribiré otro día: no es cuestión de ocupar espacio (yo)
      y con chuchos de miedo, temor. . .

      Saludos Elficarosa y para todos por allí..!!

      1. Muchísimas gracias, María. Busqué tu nombre en tu blog, pero no lo encontré. Desconocía por completo la poesía japonesa y el haiku, ni que tuvieran esa capacidad liberadora emocional (si es correcto decir esto). Celebro haberlo descubierto, y más de la mano de una maestra haijin.
        Afectuosos saludos y feliz, y sereno, fin de semana.

    1. Tú, que eres buena cocinera, sabrás que con las sobras también se puede hacer buena comida. Digo esto porque este breve relato, como alguno que otro que he publicado aquí, son restos que se quedaron fuera de mi novela “El viaje”. Hay que aprovecharlo todo y no tirar nada, como con la comida. Con una poca imaginación puede salir un buen plato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s