Misantropía

“Diógenes” (1873), óleo de Jules Bastien-Lepage.

“Diógenes” (1873), óleo de Jules Bastien-Lepage.

Las cuatro paredes de mi casa son el único ámbito en que al menos siento estar protegido del rigor de la denominada vida real, la presumiblemente objetiva, la verdaderamente imaginaria. La relación con la gente nunca ha sido mi fuerte, desde la infancia. Cuestión de intereses, disposiciones distintas ante situaciones comunes.

La futilidad de nuestras intenciones la observé desde niño. Mis opiniones nunca eran tenidas en cuenta, como mucho eran tomadas con chanza por los mayores, a veces recibía alguna regañina por usar vocablos inadecuados, poco más, cosas de niños, nada trascendente. Lo mismo sucedía con mis acciones, o eran irrelevantes o eran perjudiciales, para mí o para los demás. Mi inclinación a la soledad era atribuida al retraimiento y la introversión, así me animaban a jugar con chicos de mi edad, lo que me obligaba a tomar decisiones, todo juego tiene sus reglas que deben ser de obligado cumplimiento, pero no siempre podemos llevarlas a efecto, algunas requieren unas cualidades físicas que no todos poseen, cierto grado de habilidad, de interés, además del estado de ánimo de uno y de los demás participantes, dándose la paradoja de vernos obligados a elegir entre las diversas posibilidades que se nos presentan, a decidir libremente, pues, cuando es del todo imposible, se requiere la  previa aceptación de las pautas establecidas y la adaptación a las mismas, lo contrario nos conduce necesariamente al fracaso.

Pronto advertí que las mismas circunstancias rodeaban del mismo modo cualquier otra situación, fuera en casa, en el colegio, con los amigos cuando los tuve, con las chicas cuando las descubrí, con los mayores. Un mismo esquema, una misma salida para todo. Siempre tropecé con la incomprensión, la arbitrariedad, el absurdo, aunque los partícipes en un hecho o situación concretos constituyeran el bastidor de un lienzo, que no se ve pero es indispensable para fijar la tela, que es más poderoso de lo que aparenta pues sin él la tela no se sostendría.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Misantropía

  1. Me he sentido identificado en cada palabra. Sentirse como algo ajeno, ver patrones en los otros que, admirados o asqueados, preguntan por qué no eres más así, como ellos, normal. Y es que incluso entre los que se agrupan en subgrupos encuentran con quien sentirse identificados, pero ni con ellos he podido. Es como saberse fotografía de retrato, de pie frente dando la espalda a una pared vacía, sin ruido, pero tampoco sin más tema que uno mismo. No sé si es cuento, o si es reflexión tuya, pero sea lo que sea, me ha encantado totalmente.

    • Celebro que te haya gustado, Daniel. El texto es una mezcla de las dos cosas: ficción y reflexión personal. En realidad, formaba parte de una primera versión de mi novela “El viaje”, que ni siquiera se titulaba así entonces. Cuando escribo una novela suelo darla a leer a unos pocos amigos y luego recabo sus impresiones. La dejo un tiempo, un tiempo largo, y vuelvo con ella. Ahora, por ejemplo, estoy terminando otra (“El corto tiempo de las cerezas”) cuya primera versión se remonta a 2010 y en la que he modificado muchas cosas. Aquello que elimino, lo guardo para otras ocasiones. Es el caso de este texto (cocinado de nuevo, valga el símil).

      • Oh, ya veo. Tú utilizas los fragmentos de las novelas que se quedaron en el proceso, y yo hago cuentos que ocurran simultáneamente a la novela. No cabe duda que cada cuál tiene su proceso.

      • No exactamente. En casos puntuales, como este. En otros no. Depende. Volviendo al símil culinario, digamos que los ingredientes sobrantes de un guiso los congelé, luego los descongelé y guisé otra cosa.

      • Ya pillé lo que querías decir en un inicio.

  2. etarrago dijo:

    Me ha encantado, Manuel, me has hecho sentir … me quedo con el último párrafo, segundo punto y seguido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s