7 respuestas a “Capituló Alemania

  1. Nunca acaba uno de horrorizarse del todo (video). Espero que algún día el título haga referencia verdadera a lo que deseas en tu nota y no induzca a error, sino a certeza. Y que lo escribas tú. Salud!

    1. ¡Ojalá! Pero mucho me temo que eso no va a suceder. El problema es complejo. Cambiar la forma de hacer política no es suficiente para que se dé tal situación. Este es un modelo de sociedad que se agota, como otras tantas veces ha ocurrido en la historia con otras formas de organización social. Responde a unas condiciones (Revolución industrial, revoluciones burguesas) que propiciaron una manera de vivir con unos intereses que distan mucho de ser los actuales. ¿Cómo terminó el Antiguo Régimen?, ¿cómo nació la sociedad industrial-capitalista? Por la buena voluntad de algunos ni por asomo. ¿Cómo terminará esta sociedad financiera-capitalista? Supongo que de la misma manera. ¿Qué nacerá a partir de entonces? Ni idea. Pero sea lo que sea va para largo. Piensa en los siglos que tuvieron que pasar para que se produjera la transición del feudalismo al capitalismo industrial. Claro que la historia nos muestra que los cambios son cada vez más acelerados, pero también que la mentalidad tarda mucho más en hacerlo.

      1. Creo que nos olemos el cambio de modelo y no nos gusta, nadie quiere ser protagonista de la historia cuando representa un trauma. Muchas gracias por tu didáctica explicación, Manuel.

  2. Quizas nos espera algo parecido a cargo de la “Hermandad”.
    Ya nos gasean a diario con las estelas tóxicas.
    *Por cierto, una de las cabezas reducidas estaba embutida en metacrilato…
    ¿Habia inventado ya Hollywood el metacrilato?…

  3. A mí lo que me horroriza es lo fácil que se cuenta a los muertos. Por centenas, miles y millares. Me horroriza pensar que, precisamente por la limitada evolución de nuestro pensamiento, esto no sea tan distinto a cualquier otra pandemía que acaba con millones. La estupidez, la sed de poder, de subyugar y demás, es también una pandemía, aunque de una clase totalmente distinta.

    Recuerdo, siempre que leo sobre este tema, lo que Hannah Arendt dijo a propósito del totalitarismo y la opresión y demás, cuando sin poder creerlo, decía que uno puede verse muerto frente a un monstruo, o una criatura irascible (como un oso), y pensar “bueno, nada puedo hacer contra un oso, y él nada puede hacer contra su instinto”, pero que al ver que son hombres los que matan a otros, ¿qué consuelo nos queda? ¿qué podemos pensar al respecto? Yo, por ejemplo, que quizá hoy en día no estamos tan exentos de ciertas fuerzas – culturales, sociales, de poder – que se nos terminan colando como si fuesen naturales. Entre ellas, la guerra.

    Un saludo, Manuel.

    – P.D. Me disculpo si apareció que recién te sigo. WordPress está loco y al mover mi configuración se borraron algunos contactos -.

    1. Es que la estupidez, la sed de poder, de subyugar y demás, forma parte del ser humano. Es así desde que comenzamos a organizarnos en sociedad. No hemos cambiado. El siglo XX ha sido el más sanguinario de la historia. El siglo XX, por otra parte, se considera el siglo del progreso, el de la universalización de la democracia (supuesta democracia), el de los grandes avances tecnológicos… ¿Contradicción? Más bien, creo, la acción del hombre. Nadie nos ha impuesto la sociedad capitalista. ¿Por qué su aceptación? Porque deja que el ser humano pueda actuar en base a sus instintos más primitivos.
      No tienes de qué disculparte. ¡Faltaría más! Saludos y buen fin de semana, Daniel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s