El día que Piero Manzoni defecó fuera de la taza del váter

CAP

Un buen día de mayo de 1961, Piero Manzoni no defecó dentro de la taza del váter, como supongo que haría habitualmente. Desconocemos dónde lo hizo, pero sí por qué y qué sucedió con el más de cuarto de kilo que pesó su deposición. Repartió los excrementos en 90 latas de estaño, de 4’8 centímetros de alto por 6 de ancho, y las etiquetó lateralmente con las palabras Mierda de Artista en los idiomas italiano, francés, inglés y alemán, añadiendo a la etiqueta “Contenido neto: 30 gramos. Conservada al natural. Producida y envasada en mayo de 1961” y, sobre la tapa, el número de la lata y la estampación de su firma. Manzoni puso a la venta las latas equiparando su peso al del oro, y su precio.

Una de las latas de “Mierda de artista”.

Una de las latas de “Mierda de artista”.

Manzoni con su obra “Mierda de artista”.

Manzoni con su obra “Mierda de artista”.

Hoy, las latas de Mierda de Artista se conservan cual reliquias en museos como la Tate Modern, el Moma o el Pompidou, si bien la mayoría está en manos privadas. La última lata que se vendió, en una subasta de Sotheby’s que tuvo lugar en Milán en 2007, alcanzó la suma de 124.000 euros.

Manzoni creó, pues, una obra de arte. A su pesar, eso sí, pues su idea acerca de las relaciones entre arte y mercado, y la dependencia del primero respecto al segundo, es muy precisa con esta obra: “la experiencia estética concierne solo al artista que la realiza, y quien la recibe solo puede comprarla en ‘caja cerrada’, sin elección ni opinión posible, como, por otra parte, le ocurre con los productos industriales” (Giulio Caro Argan: El arte moderno, 1988).

Hay quien dice que en su interior solo hay yeso, pero tal circunstancia, al parecer, importa poco, pues lo cierto es que nadie se ha atrevido a abrir ninguna. Mierda de artista, la obra, el fetiche, ha alcanzado la categoría de mito y, como tal, como obra, como fetiche, tiene su correspondencia en el mercado, como hemos visto. ¿Abrirla? ¿Destrozar una obra de arte? ¡Por Dios!

Manzoni estampa su huella dactilar sobre varios huevos.

Manzoni estampa su huella dactilar sobre varios huevos.

Una de las “obras de arte andantes” de Manzoni.

Una de las “obras de arte andantes” de Manzoni.

Piero Manzoni (1933-1963) fue un artista italiano que se inició en la pintura pero pronto llegó a negarla por considerar que era un lenguaje inacabado y adoptó una postura muy crítica con el arte de su momento en el que la provocación deviene un arma contra el sistema establecido. Este drástico posicionamiento le vincula a determinados precedentes dadaístas y en especial a Duchamp. Firma, autentifica como obras de arte cosas      –como hizo en 1960 con huevos, que marcó con su huella dactilar (la firma es lo que importa hoy en día en el mercado del arte)– y personas (1961) –sobre cuyo cuerpo firmó, designándolas como “obras de arte andantes”– y llega, con Mierda de Artista, a convertirse a sí mismo en objeto artístico, acercándose al arte de acción.

“No hay nada más que decir, solo hay que ser, solo hay que vivir”, escribió como conclusión de su texto “Dimensión libre” publicado en la revista Azimut (núm. 2, Milán, 1960), que él mismo había fundado. Manzoni fue hallado muerto en su estudio de Milán, a causa de un infarto de miocardio, el 6 de febrero de 1963, pocos meses antes de cumplir los 30 años.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Miscelánea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a El día que Piero Manzoni defecó fuera de la taza del váter

  1. icástico dijo:

    Siempre me impresionó este canto a la estupidez. Se ve que el artista tenía a los españoles por ignorantes y poco sensibles ante el arte, lo digo porque no hemos merecido una etiqueta en español de esta importante obra.
    Lo del yeso tiene su coña, imagina que, en efecto, algún comprador abre la lata y descubre que no hay mierda en su interior y ahí se va todo digno a denunciar la estafa: “señor inspector, mi lata no contiene mierda, me han timado”, quizás este reto, esta provocación, sea la verdadera obra de arte, la más absurda del mundo.

    • No me extraña lo de los españoles. Circuló una anécdota de una vez que se exhibió la obra en Madrid, un camarero del catering la abrió sin darse cuenta y la usó para los canapés. La anécdota, obviamente, es solo un bulo. Pero apunta a lo que tú dices.
      Saludos, icástico.

  2. Toda la corriente de arte que él representa me parece…. que no es arte. Y si lo es, me parece absurdo e innecesario, o cuando menos ridículo (sí, yo sé que muchísimos críticos de arte me crucificarían). Entiendo su punto, y me parece ingenioso y hasta cínico en extremo lo que hizo. Como medio de manifestación se lo aplaudo, mostró el absurdo en la valoración del arte por parte de los espectadores y la fascinación ridícula que tenemos por los artistas, por encima de la obra (una lata de mierda, ¿en serio eso es valorable como obra?). Hijojle, no, definitivamente este arte no me entra en la cabeza, pero no deja de ser una interesante nota la tuya. Gracias. Un saludo.

  3. Curiosa manera de demostrar que el arte sólo existe en la medida del valor que le quieran otorgar los demás. Allá ellos si piensan que esto es arte.

    • Hay más maneras. Espero poder mostrar alguna esta semana si me da tiempo a terminar una entrada sobre un par de experiencias con mis alumnos de la licenciatura de Historia del Arte hace unos años cuando expusimos en un museo una serie de esculturas hechas por nosotros mismos a las que todo el mundo, todo, dio el mismo valor que al resto de obras que él había. Algo quiere decir eso, y no precisamente favorable a arte, a las artes plásticas, precisemos.

  4. ODA A LA MIERDA

    Es como un viento que pasa
    engendrado entre mi vientre
    que con sopores calientes
    sofoca la hez de las almas.

    Loco estuvo hasta salir
    en explosión controlada
    y ahora perfuma todo él
    esta pestilente estancia.

    Cagar, ¡Oh, placer divino! que en ningún otro momento
    no pudiera el más amigo hacer por uno el favor
    de aflojarse el cinturón dejando al aire el ombligo.

    Cagar, ¡Oh, delicia hermosa! Apretando con pasión
    mientras que sale el “mojón” sentir como se destroza
    la mierda sobre la loza acompañando su olor
    la deposición gloriosa de un enorme cagajón.

    A cada golpe de esfuerzo ya se ve, ya asoma presto
    el oloroso montón, suben vapores prohibidos
    de aromas de algo comido, de esencias para inhalar
    acompañando sonidos de unos “cuescos” al azar.

    Y un gusto nuevo se siente cuando las heces calientes
    van saliendo de su hogar, un nuevo placer alzado
    a los más sublimes gozos distribuyéndose en trozos
    y burbujas humeantes de brillantes excrementos
    e inenarrables momentos de porquerías en trance.

    El mismo Zeus en un viento terrible que hizo en el acto
    mil truenos causando espanto salieron de su barriga
    y evacuando al mar y al cielo sus deíficas boñigas
    salpicaron las esquinas del Olimpo de los cielos.

    Y la porquería avanza en caravanas de tormentas
    como orzas que revientan, una con punta de lanza,
    otra roma, otra laxa y otras en forma de lezna.
    ¡Que felicidad de aquél que acabó su sufrimiento!
    poniendo fin al tormento que sus tripas sostenían
    como vulgar porquería nublándole la razón
    en magna deposición recuperó la alegría
    que el cagar le devolvió el bienestar y la vida.

    Superduque

  5. Enigma dijo:

    Muchas gracias Don Manuel, tal necesidad vital bién merece algunas rimas.

    • Ya lo creo. Aún tengo guardada una poesía popular que el abuelo materno de mi hijo recitaba alguna que otra vez. A mi hijo, lógicamente, le hacía mucha gracia y un día se la dictó y él la copió. No tendría más de seis o siete años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s