50 años sin Nat King Cole

Nat_King_Cole

El 15 de febrero de 1965 –hoy, pues, se cumplen 50 años– fallecía en Santa Mónica (California, Estados Unidos) Nat King Cole, nombre con el que es conocido el pianista y cantante de jazz Nathaniel Adams Cole.

“Es cierto que parecía predestinado a ser una de las grandes figuras de la música afroamericana y que acabó siendo uno de los grandes baladistas americanos. Es cierto que su padre era pastor baptista, que su madre tocaba el órgano y que dos de sus hermanos fueron músicos de jazz. Es cierto que abjuró de la fe jazzística para abrazar la causa del capital, o más exactamente de Capitol Records, la discográfica en la que grabó las mil canciones que le hicieron rico y famoso. Es cierto que llegó a decir, ante los reproches de sus primeros incondicionales, que había llegado a sentir el piano como una piedra de molino atenazada a su cuello. Es cierto que su segunda mujer, Maria Ellington, una excantante nacida en el seno de la burguesía negra culta de Massachusetts, le impulsó a convertirse en un estajanovista del éxito. Es cierto que su ambición de ampliar mercados le indujo hasta a grabar en japonés. Incluso es cierto que se tocaba con unos sombreros a cuadritos que dan grima. Todo eso resulta inapelable verdad, pero también que fue él quien patentó la fórmula del trío de jazz, abriendo el camino artístico y profesional a los combos, y que sus enormes recursos vocales le sitúan a distancias astrales de toda esa cohorte de capullazos de alelí que nos dan, ripio tras ripio, la vara melódica.” [Kandido Huarte (seudónimo), “Nat King Cole: un pérfido del jazz”, Jazzology, enero de 1996]

En memoria de esta leyenda del jazz y de la música popular publicamos de nuevo la entrada que en su momento (5 de marzo de 2014) le dedicamos.

natkingcole-al-piano-amb-oscar-moore-esquerra-i-wesley-prince-dretac2a9-www-doctormacro-com-2

Los que siguen habitualmente este blog habrán advertido que periódicamente nos gusta publicar entradas sobre grandes intérpretes de la música popular –el jazz especialmente– versionando melodías de los géneros de que se ocupa Música de Comedia y Cabaret. Hoy dedicamos una de esas entradas a ese gran pianista de jazz y cantante dulce y suave de voz aterciopelada que fue Nat King Cole.

Nacido en Montgomery (Alabama, Estados Unidos) el 17 de marzo de 1919 comenzó actuando en garitos de mala muerte y, según se cuenta, un tipo completamente borracho le obligó, recurriendo incluso a la violencia, a cantar. Cole se resistía a hacerlo porque no era lo suyo, él solo sabía tocar el piano y para eso le habían contratado. Al final no tuvo más remedio que ceder y cantó de tal modo que todos los presentes –el vaquero ebrio incluido– se emocionaron como pocas veces antes. Había nacido Nat King Cole, el pianista y cantante.

Nat_King_Cole_(Gottlieb_01511)El 1940 fundó un trío de enorme calidad –por el que desfilaron Wesley Prince (contrabajo) y Oscar Moore (guitarra), y después Red Callender, Irving Ashby, etc.– con el que grabó números memorables como Straighten up and Fly RightRoute 66Too Young… Su popularidad, sin embargo, se debe sobre todo a las canciones de carácter más comercial que comenzaron a formar su repertorio desde 1946 –canciones como Nature BoyMona Lisa o Unforgettable– y entre el público de habla hispana por el sello particular de sus interpretaciones de temas como Ansiedad o Perfidia.

Nat King Cole llegó a rivalizar en popularidad con Frank Sinatra y los demás miembros del Rat Pack, y es, tras Bing Crosby, el cantante que más discos ha vendido de la historia. También fue el primer artista afroamericano en presentar un programa en la televisión norteamericana. Intervino además en ocho películas, entre las que podemos destacar Gardenia Azul (1953), de Fritz Lang; Saint Louis Blues (1958), de Allen Reisner, y Cat Ballou (1965, La ingenua explosiva), de Elliot Silverstein. Falleció en Santa Mónica (California, Estados Unidos) el 15 de febrero de 1965.

Como quiera que no tratamos de ofrecer un repaso por la ingente obra de Nat King Cole, sino que nos limitamos a determinadas canciones según el criterio antes mencionado, ordenaremos  los vídeos en función del año en que se compuso cada una de ellas. Empezamos, así, con un popular vals de 1905 que escribieron Maurice de Féraudy (letra) y Fermo Marchetti (música) y que causó furor en el París de la Belle Époque, desde donde se exportó a todo el mundo (occidental): Fascination.

Seguimos con Tea for Two (Té para dos), deliciosa canción de No, No, Nanette, musical estrenado en Broadway (Nueva York) y el londinense West End en 1925, con música de Vincent Youmans y libreto de Irving Caesar. En el vídeo que figura bajo estas líneas –una grabación de un momento de un episodio del programa de televisión The Nat King Cole Show en 1957– podemos ver a Cole en su faceta más jazzística interpretando al piano dos versiones del conocido estándar.

Otro fantástico estándar es How High the Moon, canción de Nancy Hamilton (letra) y Morgan Lewis (música) que se interpretó por primera vez en la revista musical de Broadway Two for the Show (1940). En esta ocasión acompañan a Cole, June Christy y Mel Tormé.

Les fueilles mortes (las hojas muertas), que en inglés se tituló Autumn Leaves, es una bellísima canción de 1946 con música de Joseph Kosma y letra del gran Jacques Prévert que se escuchó por primera vez en la película de dicho año de Marcel Carné Les portes de la nuit, adaptación cinematográfica del ballet de Roland Petit Le rendez-vous (1945), con argumento de Prévert. Cole la interpreta en otro episodio de su show televisivo antes mencionado.

No pertenece la canción que sigue a ninguna película musical, pero para el cine escribieron Ray Evans y Jay Livingston la hermosa y conocida canción, Mona Lisa. Hablamos de Capitán Carey, un drama ambientado en un pequeño pueblo italiano recién terminada la Segunda Guerra Mundial que dirigió en 1950 Mitchell Leisen. Mona Lisa se alzó con el Oscar a la Mejor canción original en la ceremonia de entrega de los premios de Hollywood de ese año.

Continuamos con una canción de Cole Porter, It’s All Right With Me, de su musical de 1953 Can-Can. Es nada menos que Ella Fitzgerald quien hace este dueto con Cole durante uno de los episodios del show televisivo de este último.

Cuando en 1954 John Turner puso letra a un tema instrumental de la película de Charles Chaplin Tiempos modernos (1936) que compusieron el propio Chaplin y John Turner, surgió la entrañable Smile, canción que cantó por primera vez Nat King Cole dicho año. El vídeo recoge la versión original de Cole sobre imágenes de Tiempos modernos.

Finalizamos la entrada con una secuencia de Rhythm and Blues Revue (1955), documental musical dirigido por Joseph Kohn y Leonard Reed, en que Nat King Cole –acompañado a la conga por un músico cuyo nombre no aparece en los créditos– interpreta Calypso Blues, un tema de Don George y el propio Cole, quien lo grabó en 1948.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 50 años sin Nat King Cole

  1. etarrago dijo:

    Precioso y emotivo, Manuel. Lo peor es entender eso de los 50, si, que hayan pasado ya.

  2. ernán dezá dijo:

    Una de las voces más lindas de la historia de la música popular. Estuvo casi un año actuando en el cabaret Tropicana de la Habana y grabó dos discos en castellano, del que no hablaba una palabra.

  3. Excelente y completísima reseña sobre este genial artista. Me la llevo a Letras música, por supuesto. Gracias, Manuel. Buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s