El cantor de jazz. La primera película sonora fue un musical

These stills were issued in 1998 as part of Warner Bros. 75th Anniversary

El público frente al Warner’s Theatre de Nueva York el día del estreno de “The Jazz Singer” (6 de octubre de 1927).

Una comedia musical es una obra teatral con música, con canciones y números de baile intercalados en el texto sin los cuales no tendría razón de ser. La música… ¡Ay, la música! De todas las artes ninguna como la música, ninguna purifica tanto el ánimo, ninguna exalta nuestros sentidos de forma tan vehemente. Ya en la Grecia clásica consideraban la música como algo superior a cualquier otra manifestación humana. Así, hablaban del arte de tocar la cítara o la flauta, por ejemplo, pero la música no era un arte, era algo más, algo sagrado.

JazzSingerNo es de extrañar, pues, que la primera película sonora —aunque parcialmente— de la historia fuera un musical. Nos referimos a El cantor de jazz (The Jazz Singer). Dirigida por Alan Crosland en 1927, se estrenó el 6 de octubre de dicho año en el cine de la Warner Bros en Nueva York. Inicialmente fue una obra musical para teatro del autor estadounidense Samson Raphaelson, estrenada en Broadway en 1925 y protagonizada por el actor y cantante George Jessel. Este iba a ser el protagonista también del filme, pero las exigentes condiciones salariales que pedía no fueron aceptadas y fue Al Jolson quien obtuvo el papel y quien se pintara de negro, pues en aquella época los personajes negros en el teatro estadounidense eran encarnados por actores blancos pintados. Blancos y negros no podían mezclarse.

El cantor de jazz cuenta la historia de una familia judía ultra ortodoxa en la que el padre, el Rabino Rabinowitz, quiere que su único hijo continúe la tradición familiar y se convierta en la quinta generación de rabinos. Sin embargo, no es, ni de lejos, lo que este ansía: convertirse en un cantante de jazz.

En España se estrenó en 1929, en Madrid, en el Cine Callao. Posteriormente se realizaron dos versiones del film, la primera de Michael Curtiz en 1953, con Danny Thomas, y la segunda de Richard Fleischer en 1980, con Neil Diamond.

Vamos ya con las canciones de The Jazz Singer (la versión de 1927). Comenzamos con My mammy (música de Walter Donaldson y letra de Sam M. Lewis y Joe Young), con Al Jolson de negro.

Toot, toot, tootsie, goodbye (música y letra de Gus Kahn, Ernie Erdman and Dan Russo) es otro de los temas que mayor popularidad alcanzó, siendo grabada innumerables veces en años posteriores.

Dirty Hands, Dirty Face (música de James V. Monaco y letra de Edgar Leslie y Grant Clarke), el número que incluimos acto seguido, es una clara muestra de los inicios del cine sonoro, combinando los característicos rótulos del cine mudo con escenas musicales.

Al Jolson en “El Cantor de Jazz”

Al Jolson en “El Cantor de Jazz”

De todas las canciones, Blue Skies (música y letra de Irving Berlin) es, sin duda, la más recordada. De hecho, ya era un éxito bien conocido por muchos espectadores. Berlin la había compuesto en 1926 para el musical de Richard Rodgers y Lorenz Hart Betsy, estrenado ese mismo año. A pesar de constituir un encargo de última hora, fue el gran éxito del musical, que, por otra parte, se mantuvo muy poco tiempo en cartel, solo treinta y  nueve representaciones se llevaron a cabo de la obra. En 1927 se publicó el tema y fue grabado por Ben Selvin. Pronto fue un número uno que casi todo el mundo tarareaba. No resulta extraño, pues, que Blue Skies se incluyera en El cantor de jazz.

Con ella finalizamos la selección de los números de El cantor de jazz, pero no la entrada. El cantor de jazz fue tan popular que hay en la historia del cine y de la comedia musical un antes y un después de su estreno. Sus melodías han sido interpretadas y grabadas por toda clase de músicos desde entonces. Veamos unas par de versiones bastante más recientes de dos sus temas más celebrados. La primera corre a cargo de Liza Minnelli y corresponde a la actuación que realizó en el Palace Theatre de Brodaway entre principios de diciembre y de enero de 2008-2009. Interpreta My mammy. La segunda es una magnífica versión de Blue Skies interpretada por Theresa Andersson, excelente cantante, compositora y multi-instrumentista sueca residente en Nueva Orleans. A un concierto que dio en dicha ciudad, en Le Petit Theatre du Vieux Carre en 2010, pertenece esta maravilla.

Que tengan un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El cantor de jazz. La primera película sonora fue un musical

  1. Todavía me acuerdo hace años de cuando compré una cinta de cassette con una recopilación de las canciones de Al Johnson en una tienda histórica de Madrid especializada en música de éstas en las que hay que rebuscar para encontrar algún tesoro escondido. Bastante después vi la película en DVD.

  2. etarrago dijo:

    Y lo que más me gusta, sin dejar de sorprenderme, es que todo esto pasó, existe y está en Internet, Manuel. Gran trabajo el tuyo al rescatarlos, combinarlos y hacerlos aún más atractivos de lo que puedan ser por si solos. Los textos, la mezcla, … un buen Blog, muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s