Busby Berkeley coreógrafo I

Busby Berkeley durante el rodaje de “La calle 42”

Busby Berkeley durante el rodaje de “La calle 42”

Muchas veces nos hemos quejado de la falta de vídeos que pueden ser insertados. Es más, no son pocas las entradas que nos hubiera gustado publicar y no hemos podido hacerlo por dicho motivo. En el caso de Busby Berkeley nos sucede lo contrario: es tal la cantidad de vídeos que hemos conseguido reunir que lo difícil ha sido decidir cuáles descartábamos. Y eso que vamos a dedicarle tres entradas, que publicaremos hoy y en próximos viernes. Claro que el trabajo de Busby Berkeley es tan trascendente que daría para un blog entero. Hablamos nada menos que del más innovador y revolucionario coreógrafo de la historia del cine, hasta el punto que sus coreografías han marcado un antes y un después en la concepción del cine musical.

Recién inventado el cine sonoro, se vio enseguida que era ideal para hacer películas musicales. ¿Qué mejor espectáculo que el que integraba voz, música, bailes, chicas…? Los estudios se lanzaron como locos en la producción de este tipo de filmes, pero cantantes y bailarines actuaban ante una cámara estática, como si se filmase en un teatro. Hasta que llegó Busby Berkeley.

Nacido en Los Ángeles (Estados Unidos) en 1895, su relación con el mundo del espectáculo se inició cuando tenía cinco años al debutar en la compañía teatral de su familia. Tras la Primera Guerra Mundial –en la que sirvió como teniente de artillería–, empezó a trabajar como coreógrafo en Broadway, siendo sus números cada vez más comentados y celebrados. Con la llegada del cine sonoro, los productores cinematográficos percibieron inmediatamente que estos –con gran cantidad de bailarinas que creaban ingeniosas figuras– iban a encajar como anillo al dedo en la gran pantalla.

Así fue, aunque su nombre no figuraba en los créditos en sus primeros trabajos. La primera vez que apareció como coreógrafo fue en Whoopee!, película de 1930 que dirigió Thornton Freeland y que fue el primer filme sonoro de Eddie Cantor y el que lo consagró como una gran estrella. Veamos su primera secuencia, o lo que es lo mismo: la primera coreografía –reconocida– de Berkeley para el cine. En ella apreciamos algunos de los rasgos más significativos de su trabajo: individualizar las bailarinas en un primer plano y moverlas a lo largo de todo el escenario para poder crear figuras geométricas, así como su técnica de filmar desde lo alto.

Les decíamos al principio que, por una vez, disponíamos de tantos vídeos que resultaba complicado elegir. Pues bien, “donde dije digo, digo Diego”. Teníamos previsto uno con los primeros seis minutos de la película, pero –leemos en Youtube cuando comprobamos el borrador de la entrada– que “Este vídeo ya no está disponible debido a una reclamación de copyright realizada por Warner Bros. Entertainment Inc.”. De todos modos he aquí la secuencia, aunque sin los créditos (en los que aparecía su nombre). Aprovechamos –y por ello les contamos esto– para pedirles que, tanto en esta como en cualquier otra entrada, si advierten que alguno de los vídeos insertados ya no está disponible nos lo comuniquen y trataremos de subsanarlo. Llevamos 350 entradas publicadas y no podemos, lógicamente, revisarlas todos los días.

“El trabajo de Berkeley durante los años 30, ya fuera como coreógrafo o director de películas, definió la forma en que la gente vería las películas musicales a partir de entonces y se puede decir incluso que hizo posible la existencia del propio género musical. Busby Berkeley creía que la cámara debía tener movimiento y comenzó a filmar desde ángulos absolutamente inusuales para la época: Travellings muy imaginativos, uso de grúas, colocación de la cámara en los lugares más inverosímiles… Años antes de que Orson Welles aprovechara todas las posibilidades de la angulación de cámara, Busby Berkeley ya daba lecciones sobre el tema con sus películas.

Sus conocimientos como coreógrafo no eran gran cosa. Jamás había recibido una lección de baile y lo poco que sabía sobre técnicas de danza lo aprendió observando a los bailarines. Su experiencia nacía más bien del tiempo en que ejerció como teniente de infantería durante la Primera Guerra Mundial. Busby manejaba a sus bailarines como soldados en un desfile haciéndoles ejecutar figuras escénicas y espectaculares movimientos de grupos.

Su especialidad eran los números corales e utilizaba una gran cantidad de bailarines en ellos con los que imitaba un efecto de caleidoscopio. Ayudado por espejos y escenografías colosales Berkeley creaba con el movimiento de los bailarines formas geométricas en movimiento que a menudo filmaba desde arriba para que pudieran apreciarse mejor”.

Esta larga cita corresponde al artículo de Antonio Martínez “El hombre que hizo posible el cine musical”, del blog de la Cadena Ser Notas de cine. Más adelante, volveremos con él. Ahora veamos cuatro coreografías de Berkeley para las películas Palmy Days (1931, Un loco de verano), de Edward Sutherland; Flying High (1931), de Charles Reisner –los números “We’ll Dance Until the Dawn” y I’ll Make a Happy Landing” –, y The Kid from Spain (1932, Torero a la fuerza), de Leo McCarey, de nuevo con Eddie Cantor.

"La calle 42"

“La calle 42”

En 1933 llegó su primer gran éxito del cine musical con 42nd Street (La calle 42). Aunque el director era Lloyd Bacon, Berkeley, autor de los números musicales, fue el auténtico responsable del éxito de la película. Si 42nd Street se considera uno de los mejores musicales de todos los tiempos es por el trabajo de Berkeley, quien contempló la magnífica partitura de Al Dubin y Harry Warren como si fuera a través de un caleidoscopio y, desbordante de imaginación, recreó una hipotética calle 42 con insólitos decorados. El argumento, así, resulta totalmente anecdótico. De La calle 42 La calle 42 incluimos los números “You’re Getting to Be a Habit with Me” (con Bebe Daniels), “Young And Healthy” (Dick Powell y el cuerpo de baile) y la secuencia final: “Forty-Second Street” (con Bebe Daniels, Dick Powell y el cuerpo de baile).

Seguiremos con Busby Berkeley el próximo viernes. Buen fin de semana.

 

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Busby Berkeley coreógrafo I

  1. etarrago dijo:

    Qué tiempos y qué películas, Comedia …. Un abrazo y feliz viernes.

  2. Sin Busby Berkeley no habría musicales. Me alegra que le dediques los posts que se merece.
    Gracias Manuel.

  3. Pingback: Busby Berkeley director | EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s