50 años sin Cole Porter

CAP

Se cumplen hoy, 15 de octubre, cincuenta años del fallecimiento de Cole Porter. Porter es uno de nuestros compositores favoritos –nuestro y de muchísimos más– y le hemos dedicado ya varias entradas.

Nacido en Peru (Indiana, Estados Unidos) en 1891, su madre, Kate Cole, era hija de uno de los hombres más ricos de Indiana –dueño de grandes extensiones de terrenos ricos en madera, carbón y petróleo– y había sido educada como correspondía a una señorita de buena sociedad. Amante de la música, fue ella quien lo indujo a estudiar piano y violín a los seis años de edad. Su padre, Samuel Fenwick Porter, farmacéutico y dueño de varias farmacias en Peru, sentía asimismo gran afición por la música y era un buen pianista. Sin embargo, su abuelo materno, mucho más pragmático y con gran influencia en la familia, quería que fuera abogado y pudiera un día hacerse cargo de los negocios familiares. Con tal fin ingresó en la Universidad de Yale, y posteriormente en la de Harvard. Pero en esta última, al cabo de un año (1913), dejó los estudios de Derecho y se matriculó en la Escuela de Música.

Cole Porter (izquierda) y su esposa, Linda Lee Thomas, en París tras contraer matrimonio en diciembre de 1919.

Cole Porter (izquierda) y su esposa, Linda Lee Thomas, en París tras contraer matrimonio en diciembre de 1919.

Ya había compuesto algunos temas cuando en 1916 consiguió estrenar en Broadway See America First, una opereta con libreto de T. Lawrason Riggs que fue un fracaso de crítica y público. Mas Porter no por ello se desanimó y en 1917 –al entrar Estados Unidos en la que hasta entonces era la gran guerra europea– marchó a París para trabajar en la Fundación de Socorro Duryea y, al mismo tiempo, mejorar su formación musical. Allí, en 1919, se casó con Linda Lee Thomas, una rica divorciada, ocho años mayor que él, con la que al parecer nunca mantuvo relaciones sexuales, pues a Porter le gustaban los hombres. Primero en París, luego en Venecia, llevó una vida extravagante llena de lujos aunque sin dejar sin componer. Comenzó a recibir encargos –su matrimonio, además de ser una tapadera ya que ser homosexual no estaba precisamente bien visto en aquella época, constituyó una excelente fuente de contactos– y a su regreso a Estados Unidos, en 1928, logró su primer gran éxito con el musical París. Este ya no le abandonó y a París siguieron Wake Up and Dream (1929), Fifty Million Frenchmen (1929), The New Yorkers (1930), Gay Divorce (1932), Anything Goes (1934), Jubilee (1935) y Red, Hot and Blue (1936).

The New Yorkers 2Las canciones estrenadas en estos alcanzaron enseguida una enorme popularidad, que siguen manteniendo. Vamos a empezar nuestra selección con “Love for Sale” (Amor en venta), de su musical The New Yorkers, en la que describe el amor desde el punto de vista de una prostituta durante los años de la ley seca, un “amor en venta: joven y apetitoso”. Durante décadas, las cadenas de radio estadounidenses se negaron a emitir la canción. La versión que vemos corresponde a la película De-lovely (2004), dirigida por Irwin Winkler, un biopic sobre el magnífico compositor que se ajusta correctamente a lo que fue su vida. Así, por ejemplo, a diferencia de Night and Day (1946), otra película basada en la biografía de Porter que dirigió Michael Curtiz, no esconde su homosexualidad, como puede comprobarse en la secuencia que insertamos en la que Vivian Green interpreta el conocido tema.

Gay DivorceUna de sus canciones más emblemáticas es, sin duda, “Night and Day” (Noche y día). “Noche y día, / solo estás tú. / Bajo la luna / o bajo el sol, / te encuentres cerca o lejos de mí, / no importa, querida, / dónde estés / pienso en ti día y noche. / Noche y día”. Y es que el amor es uno de los temas sobre los que Porter más escribió, un amor que va de la pasión más encendida –como en esta canción– a su sustitución a base de contactos sexuales a cambio de dinero, como nos decía la letra de la anterior. “Night and Day” la compuso para su musical de 1932 Gay Divorce (Alegre divorcio). Gay Divorce fue un gran éxito, sobre todo en la versión cinematográfica en 1934, que protagonizaron Fred Astaire y Ginger Rogers, titulada The Gay Divorcee (La alegre divorciada). Les vemos en la secuencia en que Fred se la canta a su sempiterna pareja y bailan juntos.

Anything Goes reposició Sutton FosterMayor éxito aún obtuvo con Anything Goes, que desde su estreno en 1934 en el Teatro de Alvin (ahora Teatro Neil Simon) en Broadway ha sido repuesto numerosas veces y llevado al cine en un par de ocasiones. En plena Gran Depresión, este transgresor y provocativo musical nos recordaba que “Todo vale”: “Los tiempos han cambiado / y el reloj vuelve atrás con demasiada frecuencia / desde que los puritanos se asustaron / (…) /  El mundo se ha vuelto loco / lo bueno es malo / lo blanco, negro / el día, noche. / Lo que no ocurre /es que anden mendigando un céntimo / los que poseían varias mansiones”, dice la letra de la canción que da título a la obra (“Anything Goes”). Esta nació a partir de una idea del productor teatral Vinton Freedley, quien –ahogado por las deudas– había dejado Estados Unidos y vivía en un barco para evitar a sus numerosos acreedores.

Ethel Merman fue, como en otras obras de Porter y de Broadway, la gran protagonista y la encargada, por tanto, de estrenar este excelente tema que es “Anything Goes” y que en el vídeo que sigue interpreta la actriz y cantante Sutton Foster con la Roundabout Theatre Company durante la ceremonia de entrega de los premios Tony de 2011.

Anything Goes está repleto de espléndidas canciones, como “You’re the Top” o “I Get a Kick Out of You”. Escuchemos esta última por Frank Sinatra.

Al año siguiente, 1935, la cartelera de Broadway se enriquecía con otro musical de Porter, Jubilee, que incluía otra estupenda y popularísima canción, “Begin the Beguine”, que Porter había compuesto ese mismo año durante un crucero por Indonesia y las islas Fiyi. Vamos a deleitarnos con ella en un fragmento de la secuencia (de once minutos de duración) de la película de Norman Taurog Broadway Melody of 1940 (1940, La nueva melodía de Broadway) en la que la interpretan Carmen D’Antonio (doblada por Lois Hodnott) y The Music Maids y la bailan Fred Astaire y Eleanor Powell (al final se suma también al baile George Murphy).

“It’s De-Lovely” es otra maravillosa canción que se estrenó en 1936 en el musical de Porter Red, Hot and Blue, en el que fue dada a conocer por Ethel Merman y Bob Hope. Más tarde, en 1962, se incluyó en la reposición de Anything Goes. La versión que sigue corre a cargo de Mitzi Gaynor y Donald O’Connor en una larga secuencia de la versión cinematográfica de 1956 de Anything Goes, que dirigió Robert Lewis.

Porter compuso también para Hollywood desde mediados de la década de 1930. Encontramos sus partituras en las bandas sonoras de películas como Born to Dance (1936, Nacida para la danza), de Roy Del Ruth, con James Stewart y Eleanor Powell, o Rosalie (1937), de W.S. Van Dyke, con Nelson Eddy y Eleanor Powell. Los Porter se trasladaron a Hollywood por dicho motivo, pero a Linda no le gustaba nada el ambiente y los continuos devaneos homosexuales de su marido, muy discreto hasta entonces. Marcharon a París.

Vamos a ver, antes de proseguir con la semblanza de Porter, dos secuencias de Born to Dance. En la primera, James Stewart y Eleanor Powell interpretan “(You’d Be So) Easy to Love”, canción originalmente escrita para Anything Goes, pero eliminada el mismo 1934. En la segunda, es Virginia Bruce quien canta “I’ve Got You Under My Skin”.

Cartel del estrenoEn octubre de 1937 Porter regresó a Nueva York, sin Linda, pero un desgraciado accidente que sufrió Cole montando a caballo y que le dejó prácticamente paralítico les reunió de nuevo. Porter pasó varias veces por el quirófano, pero el dolor no le abandonó hasta el fin de sus días. Aun así, continuó componiendo y triunfando con canciones tan conocidas como “My Heart Belongs to Daddy”, original de 1938, que formaba parte del musical Leave It to Me! Ambientado en la Unión Soviética, fue un éxito, pero después de la Segunda Guerra Mundial su tratamiento cómico de los soviets y los nazis parecían fuera de lugar. No volvió a reponerse hasta finales de la década de 1980. Veamos la versión que tan sensualmente interpretó Marilyn Monroe en la película Let’s Make Love (1960, El multimillonario en la versión doblada al español).

En 1939 volvió a tener problemas con la censura en el preestreno en Boston de DuBarry Was a Lady, musical un tanto subido de tono protagonizado por Ethel Merman y Bert Lahr, y tras su estreno en Broadway la canción “But in the Morning, No” fue prohibida en la radio. Uno de los temas mejor recibidos por público y crítica fue “Well, Did You Evah!”, que interpretan acto seguido Bing Crosby y Frank Sinatra en la película de 1956 Alta sociedad, dirigida Charles Walters, que contaba también con la presencia de Grace Kelly.

En los años cuarenta la popularidad de Porter había disminuido considerablemente. Por entonces vivía en Hollywood, donde compuso la música de la película You’ll Never Get Rich, dirigida en 1941 por Sidney Lanfield, con Fred Astaire y Rita Hayworth. No por ello abandonó Broadway. De esta época son sus musicales Let’s Face It! (1941), Something for the Boys (1943) ─que un año más tarde tendría su versión cinematográfica con Carmen Miranda─, Mexican Hayride (1943) o Seven Lively Arts (1944). De este último es el tema que sigue: “Ev’ry Time We Say Goodbye”, que interpreta Natalie Cole en otro momento de la película antes mencionada De-Lovely (2004).

Kiss me KateTodo el mundo daba ya por terminada la carrera de Porter. Pero no. Contra todo pronóstico, triunfó una vez más al estrenar, en 1948, Kiss me Kate, musical basado en La fierecilla domada, de Shakespeare, que se representó más de mil veces ininterrumpidamente. Veamos dos de los números más conocidos de la obra: la Obertura (“Another Opening, Another Show”), en la versión correspondiente a la reposición del musical en Londres de 1999 (producción de Broadway), y “So in Love”, en otra secuencia de De-Lovely, con Kevin Kline (en el papel de Cole Porter) cantando la canción a Ashley Judd (Linda, su esposa) en los primeros dos minutos (casi) del filme, prosiguiendo luego con Lara Fabian y Mario Frangoulis y finalizando, de nuevo, con Kline.

Tras estrenar en 1950 el musical Out of This World, en 1953 llegó Can-Can. Su argumento se centra en las coristas de los cabarets de Montmartre durante la década de 1890. La producción original de Broadway se mantuvo en cartel durante más de dos años y en 1954 se presentó también en el londinense West End, igualmente con gran éxito. De Can-Can incluimos otras dos fantásticas canciones: “C’est magnifique” –en una escena de la película homónima, dirigida por Walter Lang y estrenada en 1960, con Frank Sinatra, Shirley MacLaine, Louis Jourdan y Maurice Chevalier en los principales papeles– y “I Love Paris”, por Patti LuPone en un momento del concierto escenificado de la obra que tuvo lugar en Nueva York, en el City Center, en 2004.

En 1952 había muerto su madre y en 1954 lo hizo su mujer, lo que sumió a Porter en una profunda depresión que fue tratada con electroshocks. En 1956 recibió el Oscar a la Mejor canción por True love, de la película Alta Sociedad, con Louis Armstrong y Frank Sinatra, sus cantantes favoritos, en la que también intervenían Bing Crosby y Grace Kelly, a quienes vemos interpretando el tema.

Dos años después le sería amputada una de sus piernas ya no volvió a componer. Hasta su fallecimiento, en 1964 (en Santa Mónica, California), vivió recluido, alcoholizado y solo.

Que pasen un excelente día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a 50 años sin Cole Porter

  1. etarrago dijo:

    Extraordinario homenaje al chico de California. MB

  2. Uno de los compositores más emblemáticos del siglo XX al que, como dices, has tratado generosamente en el blog. El barítono Manuel Ausensi hizo una versión en español de Begin the Beguine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s