Bajo el influjo de la luna

piano-in-the-moonlight

La luna, ese astro que, como decía Jaime Sabines, “se puede tomar a cucharadas o como una cápsula cada dos horas”, que “alivia a los que se han intoxicado de filosofía” y del que un simple pedazo en el bolsillo “es mejor amuleto que la pata de conejo”, ha sido asociado a lo largo de la historia de la humanidad a toda clase de simbolismos y creencias. Misteriosa, mágica, ha inspirado religiones, mitos y supersticiones, y algunos rituales a ella asociados siguen vigentes hoy en día. Ha servido para medir el tiempo (todos los calendarios de la antigüedad eran lunares) y se le han atribuido toda clase de poderes. Así, la piedra lunar (feldespato) era usada en la Edad Media con fines curativos y protectores.

“La marcha de la luna” (2014), de Ronald Companoca.

“La marcha de la luna” (2014), de Ronald Companoca.

Fuente de creatividad, su influjo en la poesía, la narrativa y la literatura en general, el cine y, cómo no, la música ha sido más que notable. No son pocos los que han sucumbido a su enigmático hechizo y han cantado sus excelencias, la han pintado de todos los colores, bailado bajo su luz e incluso buscado su lado más oscuro. Prueba de ello son los temas que presentamos en la entrada de hoy, una selección –arbitraria por supuesto, todas lo son– de melodías compuestas sobre o para ella. Naturalmente, de los géneros de que se ocupa Música de Comedia y Cabaret.

Comenzamos con la que es la canción más versionada de cuantas existen sobre la luna: la hermosa y conocidísima Moon River. Con letra de Johnny Mercer, fue compuesta por Henry Manicini expresamente para Audrey Hepburn, para su papel en la película de Blake Edwards Desayuno con diamantes (1961), y resultó ganadora del Oscar a la Mejor canción original de los filmes estrenados ese año. Moon es un río real, situado en Savannah (Georgia, Estados Unidos), de donde era Johnny Mercer, cuya casa daba al río que tan buenos recuerdos le traía. Hasta entonces este era conocido como The Back River, pasando a denominarse Moon a raíz del éxito de la canción. Río de la Luna, viejo creador de sueños, rompecorazones, fiel amigo, canta Audrey Hepburn en la famosa secuencia de Desayuno con diamantes.

Casi cien años antes, en 1866, el cantante francés de cabaret que componía sus propias canciones, Aristide Bruant, llegaba a París y se establecía en Montmartre en busca de la fama. “Busco fortuna / en las inmediaciones de Le Chat Noir / a la luz de la luna / ¡en Montmartre!”, cantaba en su canción Le Chat Noir. Y la consiguió. En este cabaret, Le Chat Noir, logró hacerse celebre, ganar dinero y abrir su local: el Mirliton, donde cantaba por las noches, a la luz de la luna. La versión que sigue corre a cargo del Cabaret Aristide Bruant en una actuación en el Palais Mascotte de Ginebra de 2009.

Antes de finalizar el siglo XIX, en 1899, Paul Lincke estrenaba la opereta Frau Luna (Señora Luna). Tres jóvenes de Berlín viajan a la Luna en un “barcoluna” (una especie de globo). La señora Luna (Frau Luna) está encantada de verlos. Por fin algo nuevo sucede en su aburrido reino, cuyo último visitante había sido el emigrante de la Tierra Theophil, hacía ya años. De nuevo en Berlín, Theophil se enamora de una mujer al tiempo que Frau Luna lo hace de Steppke (uno de los jóvenes). La Tierra y la Luna se acercan, lo que desencadenará algunos enredos. Pero todo saldrá bien. Vamos con la Señora Luna (la soprano Grit van Jüten) en este número de la opereta (“Lasst den Kopf nicht hängen”) correspondiente a la producción alemana de la misma para televisión de 1979.

La valse brune, como su título indica, es un vals, un bello vals, el vals de “los caballeros de la luna”, es decir, de la noche, para bailarlo en la oscuridad, en un rincón oscuro, con la única luz de la luna. Fue compuesto por Georges Krier en 1909 y ocupa un lugar de honor en la chanson, pues nunca ha dejado de grabarse, especialmente desde que lo incorporara a su repertorio la gran Juliette Gréco en 1957. Lo interpreta el cantante y compositor francés Guy Béart en una actuación en la televisión francesa de 1983.

Volvemos a la opereta con Lover Come Back For Me. La música es de Sigmund Romberg y la letra de Oscar Hammerstein II. “El cielo estaba azul (…) / había luna nueva / y surgió nuestro amor (…) / [Te fuiste, pero] vuelve conmigo”, dice la letra de esta canción de 1928 de la opereta de Broadway The New Moon (La luna nueva) que interpreta Barbra Streisand en el programa  especial de la cadena de televisión estadounidense CBS de 1965 My name is Barbra.

19812-venerd-la-notte-della-luna-blu-il-secondo-plenilunio-allinternoOtra de las canciones más versionadas de la historia es Blue Moon, magnífica composición de 1934 obra de Richard Rodgers y Lorenz Hart. Se estrenó en la película Manhattan Melodrama (El enemigo público número 1) con el titulo “The Bad in Every Man”, siendo interpretada por Shirley Ross en el Cotton Club. No tuvo demasiado éxito, pero la MGM decidió explotarla comercialmente. Se cambió el título (más pegadizo), pasando a denominarse Blue Moon, y parte de la letra (más romántica) a pesar de las reticencias de Hart. Esta quedó más o menos así: “Luna triste (azul), me viste tan solo (sola), / sin un sueño en mi corazón, / sin un amor. / Luna triste (azul), tú sabías porqué estaba allí, / me escuchaste rezar por / importarle a alguien a quien poder amar. / Y de repente apareció ante mí / la única que mis brazos podían abrazar. / Oí a alguien susurrar: ‘Por favor, ámame’. / Miré y la luna se había vuelto dorada. / Luna triste (azul), ahora ya no estaré solo (sola), / sin un sueño en mi corazón, / sin un amor”. Fantástica versión la que sigue por la gran cantante italiana Mina, en estudio para su álbum L’allieva (2005).

Fly me to the Moon (Llévame volando a la Luna), fue compuesta en 1954 Bart Howard. Cantada por primera vez por Felicia Sanders en cabarets, fue titulada originalmente In Other Words (En otras palabras). “Llévame a la luna / déjame jugar entre las estrellas / (…) / Llena mi corazón de canciones, / déjame cantar para siempre. / Tu eres todo lo que deseo, / todo lo que admiro y adoro”. Frank Sinatra grabó la canción en 1964 en el álbum It Might as Well Be Swing, con Count Basie. Veámosla en una actuación suya en directo de ese mismo año.

Otro fantástico estándar es How High the Moon, canción de Nancy Hamilton (letra) y Morgan Lewis (música) que se interpretó por primera vez en la revista musical de Broadway Two for the Show (1940). La primera versión fue grabada ese mismo año por Benny Goodman y su orquesta. La versión que incluimos –en un momento del programa de televisión The Nat King Cole Show de 1957– está interpretada nada menos que por el propio Cole, June Christy y Mel Tormé. “En algún lugar del cielo hay música, / un lugar tan etéreo como esta canción, / tan alto como la luna”.

Finalizamos con un tema de 1950 de la película Pagan Love Song: “The Sea of the Moon”, original de Harry Warren (música) y Arthur Freed (letra). Los directivos de la MGM decidieron finalmente que sería mejor doblar a Esther Williams en los números musicales, y así lo hicieron. No obstante, en el vídeo que vemos a continuación, anterior al montaje definitivo de la película, es la propia Williams quien canta. “Ven conmigo al mar de la luna. / Ven a soñar conmigo”.

Que disfruten de un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Bajo el influjo de la luna

  1. Por ejemplo se me ocurre Moonlight in Vermont.

  2. etarrago dijo:

    Entrada fenomenal, tenía el “mono”. Tres días de viaje me han tenido fuera de tu página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s