De Orfeo a Cándido

Vidriera elaborada en la fábrica Carl Geyling's Erben de Viena alrededor de 1900 para el antiguo Theater an der Wien.

Vidriera elaborada en la fábrica Carl Geyling’s Erben de Viena alrededor de 1900 para el antiguo Theater an der Wien.

La opereta es una de las columnas vertebrales de nuestro blog. Les proponemos hoy un repaso por algunas de las obras y autores más influyentes de este tipo de teatro musical aparentemente frívolo y desenfadado pero crítico y mordaz y como pocos. Hemos titulado la entrada “De Orfeo a Cándido”, por ser Orfeo en los infiernos la que podríamos considerar la primera opereta moderna y Candide (Cándido), posiblemente, la última gran opereta del siglo XX.

Afiche de Jules Chéret de 1858 para “Orfeo en los infiernos”.

Afiche de Jules Chéret de 1858 para “Orfeo en los infiernos”.

Empezamos, pues, con Offenbach “el padre de la opereta”. Corría el año 1858 cuando el genial compositor franco-alemán estrenó Orfeo en los infiernos (Orphée aux enfers), obra que presentaba una gran novedad: hasta la fecha, las operetas constaban de un solo acto, pues la legislación francesa no permitía otra cosa, pero esta tenía nada menos que cuatro, convirtiéndose en la primera opereta larga de la historia. En ella aborda el mito de Orfeo, a través de cual realiza una aguda sátira de la sociedad francesa. Orfeo en los infiernos es, sin duda, una obra redonda ampliamente representada, con producciones tan interesantes como la de la Opera de Lyon que dirigió Marc Minkowski en 1997 con Natalie Dessay y Yann Beuron en los principales papeles. Veamos de la misma el famoso galop infernal que cierra la opereta.

Grabado de “Die Fledermaus” aparecido en la revista “Die Bombe” en 1874.

Grabado de “Die Fledermaus” aparecido en la revista “Die Bombe” en 1874.

La opereta encontró en Viena otro de los grandes focos creativos de la mano de compositores como Johann Strauss o Franz Lehár. En un momento en que las estructuras en que sustentaba la política del imperio austrohúngaro comenzaban a hacer aguas, Viena simbolizaba mejor que ninguna otra ciudad las contradicciones entre lo nuevo y lo viejo, la modernidad y la tradición. Y ello queda bien patente en la obra de Strauss. La música de Strauss, enlace de ambos mundos, se volvió pronto tremendamente popular en todos los ambientes. Especialmente sus valses, muchos de ellos compuestos originalmente para operetas. Die Fledermaus (El murciélago), estrenada en 1874 en el Theater an der Wien de Viena, no solo es una de las mejores operetas de Strauss, también lo es de todos los tiempos. Incluimos acto seguido una de las arias más bellas: “Mein Herr Marquis”. El vídeo que insertamos recoge la interpretación de la misma a cargo de la soprano Hildegarde Heichele, que demuestra su gran dominio de la coloratura, en un momento de la producción de 1984 de la Royal Opera House Covent Garden de Londres de Die Fledermaus.

Austria llegó a ser en los años del último tercio del siglo XX –también después– algo así como la meca de la opereta. De entre la larga lista de obras que se compusieron y estrenaron hemos seleccionado un número de Die Dubarry, del compositor austríaco Carl Millöcker, estrenada en Viena en 1879: “Ich schenk mein Herz”. El título de la opereta hace referencia a la figura histórica de Marie-Jeanne Bécu, cortesana francesa amante de Luis XV, conocida como Madame du Barry, que por matrimonio se convirtió en condesa Du Barry. Escuchamos su número más conocido en interpretación de la soprano lituana Erika Majstor con la Orquesta de la Radio Lituana dirigida por Robert Stolz.

En el mundo anglosajón –en Londres sobre todo– triunfaba también por aquel entonces otro modelo de opereta que, con el tiempo, daría lugar a lo que hemos convenido en denominar “musical”. El impulso se debió sobre todo a la pareja formada por el libretista W. S. Gilbert (1836–1911) y el compositor Arthur Sullivan (1842–1900), que –entre 1871 y 1896– fue la gran triunfadora de la escena musical anglosajona. Su éxito fue tal que llegaron a desbancar a Offenbach. Vemos de entre su obra “I am the very model of a modern major general!”, de la opereta The Pirates of Penzance, estrenada en 1879 en Nueva York y en 1880 en Londres, en una producción del Stratford Festival de Canadá en su edición de 1985, con Brent Carver y Jeff Hyslop y la dirección de Norman Campbell.

Cartel de “La viuda alegre” para la producción del Aalto Theater de Essen (Alemania) de la temporada 1990-1991.

Cartel de “La viuda alegre” para la producción del Aalto Theater de Essen (Alemania) de la temporada 1990-1991.

Con el cambo de siglo, de nuevo desde Viena, Lehár aporto un aire de renovación al género que, progresivamente, fue aproximándolo a la ópera. De Lehár hemos elegido –cómo no–La viuda alegreDie lustige Witwe (La viuda alegre) se estrenó el 30 de diciembre de 1905 en el Theater an der Wien de Viena y fue un éxito sin parangón. Tras 300 representaciones ininterrumpidas, Lehár añadió la Obertura y la obra siguió en cartel durante 400 funciones más. La viuda alegre es una de las operetas más conocidas y representadas, también de las mejores que se han compuesto, con melodías de fácil audición, llena de hallazgos musicales y momentos inspirados. Aclamada por público y crítica, en 1906 se llevó a cabo un tour por Austria, en 1907 se estrenó Londres (778 representaciones) y en 1909 lo hizo en París. Incluimos de la misma dos de sus mejores melodías: “Vilja Lied” y “Lippen schweigen”, por la excelente soprano finlandesa Karita Mattila y el famoso barítono estadounidense Thomas Hampson en un momento de la Gala Volpe de la Metropolitan Opera House de Nueva York celebrada el 2006. Joseph Volpe estuvo al frente de la  dirección de la Metropolitan desde 1990 hasta 2006; de ahí el título de la gala.

Poco después, la opereta estadounidense entraba en escena, si bien todavía con claras influencias europeas. Vean, si no, el número que sigue: “Ah! Sweet Mystery of Life” (¡Ah, dulce misterio de la vida!), popularísimo tema de la no menos popular Naughty Marietta, con libreto de Rida Johnson Young y música de Victor Herbert. Se representó por primera vez 24 de octubre de 1910 en Syracuse, Nueva York, y el 7 de noviembre de 1910 abrió la temporada en Broadway. La opereta se convirtió en el mayor éxito de Victor Herbert y ha sido representada muchas veces y llevada al cine en 1935, con Jeanette MacDonald y Nelson Eddy. Es esta la versión que vemos en el vídeo que sigue.

Con el final de acto primero de Im weissen Rössl (La posada del caballito blanco), opereta alemana de Ralph Benatzky ambientada en la pintoresca región de Salzkammergut (Alta Austria), regresamos a Europa, más concretamente a la Europa central. Su estreno tuvo lugar en Berlín el 8 de noviembre de 1930. La representación que contemplamos a continuación corre a cargo del Théâtre du Capitole de Toulouse en 2003, siendo sus protagonistas principales Marie Ange Todorovitch y Olivier Heyte.

“Die Juliska aus Budapest” es otro famosísimo tema de otra conocida opereta: Maske in Blau (Máscara azul), estrenada en 1937 en Teatro Metropol de Berlín con música de Fred Raymond y libreto de Heinz Hentschke y Schwenn Günther. En la década de 1930 la opereta seguía en pleno apogeo. Veamos, y escuchemos, “Die Juliska aus Budapest” con la soprano brasileña Carla Maffioletti en un concierto celebrado en Heidelberg el 18 de septiembre de 2009 por André Rieu y la JSO.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la opereta ya nunca llegó a las cotas de popularidad de que gozó desde mediados del siglo XIX hasta la década de 1930. Una de las excepciones fue el compositor francés Francis López, que cosechó grandes éxitos como La Belle de Cadix (1945), Andalucía (1947) o Le Chanteur de Mexico (1951). De esta última vemos su popurrí final en una producción del Teatro del Châtelet (París), de 2006, con un elenco encabezado por Ismael Jordi, Rossy De Palma, Clotilde Courau, Jean Benguigui y Frank Leguérinel.

Cartel del estreno de “Candide” reproducido en la grabación de 1963.

Cartel del estreno de “Candide” reproducido en la grabación de 1963.

Aun así, en sus últimos años López tuvo que conformarse con que sus operetas se estrenaran en salas más bien modestas, con una orquesta reducida a la mínima expresión cuando no con música pregrabada. Ahora tocaba el triunfo de la comedia musical y la opereta entraba en declive. Candide es pues, posiblemente, una de las últimas grandes operetas. Compuesta por Leonard Bernstein, se estrenó en Nueva York en 1956. La obra se basa en una adaptación de la sátira homónima dieciochesca de Voltaire, trasladada a la época actual por la gran dramaturga norteamericana Lillian Hellman. El protagonista, Cándido, practica un optimismo ciego guiado por su tutor, el Doctor Pangloss, que le asegura que todo es para bien “en el mejor de los mundos posibles”. Lógicamente, no es así y Cándido viaja por medio mundo descubriendo a su paso la maldad, el sufrimiento y el crimen. Al primer acto de Candide pertenece el último vídeo de nuestra entrada de hoy: “I Am Easily Assimilated (Old Lady’s Tango)”, que interpreta la gran Patti LuPone durante el concierto que tuvo lugar en el Avery Fisher Hall de Nueva York el 12 de enero de 2005, bajo la dirección de Lonny Price, con Thomas Allen, Paul Groves, Michael McCormick y Patti LuPone en los principales papeles.

Que tengan un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a De Orfeo a Cándido

  1. Excelente recorrido musical, Manuel.

  2. etarrago dijo:

    Expléndido. No sé si te gustará que lo haga pero te diré que hoy, entre tantas joyas, me quedo con: Galop Infernal – Orphee aux Enfers

  3. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s