El rey Lehár

Lehár

No, nos hemos equivocado, no hablamos del Lear de Shakespeare, sino del compositor, de Franz Lehár. Y es que tanta llegó a ser su fama que un buen día, con motivo del estreno en Viena de la obra de Shakespeare El rey Lear, la ciudad amaneció empapelada con carteles anunciado el evento pero con el título de El rey Lehár. Curioso error de imprenta que dice mucho de la popularidad de que disfrutó el compositor austrohúngaro en vida.

A Franz Lehár ya le hemos dedicado varias entradas. Nos encantan sus operetas, sus melodías ligeras y de fácil audición y sus valses, más vaporosos y sutiles que los de la generación anterior, así como la constante evolución de sus composiciones, que en una segunda etapa de su vida se fueron aproximando cada vez más a la ópera.

Lehar_Lustige-WitweNo vamos a entrar, pues, en su biografía (publicada ya en este blog). Hoy vamos a ofrecer una selección –un tanto arbitraria (en el fondo todas lo son)– de números musicales de sus obras con el fin de explicarnos el por qué de aquel error de imprenta.

Comenzamos con su opereta más popular, la que le lanzó a la fama, La viuda alegre (Die lustige Witwe), estrenada el 30 de diciembre de 1905 en el Theater an der Wien de Viena. La viuda alegre constituyó un éxito sin parangón. Tras 300 representaciones ininterrumpidas, Lehár añadió la Obertura y la obra siguió en cartel durante 400 funciones más. Nunca ha dejado de representarse. Los números que hemos elegido son “Ja, das Studium der Weiber ist schwer” (que vemos en la producción del Festival de Mörbisch de 2005, año en que se cumplió el centenario de su estreno) y la maravillosa melodía “Lippen schweigen”, que interpretan Renée Fleming y Christopher Maltman con la Ópera Estatal de Dresde durante el Concierto de Fin de año de 2010.

Bello tema, ¿verdad? Seguimos con El conde de Luxemburgo (Der Graf von Luxemburg), opereta de 1909. El vídeo que incluimos recoge un popurrí de fragmentos de sus números musicales más representativos en poco más de cinco minutos y medio. La versión corresponde al montaje que de El conde de Luxemburgo llevó a cabo el Teatro de Sajonia en 2011.

Vamos ahora con El zarévich (Der Zarewitsch), que Lehár estrenó en el Metropol Theater de Berlín en 1927 con su tenor preferido, Richard Tauber, al frente del reparto. De la misma insertamos el penúltimo número, “Komm An Meine Brust (Ich Bin Bereit)”, con Sieglinde Feldhofer y Ciro de Luca, en una producción del Festival de Mörbisch de 2010.

Volvemos con Renée Fleming y Christopher Maltman –en otro momento del concierto anteriormente mencionado– para escuchar la famosa aria “Dein ist mein ganzes Herz” (“Tuyo es todo mi corazón”), perteneciente a la opereta Das Land des Lächelns (El país de las sonrisas), de 1929. Por estas fechas, Lehár había iniciado ya ese camino del que hablábamos que le acercaba a la ópera: su música no había perdido la frescura melódica que caracteriza su producción, pero sí cobrado un mayor dramatismo.

En su último periodo creativo la escritura vocal de Lehár se volvió, como decíamos, más ambiciosa. Giuditta, estrenada el 20 de enero de 1934 en el Vienna State Opera, su última opereta, está escrita para cantantes de ópera, de voces más poderosas y de tesitura más amplia, por lo que fue interpretada inicialmente por Richard Tauber y Jarmilá Novotna. De esta, su última obra, podemos ver dos de sus mejores números: “Freunde, das Leben ist lebenswert!” (producción del Festival de Mörbisch de 2003) y el conocido “Meine Lippen, Sie Kussen so Heiss”, este último a cargo de una sensual Anna Netrebko con la BBC Symphony durante los conciertos de los Proms de 2007.

¿El rey Lehár, pues? Juzguen ustedes mismos. Que tengan un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El rey Lehár

  1. etarrago dijo:

    Hoy, me he enamorado de Renée Fleming & Christopher Maltman – Lippen schweigen – Die lustige Witwe. Gracias, un excelente artículo. Me encanta.

  2. ¡Maravillosa Renée Fleming! Siempre me gustó “La viuda alegre” (en todas sus versiones). Como siempre, ¡para matrícula de honor, Manuel!
    Sigo escuchando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s