Gilbert & Sullivan: los creadores del teatro musical moderno

gilbert-sullivan-2 (1)

W. S. Gilbert

W. S. Gilbert

En su momento dedicamos varias entradas a esta popular pareja británica autora de operetas formada por el libretista William Schwenck Gilbert (1836–1911) y el compositor Arthur Sullivan (1842–1900), quienes entre 1871 y 1896 compusieron un total de catorce operetas, de música pegadiza y de fácil audición y letras irónicas y críticas con la sociedad victoriana, todavía muy populares en el mundo anglosajón y que siguen representándose habitualmente. El teatro musical anglosajón debe mucho a este tándem de inspiración fácil y excelente técnica. Y no solo el británico, pues en su época fueron también tremendamente populares en Estados Unidos, hasta el punto que, tras el enorme éxito que alcanzaron con H.M.S. Pinafore (1878), muchas compañías estadounidenses empezaron a representar versiones no autorizadas de la obra.

Arthur Sullivan

Arthur Sullivan

No nos extenderemos hoy en la biografía de esta pareja –ya lo hicimos en su día– y nos limitaremos a hacer un repaso por los mejores números musicales de su obra, una obra que incluye un total de catorce operetas que les convirtieron en los reyes de los escenarios londinenses: Thespis (1871, Tespis), Trial by Jury (1875, Juicio con jurado), The Sorcerer (1877, El hechicero), H.M.S. Pinafore (1878),  The   Pirates of Penzance (1879, Los piratas de Penzance), Patience (1881, Paciencia), Iolanthe (1882), Princess Ida (1884, La princesa Ida), The Mikado (1885, El Mikado), Ruddigore (1887), The Yeomen of the Guard (1888, Los alabarderos de la Casa Real), The Gondoliers (1889), Utopia, Limited (1893) y The Grand Duke (1896, El gran duque).

Empezaremos con H.M.S. Pinafore, la cuarta opereta que estrenaron. Ya conocían el éxito, pero esta suave sátira –que aborda el amor entre miembros de clases sociales diferentes a través de la historia de la hija del capitán de un navío enamorada de un simple marinero– superó todas las expectativas. De H.M.S. Pinafore vemos “We Sail the Ocean Blue”, número con el que se inicia la obra, en una producción de 2008 de Simon Gallaher & Essgee Entertainment.

Más éxito todavía, más fama. The Pirates of Penzance, la quinta colaboración entre Gilbert y Sullivan, fue aclamada por público y crítica, que consideraron que era la mejor de sus obras hasta la fecha. La opereta, en dos actos, fue representada más de cien años por la D’Oyly Carte Opera Company en el Reino Unido y por otras compañías teatrales en el mundo, y ha sido reestrenada y adaptada en numerosas ocasiones. Aquí, es casi obligatorio incluir el número más popular de la opereta –y posiblemente también del conjunto de la obra de Gilbert & Sullivan– “I Am the Very Model of a Modern Major-General”, que vemos en una representación durante el Stratford Festival (Canadá) de 1985.

También a The Pirates of Penzance pertenece “With Cat Like Tread”, otro popularísimo tema que interpreta la compañía del Schaumburg Summer Theatre (Illinois, EE UU) en una producción de 2009.

Siguieron Patience (1881), Iolanthe (1882) y Princess Ida (1884). Quinientas setenta y ocho representaciones alcanzó la primera, trescientas noventa y ocho la segunda y doscientas cuarenta y seis la tercera. Un nuevo un punto y aparte en su obra llegaría con The Mikado, opereta que, junto a The Pirates of Penzance y H.M.S. Pinafore, se considera una de “las tres grandes” obras de Gilbert y Sullivan. The Mikado –ambientada en Japón a finales del siglo XIX– se estrenó en 1885 y estuvo en cartelera seiscientas setenta y dos representaciones seguidas. De The Mikado incluimos también dos números: “Three Little Maids From School Are We” –por la Opera Australia en una representación 2011– y “Tit Willow Tit Willow”, a cargo nuevamente de D’Oyly Carte Opera Company (producción de 1966).

Finalizamos la entrada con dos números musicales más correspondientes a The Gondoliers y Utopia, Limited. De la primera vemos el fandango-bolero “Dance a Cachucha” (por la Colorado State Opera Theater en 2011); de la segunda la Obertura, a cargo de The G&S Opera Company  durante el Festival de Buxton (Inglaterra) de 2011.

Tras The Gondoliers, Sullivan pidió abandonar la asociación. Las relaciones entre ambos eran cada vez más tirantes a causa de sus distintas ambiciones artísticas y de las discrepancias ideológicas que habían ido surgiendo entre ambos. Gilbert ponía patas arriba el orden social establecido y satirizaba a los ricos y a los poderosos, mientras que Sullivan buscaba en ellos la amistad y, sobre todo, el patronazgo. Así y todo –y en buena medida forzados por las circunstancias– todavía colaboraron en dos operetas más: Utopia, Limited y The Grand Duke. Esta última fue un fracaso financiero y entonces sí, en 1896, dejaron de trabajar juntos definitivamente.

Por cierto, ¿no han encontrado cierto parecido entre algunos de los números que hemos visto y los musicales de la primera época de Broadway? Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Gilbert & Sullivan: los creadores del teatro musical moderno

  1. Pingback: Sorprendente Mike Leigh: del cine social a la comedia musical

  2. Pingback: Sorprendente Mike Leigh: del cine social a la comedia musical – El Gran Gorila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s