La Gran Vía

La Gran Vía CAP

La Gran Vía, considerada una de las mejores y más populares zarzuelas ─música de los maestros Federico Chueca y Joaquín Valverde y libreto de Felipe Pérez y González─, es en realidad una revista. Al menos como tal se estrenó, como “revista lírico-cómica, fantástico-callejera en un acto” y cinco cuadros, en el Teatro Felipe de Madrid el 2 de julio de 1886 con enorme éxito. Tanto que el teatro, modesto y de reducidas dimensiones, pronto se quedó pequeño para acoger la gran cantidad de público que deseaba ver el espectáculo. Pasó entonces al Teatro Apolo, donde prosiguió su éxito durante largo tiempo, cuatro temporadas ininterrumpidas. Su popularidad aumentaba día a día y pronto traspasó las fronteras, estrenándose en los años siguientes, traducida a los respectivos idiomas, en capitales como París, Viena, Turín, Praga, Londres o Nueva York.

Federico Chueca

Federico Chueca

Al ser una “revista de actualidades”, los números iban cambiándose, al tiempo que se añadían otros, de acuerdo con los cambios urbanísticos ─y sociales, obviamente: expropiación de casas, inmuebles y solares─ que iba experimentando la capital española. En 1886, año del estreno de La Gran Vía, la ciudad de Madrid estaba inmersa en una profunda remodelación urbanística iniciada décadas atrás. De hecho, ese mismo año se había aprobado el “Proyecto de prolongación de la calle Preciados, describiendo una gran avenida transversal este-oeste entre la calle de Alcalá y la plaza de San Marcial”, es decir la futura Gran Vía, cuyas obras definitivas, sin embargo, no se iniciarían hasta 1910. Contaba por entonces (1886) Madrid con unos 450.000 habitantes. Treinta años antes apenas superaba los 280.000. Como todas las urbes europeas, el vertiginoso crecimiento demográfico y las nuevas funciones de la ciudad tras las revoluciones burguesas, conllevaron planes de ensanche y transformaciones urbanísticas de gran calado.

La Gran Vía, obra de excelente calidad musical ─como muestran sus números con ritmos y bailes típicos de la época como polcas, valses, mazurcas, tangos, jotas, pasodobles o chotis─, tenía en el momento de su estreno una fuerte carga política. Algunos números también se cambiaron por ello. Un mes después del estreno se modificó el de “Los tres ratas”, pues iba a asistir el gobernador provincial de Madrid y la obra no dejaba precisamente en muy buen lugar a la autoridad y a la policía.Así pues, entre una cosa y otra, cuadros y números fueron transformándose a medida que lo hacía la ciudad.

Popularísima, reputadísima, celebradísima…, pero con muy pocos vídeos, al menos de mediana calidad, donde poder elegir. C’est la vie, que dicen los franceses. Pero, bueno, vamos con la selección que hemos hecho de los números musicales de la obra, con las lógicas limitaciones que decíamos.

Empezamos con la Introducción y polca de las Calles: “Somos las calles, somos las plazas”. Es una versión del Jarvis Conservatory en Napa, en Napa Valley, región vinícola de California (Estados Unidos), que tuvo lugar en 1996. Ya ven. Nos hemos tenido que ir bien lejos.

El segundo número del primer cuadro, y último (le sigue un “Intermedio”), corresponde al tema “Caballero de Gracia”: Caballero de Gracia me llaman… Creemos que se trata de la representación que se celebró en el Teatro Gran Vía de Madrid, en 2006, en conmemoración del centenario de la construcción de la Gran Vía.

El segundo cuadro se inicia con el “Tango de la Menegilda”, también, parece, del mismo espectáculo.

Sigue el “Tango de Doña Virtudes”, con la actriz Pili Miralles.

Tras un “Interludio instrumental”, finaliza el cuadro segundo con la “Jota de los ratas”, que vemos en el espectáculo Antología madrileña. Homenaje a Federico Chueca, de la Temporada de Zarzuela de Lima (Perú) de 2008. 

La Mazurca de los marineritos: “Somos los marineritos” es uno de los números más celebrados de la  obra. Corresponde al cuadro tercero y lo contemplamos de nuevo en la representación del Jarvis Conservatory.

 “Yo Soy el Elíseo”, o Chotis del Elíseo, es el último número musical del cuarto cuadro. La representación corre a cargo esta vez representación en el Teatro Avenida de Buenos Aires dentro del espectáculo Lo mejor de la Zarzuela II (septiembre-octubre de 2006), dirigido por Giorgio Paganini, con Marina Biasotti. Lejos otra vez del Madrid de Chueca.

Hasta aquí, la práctica totalidad de los números musicales en la versión que se estrenó en 1886, es decir, la primera. Como señalábamos, la tremenda popularidad que alcanzó La Gran Vía hizo que progresivamente fueran añadiéndose números.  Uno de ellos es el que podemos ver a continuación: el “Vals de la seguridad” (“Soy salvaguardia de la sociedad”), que llegó a estar prohibido durante el franquismo por considerar que desprestigiaba a las fuerzas de seguridad. La representación es, una vez más, la del Jarvis Conservatory.

Hasta mañana. Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Gran Vía

  1. Me ha encantado este repaso que has realizado a través de videos sobre la zarzuela La Gran Vía. Enhorabuena. Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s