Un americano en París

005-an-american-in-paris-theredlist

Uno de los cineastas más personales y versátiles de la cinematografía estadounidense, Vincente Minnelli –director de un total de 34 películas entre dramas, comedias y películas musicales– nos legó en 1951 uno de los filmes musicales más famosos y aclamados de la historia del cine: Un americano en París (An American in Paris). No era nuevo Minnelli en el género, ya antes había rodado, entre otras, Cita en San Luis (1944) y El pirata (1948); ambas con su esposa, Judy Garland.an_american_in_paris_8

Con música de George Gershwin –arreglos de Johnny Green y Saul Chaplin– y protagonizada por Gene Kelly y Leslie Caron, narra la historia de un pintor americano, Jerry Mulligan (Gene Kelly), que se queda en París (en Montmartre) tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. No vende un cuadro ni de casualidad hasta que una americana millonaria (Nina Foch) decide promocionarlo. Al mismo tiempo, este conoce a una dependienta llamada Lise Bouvier (Leslie Caron) y se enamora de ella.

american_in_paris_ver2_xlgUn americano en París obtuvo ese año ocho nominaciones a los premios Oscar, de los que consiguió seis, incluyendo el de Mejor película, en una edición en que competía con filmes como Un tranvía llamado deseo, Quo Vadis y Un lugar en el sol.

Gran parte de su éxito radicó en la fuerza y belleza de las imágenes, en el indudable atractivo –no solo físico– de la pareja protagonista, en la espléndida coreografía –a cargo del propio Kelly– y, sobre todo, en la incomparable música de Gershwin, alrededor de la cual se construye la película. Magníficas y populares melodías, además de obras sinfónicas –naturalmente o podía faltar An american in Paris (1928)–, no son aquí un aliciente añadido, sino el elemento que hace posible la película.

large an american in paris blu-ray1032Un americano en París fue, por otro lado, el debut en el cine de Leslie Caron. Caron, por entonces, formaba parte de la compañía de Roland Petit como bailarina clásica. En 1951 –Caron estaba a punto de cumplir los 30 años, pero seguía manteniendo su apariencia de joven inocente– Gene Kelly, que buscaba a la mujer que lo acompañara en la película, la vio actuar y se quedó prendado de ella. Le comentó al director de la película, Vincente Minnelli, que había encontrado la persona ideal para el papel y este se lo dio. Comencemos, pues, con Caron en una de las primeras secuencias musicales de la película bailando al son de Embraceable You (1930) y dejando boquiabiertos a Georges Guétary y Oscar Levant.

Además de Kelly y Caron, figuran en el reparto los ya citados Oscar Levant (como Adam Cook), Georges Guétary (Henri Hank Baurel) y Nina Foch (Milo Roberts). Veamos a los dos primeros (Levant está doblado por Mack McLean) con Gene Kelly en el número By Strauss, tema compuesto en 1936 por George Gershwin –como todas las melodías de Un americano en París– con letra de su hermano Ira Gershwin.

AmericanParis1Minnelli nos presenta un París que, en realidad, poco tiene que ver con una ciudad que todavía no se había recuperado de las heridas de la Segunda Guerra Mundial.

En la película todo el mundo es alegre y feliz y hasta los americanos enseñan a cantar en inglés a los niños de Montmartre, como vemos en la secuencia que sigue en la que Kelly protagoniza un divertido baile con unos chicos con la canción I Got Rhythm (1930).

Seguimos con Tra-la-la (This Time It’s Really Love), otro tema de los hermanos Gershwin compuesto en 1922 con Gene Kelly y Oscar Levant, en el que el primero –como en el número anterior y como en todo el filme– plasma su talento de bailarín.

Una de las secuencias más recordadas es la del romántico encuentro entre Kelly y Caron, en la que el primero canta y los dos bailan la hermosa canción Our Love Is Here to Stay (1937). El vídeo es muy buena calidad y el número en sí comienza tras una larga introducción, pasados los tres minutos.

Vamos ahora con Georges Guétary y I’ll Build a Stairway to Paradise, un tema compuesto en el año 1922 por los hermanos Gershwin y Buddy G. DeSylva (que escribió la letra con Ira).

No era Levant un gran pianista pero se defendía, y bien. Muestra de ello es la secuencia que sigue, en la que –con la MGM Symphony Orchestra– interpreta el tercer movimiento del Concierto en fa para piano y orquesta (1925), una de las obras sinfónicas de Gershwin de esta excepcional banda sonora.

Uno de los temas más bellos del filme es ‘S Wonderful, escrito en 1927 para el musical del propio Gershwin Funny Face (Mueca). Lástima que la calidad del vídeo sea horrorosa, pero no hemos encontrado nada más. Ya nos hubiera gustado, ya, la canción se lo merece.

Gene-Kelly-in-An-American-in-Paris-gene-kelly fontaineEscribía Diego Galán en El País (7 de mayo de 1983) que “solo el número final de Un americano en París es suficiente para los críticos, que vieron en ese impresionante ballet uno de los momentos más brillantes del cine musical norteamericano. Con partitura de George e Ira Gershwin, ese número de 18 minutos costó tanto dinero como muchas películas europeas de hoy: 450.000 dólares, seis meses de ensayo y un mes íntegro de rodaje. El resultado está a la altura de las pretensiones, sobre todo si el espectador puede desprenderse de la ligera cursilería que lo impregna”.

Con esta larga secuencia del ballet de Un americano en París –el último número musical de la película– finalizamos la entrada. Decíamos –decía Galán, mejor dicho– que su duración es de 18 minutos, pero en el vídeo que incluimos dura 23, pues recoge la orquestación de Gershwin. Eso sí, se indica qué fragmentos se descartaron y qué se añadió a la partitura original. La secuencia, por otra parte, sintetiza otro de los logros de la película: su acertada ambientación en clave pictórica, con el impresionismo y el postimpresionismo como ejes estéticos de la misma.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un americano en París

  1. He leído que el productor de la película, Arthur Freed, consiguió los derechos de la obra de Gershwin a través de su hermano Ira del que era muy amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s