¿De verdad que no te gusta la opereta?

SONY DSC

Es lo que yo le preguntaba a un amigo hace un par de días cuando me hablaba de este blog. Mi amigo suele visitarlo con frecuencia y, en ocasiones, cuando nos vemos, me hace algún que otro comentario sobre las entradas que publico. En esta ocasión me decía que le habían gustado mucho Té para dos y Serenata argentina. De esta última desconocía la película y, me decía, había sido todo un descubrimiento para él. ¿Y la del día de antes no la viste?, le pregunté. ¿De qué iba?, dijo él. De opereta, respondí, nada menos que Orfeo en los infiernos. Y en un versión fantástica, añadí. Es que a mí la opereta…, ¿qué quieres que te diga?, no me gusta, me resulta un peñazo, afirmó. ¿Pero cómo puedes decir eso?, exclamé. Mira esto. Tenía el ordenador encendido y le puse un vídeo del Festival de Mörbisch. Este:

¡Hombre!, esto es otra cosa, reconoció mi amigo tras finalizar el vídeo –la Obertura de Die Fledermaus (1874, El murciélago), de Johann Strauss, en la versión del Festival de Mörbisch del año pasado–, que vimos entero a pesar de que dura casi trece minutos. Puede que ayudara el vaso de vino blanco que nos acompañaba mientras. Mi amigo tiene dos nenes, un niño y una niña que, entre los dos, apenas superan los cinco años. Y esto también, dije. Y seguro que a ellos –a los nenes– también les gusta. ¿Hacemos la prueba? Y los dos peques, fascinados, no solo contemplaron el vídeo que sigue una vez, sino que hicieron que se lo pusiéramos de nuevo. Eso sí, este es bastante más breve, apenas tres minutos. Pero que un niño de esa edad mantenga la atención tres minutos seguidos viendo un número como este, o cualquier otro, no está nada mal.

¿Ves como la opereta no es tan aburrida ni cosa de carrozas o frikis desfasados?, le dije tras ver –dos veces, como aclaramos antes– la Obertura de Gräfin Mariza (1924), de Imre Kálmán, también producción del Festival de Mörbisch de 2004.

No sé si le convencí, pero sí que aminoré su inicial resistencia a la opereta, fruto más del desconocimiento que de otra cosa. Todo hay que decirlo: yo jugaba con ventaja. Los vídeos que elegí no fueron al azar, escogí Mörbisch adrede, pues no sé si será este el mejor festival de opereta del mundo pero, sin duda, a espectacular no le gana ninguno. Así, que vamos a dedicar la entrada de hoy –ya publicamos otra sobre el Festival de Mörbisch el pasado 30 de mayo* en la que explicábamos su origen y evolución hasta la actualidad– a una serie de números con la intención de que todos aquellos que dicen que la opereta no les gusta se pregunten si no será porque en realidad no han escuchado –y visto– la suficiente. Todos los vídeos corresponden al mencionado festival. Comenzamos con un fragmento de otra opereta de Kálmán, Die Csárdásfürstin, el número “Jaj Mamám Bruderherz”, de la producción de 2002.

Der Zarewitsch, opereta de Franz Lehár estrenada en Berlín en 1927, corresponde este baile, “Berauscht hat mich der heimatliche Tanz”, que vemos en la magnífica versión del Festival de Mörbisch de 2010.

Seguimos con otro ballet, de otra opereta de Lehár, Der Graf von Luxemburg (El conde de Luxemburgo), estrenada en Viena en 1909 y a la que Mörbisch dedicó la edición de su festival de 2006. Se trata del número “Walzerintermezzo”.

Vamos ahora con la polka “Unter Donner Und Blitz” (Bajo truenos y relámpagos), de la opereta de Johann Strauss Die Fledermaus, representada en varias ediciones del festival. La que vemos es la de 2012, la misma con la que abríamos el artículo.

Seguimos con un número que igual ya han visto en este blog –solo aquí podrán haberlo visto íntegro, dicho sea de paso– pero que no podía faltar en una entrada con la intencionalidad que tiene la de hoy. Me refiero al gran final de Die lustige witwe (1905, La viuda alegre), opereta de Franz Lehár estrenada en 1905, en la espléndida versión de Mörbisch de 2005.

Y finalizamos con un número de la edición del festival de este mismo año, en la que se programó la opereta de Carl Millöcker Der Bettelstudent (1882, El estudiante mendigo). De la misma vemos el número “Auftritt Oberst Ollendorf”.

Deseando que no les haya aburrido nuestra selección de números de este magnífico Festival de Mörbisch, les esperamos mañana con una nueva entrada.

______

* https://musicadecomedia.wordpress.com/2013/05/30/morbisch-la-meca-de-la-opereta/

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s