Kurt Weill

Kurt Weill y Lotte Lenya en Nueva York

Kurt Weill y Lotte Lenya en Nueva York

Los nombres Kurt Weill* y Bertolt Brecht –entre otros– son sinónimo de políticas radicales e innovación cultural en la República de Weimar (1919-1933). Conocidos principalmente por el éxito de Die Dreigroschenoper (La ópera de cuatro cuartos) pero también por numerosas otras piezas donde colaboraron, el dúo representaba todo lo que el régimen nazi declaraba como enemigo. El judío Weill y el marxista Brecht fueron, por ende, los primeros y más obvios blancos de la opresión cultural nazi.

Kurt Weill

Kurt Weill

Kurt Weill nació el 2 de marzo de 1900 en una familia judía de Dessau, Alemania. Dado que su padre era cantor en una sinagoga, la familia apoyó las primeras inclinaciones musicales de Weill. De adolescente, comenzó a estudiar música con Albert Bing. Pronto empezó a componer y mostró una temprana predilección por la música vocal, que lo condujo al teatro musical. Luego se mudó a Berlín para continuar sus estudios y trabajó con Engelbert Humperdinck y Ferruccio Busoni. Si bien Weill no fue un muy buen alumno, logró sobrevivir dictando clases particulares y dirigiendo coros en la sinagoga.

El aspirante a músico pasó a ser parte de la vibrante escena cultural de Berlín a principios de la década de 1920. En 1922, se sumó al Novembergruppe, el grupo de artistas de izquierda de Berlín, que incluía a Hanns Eisler y Stefan Wolpe. Fundamentalmente presentaban trabajos de compositores modernistas como Berg, Schoenberg, Hindemith, Stravinsky y Krenek. Al principio, Weill tuvo algunos éxitos pero su sociedad con Brecht fue lo que le convirtió en una estrella internacional.

La ópera de cuatro cuartos se estrenó el 31 de agosto de 1928 y estaba protagonizada por Lotte Lenya, la esposa de Weill. Fue un gran éxito y ubicó a Weill como uno de los compositores más exitosos de la Alemania de Weimar. La poderosa música de Weill combinada con el cinismo y la crítica social del libreto de Brecht produjeron una de las creaciones culturales más importantes de la Europa de entreguerras.

No existe vídeo alguno de la representación teatral, pero sí de la versión cinematográfica que se estrenó en 1931 (Die 3 Groschen-Oper; La comedia de la vida se tituló la versión doblaba al español). Cuando los nazis llegaron al poder en 1933 la película fue prohibida y se destruyeron las copias. No todas, afortunadamente, encontrándose una en la década de 1960 que fue restaurada. A ella pertenece la secuencia que sigue en la que escuchamos el conocido tema Die moritat von Mackie Messer (Mack the Knife).

Otro conocido tema de La ópera de cuatro cuartos es Seeräuberjenny (Pirata Jenny) que Ute Lemper interpreta en una actuación en el Café Carlyle de Nueva York en 2009.

Un momento de la representación de “La ópera de cuatro cuartos” por la compañía del Malthouse Theatre (Melbourne, Australia) en 2011

Un momento de la representación de “La ópera de cuatro cuartos” por la compañía del Malthouse Theatre (Melbourne, Australia) en 2011

A la misma pertenece también Bilbao Song, un poema que escribió Bertolt Brecht y musicalizó Kurt Weill en 1929. Tras el éxito de La ópera de cuatro cuartos, ambos recibieron el encargo de hacer una especie de segunda parte. Se titularía esta Happy End e incluía la canción que nos ocupa. La versión que vemos corre a cargo del dúo Kurt Weill de Oslo, en una actuación, creemos, de 2011.

En marzo de 1930 se estrenó en Leipzig Aufstieg und Fall der Stadt Mahagonny  (Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny). A esas alturas, había mucha tensión entre Brecht y Weill, ya que ambos eran muy obstinados y eso generó muchos conflictos entre ellos. Además, a medida que la derecha política crecía en el poder, su trabajo era cada vez más criticado. Aunque las óperas de Weill continuaron siendo éxitos populares, las protestas nazis frecuentemente interferían con sus actuaciones y la presión de trabajar en tales condiciones estaba destruyendo su matrimonio también. Los directores de teatro se volvieron más reticentes a presentar su trabajo.

De Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny es esta hermosa canción: Alabama Song, en la producción que de la misma se representó en el Festival de Salzburgo de 1998 bajo la dirección de Peter Zadek. Es la soprano neoyorkina Catherine Malfitano quien hace de Jenny.

Como muchos otros artistas en su situación, Weill malinterpretó reiteradamente el desarrollo políticos y creyó que las cosas podrían mejorar. Eventualmente, se enteró de que tanto él como su esposa estaban en la lista negra de los nazis y que los iban a arrestar. Así que, en marzo de 1933, cruzó la frontera con destino a Francia, en la confianza de que su estancia en París sería temporal.

En París reanudó Weill brevemente la colaboración con Brecht. Fruto de ella fue el “ballet cantado” satírico Die sieben Todsünden (Los siete pecados capitales) que se representó por primera vez en el Teatro de los Campos Elíseos de París el 7 de junio de 1933. Del mismo insertamos un vídeo con el “Prologo” a cargo de Teresa Stratas y Nora Kimball acompañadas por la Orquesta de la Ópera de Lyon en una representación de 1993.

Un año después (1934), Weill escribió la música para la obra de Jacques Deval Marie galante. La contribución de Weill resultó decisiva para su éxito, rodándose ese mismo año ya una primera versión cinematográfica en Estados Unidos dirigida por Henry King. Marie galante incluye temas tan hermosos como el tango habanera Youkali, que escuchamos en interpretación de Ute Lemper.

La continua colaboración de Weill con Brecht mientras estuvo en París no tuvo mucho éxito. Weill se fue a los Estados Unidos, donde tenía la esperanza de reconstruir su carrera. Allí, se volvió a juntar con su ex esposa Lenya. Luego recordó: “Lenya y yo llegamos aquí en 1935 e inmediatamente nos enamoramos de este país. Y mi éxito aquí (que la gente habitualmente atribuye a la ‘suerte’) se debe principalmente al hecho de que adopté una actitud constructiva y positiva hacia el estilo de vida de Norteamérica y hacia las posibilidades culturales de este país”.

Afiche de “Lady in the Dark”

Afiche de “Lady in the Dark”

El tono seguro de esta afirmación oculta la dificultad y la lucha de sus primeros años en los Estados Unidos, donde sus obras no fueron exitosas y la joven pareja luchaba para mantenerse. Luego, Weill colaboró con el dramaturgo Paul Green en la obra anti bélica Johnny Johnson, y costeó sus gastos componiendo música cinematográfica.  A principios de 1938, con el éxito musical de Knickerbocker Holiday, escrito por el dramaturgo Maxwell Anderson, Weill finalmente tuvo acceso a la escena teatral de los musicales de Broadway. Los otros dos  grandes éxitos que Weill tuvo en Broadway fueron escritos durante la guerra: Lady in the Dark, con letra de Ira Gershwin, y One Touch of Venus (Venus era mujer), una comedia musical. El compositor, sin embargo, nunca olvidó sus raíces y, a diferencia de muchos otros emigrantes que luchaban por disimular sus orígenes judíos, se convirtió en una de las primeras figuras en recordar el Holocausto y generar conciencia en la gente sobre la situación apremiante de los judíos de Europa. A pesar del éxito económico que tuvo en los Estados Unidos, nunca obtuvo el tipo de fama o influencia que disfrutó en los años de la República de Weimar. Siempre como un forastero, vivió al margen del entorno musical y hasta su muerte le negaron su incorporación de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras.

Veamos acto seguido dos secuencias de los dos grandes éxitos de Broadway referidos en las versiones cinematográficas de ambos. El primer vídeo corresponde a Lady in the Dark (Una mujer en la penumbra), que dirigió en 1944 Mitchell Leisen y protagonizaron Ginger Rogers, Ray Milland, Warner Baxter. Recoge el número The Saga of Jenny, con Ginger Rogers. En el segundo –de  Venus era mujer (1948)– vemos a Ava Gardner –eso sí, doblada por Eileen Wilson– y Dick Haymes en una escena en la que escuchamos el bello tema Speak Low.

Tradicionalmente, los académicos dividieron el trabajo de Weill en dos partes principales: sus trabajos iniciales (especialmente las colaboraciones con Brecht) compuestos en Alemania y sus últimas producciones, escritas en los Estados Unidos. Algunos sostuvieron que sus primeros trabajos fueron superiores y condenaron el material escrito para Broadway y Hollywood aduciendo que era superficial y dirigido a las masas. Si bien las producciones que realizó luego de las colaboraciones con Brecht no eran tan políticas, durante su carrera en los Estados Unidos Weill llevó a cabo obras importantes donde criticaba el optimismo de Norteamérica y el estilo de vida de los norteamericanos. Trataba temas como la desigual distribución de la riqueza, la segregación y el efecto de la industrialización sobre las familias. El nivel de control sobre la estructura dramática de sus trabajos era inusual y Weill aprovechó dicha situación para incrementar la importancia social y el poder de sus obras. Kurt Weill murió a los 50 años, el 3 de abril de 1950.

Hasta mañana.

_______

* Información extraída en su mayor parte del artículo “Kurt Weill”, en La música y el holocausto [http://holocaustmusic.ort.org/es/]

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Kurt Weill

  1. Estupenda visión del arte en una etapa en donde el mundo se sumergía en una contienda que, como nunca hasta ese momento, generaría efectos que, hoy, continúan en debate. Es un aporte para que la reflexión y la Memoria produzcan efectos positivos en las generaciones futuras.

  2. Quedan a su disposición modificaciones pertinentes.

  3. Milena dijo:

    Extraordinario trabajo. Felicitaciones y agradecimientos múltiples.

  4. Pingback: Lotte Lenya | Música de Comedia y Cabaret

  5. Kurt Weill es uno de los grandes. En 1946 compuso una ópera llamada Street Scene que se estrenó al año siguiente y en YouTube se puede escuchar entera.

  6. Pingback: Susúrrame cuando hables de amor (Speak Low) | EL BLOG DE MANUEL CERDÀ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s