André Rieu / Franz Lehár

Andre Rieu.orchestra

Tanto Franz Lehár como André Rieu y la Johann Strauss Orchestra (JSO) son habituales de nuestro blog, como los lectores que nos siguen regularmente habrán comprobado en otras visitas. A ambos les hemos dedicado más de una entrada, pero no juntos. Hoy les proponemos un recorrido por algunas de las operetas más conocidas del genial compositor austriaco de la mano del neerlandés Rieu, uno de los músicos que –pese a quien pese, especialmente a los eruditos críticos– más ha contribuido a divulgar la opereta y la música “culta” hasta el punto de convertirse en un auténtico ídolo de masas capaz de llenar espacios enormes.

Franz Lehár

Franz Lehár

No vamos, en consecuencia, a volver a explicar la biografía de ambos una vez más. Así que pasaremos directamente a la selección de vídeos que para la entrada de hoy hemos preparado.

Hablar de Lehár y no referirse a La viuda alegre (Die lustige Witwe) es algo así como hablar de fútbol y no mencionar a Messi. Esta célebre opereta –sin duda una de las más melodiosas jamás compuesta, llena de hallazgos musicales y momentos inspirados– se estrenó en 1905 en Viena y desde entonces es una de las más representadas. De La viuda alegre incluimos tres vídeos de André Rieu y la JSO de diversos conciertos. Son estos, siguiendo el orden del libreto original, “Vilja Lied”, “Ja, das Stadium der Weiber” y el conocido “Lippen schweigen”.

 

A Zigeunerliebe (Amor gitano), estrenada el 8 de enero de 1910 en el Carl Theater de Viena, pertenece “Hör’ ich Cymbalklänge”. La soprano es Carmen Monarcha, una de las habituales de las giras de Rieu.

En 1925 Lehár estrenó Paganini, opereta que marcaba un cambio de rumbo en su música, cada vez más ambiciosa con contantes guiños a la ópera. De Paganini es el número que sigue: “Liebe, du Himmel auf Erden”, de nuevo con Carmen Monarcha.

Dos años más tarde, en 1927, esta vez en Berlín, se presentaba Der Zarewitsch, opereta de ambiente ruso de la que escuchamos el aria “Es steht ein Soldat am Wolgastrand” en versión instrumental.

La década de 1930 se cerraba para Lehár con otro gran éxito: Das Land des Lächelns (El país de las sonrisas), opereta que también estrenó en Berlín, en el Metropol Theater en octubre de 1929. Con la colaboración del tenor Johannes Kalpers, insertamos el vídeo en que André Riue y la JSO interpretan la hermosa melodía “Dein ist mein ganzes Herz”.

Durante su último periodo creativo, la escritura vocal de Lehár se aproximó cada vez más a la ópera. Giuditta, estrenada el 20 de enero de 1934 en el Vienna State Opera, su última opereta –escrita para cantantes de ópera, de voces más poderosas y de tesitura más amplia– es buena muestra de ello. De Giuditta incluimos –también con Carmen Monarcha– uno de sus números musicales más celebrados: “Meine Lippen, sie küssen so heiss”.

Finalizamos la entrada de hoy con otro tema de Giuditta: “Freunde, das Leben ist lebenswert”, otra aria en la que acompañan a Rieu los Platin Tenors (Gary Bennett, Thomas Greuel y Béla Mavrák), habituales en sus conciertos.

Deseamos que hayan disfrutado con esta entrada y, sobre todo, que si la ha leído (y visto) alguien reticente a la opereta haya llegado a preguntarse una frase a la que recurrimos muchas veces: ¿cómo es posible que alguien diga que no le gusta la opereta? Hasta mañana.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s