A ritmo de tango en el París de entreguerras

“El tango”, óleo de Pedro Figari (Uruguay, 1861-1938)

“El tango”, óleo de Pedro Figari (Uruguay, 1861-1938)

De incierto origen, este baile americano de procedencia africana, con un ritmo parecido al de la habanera, a compás de 2/4, aunque más movido, llegó a Europa para triunfar y quedarse para siempre en los primeros años del siglo XX.

Hay quien asegura que es original de Argentina y Uruguay y que surgió de la fusión cultural entre inmigrantes europeos (españoles e italianos, principalmente), descendientes de esclavos africanos, y nativos de la región del Río de la Plata. También se afirma que la palabra tango es anterior al baile, pues en 1803 figuraba en el diccionario de la Real Academia Española, eso sí como variante del tángano (juego que consiste en tirar tejos contra un cilindro de madera). En 1889, sin embargo, este ya la define como “fiesta y baile de negros y de gente de pueblo en América”, y casi cien años más tarde como “baile argentino de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro, difundido internacionalmente”.

Sea como sea el tango por antonomasia es el tango argentino, propio de los barrios portuarios de Buenos Aires. Fue este el que en las primeras décadas del siglo XX obtuvo gran popularidad en los cabarets de Montmartre, en las salas de baile de París, en Berlín luego y, poco después, en todo el mundo occidental. Escrito en compás de 2/4, era de movimiento lento y cadencioso y solían ejecutarlo un conjunto que comprendía violín, guitarra, acordeón, piano, contrabajo y percusión. Solistas como Carlos Gardel, Spaventa y el trío Irusta-Fugazot-Demare popularizaron la música y la letra.

Carlos Gardel en París (1933)

Carlos Gardel en París (1933)

Fueron bailarines y cantantes argentinos los que difundieron el tango en París atraídos por el gran ambiente musical que reinaba en la capital francesa, capital también en aquellos tiempos de la cultura occidental. A finales de la década de 1910 se bailaba en algunos teatros de revista y, poco a poco, fue ganando adeptos, sobre todo desde el momento que la burguesía parisina comenzó a interesarse por él. Cuando en 1925 se deshizo el tándem que formaban Carlos Gardel y José Razzano y el primero inició una gira por Europa que llevó a París en 1928, el tango ya causaba furor en la capital gala. “La venta de mis discos en París es fantástica; en tres meses se han vendido setenta mil”, escribía ese año Gardel a Razzano.

Hoy dedicamos nuestra entrada a esos tangos –a una selección de ellos, obviamente, condicionada por la existencia de vídeos en internet susceptibles de ser insertados– que se escuchaban en París, en sus cabarets y salas de baile, tangos compuestos por autores franceses que crearon lo que se llegó a denominar tango parisién.

Carnaval de Niza de 1914. Carroza de Madame Carnaval dedicada al tango. Colección D. Lescarret ©

Carnaval de Niza de 1914. Carroza de Madame Carnaval dedicada al tango. Colección D. Lescarret ©

El tango estaba de moda y Mistinguett, como tantas otras figuras de la escena musical del momento, grabó en 1928 este Tout ça c’est pour vous, un tango que podríamos calificar de “afrancesado” y que fue uno de sus grandes éxitos en el Moulin Rouge. En el vídeo que sigue figuran unas imágenes de Mistinguett en el balcón de su habitación en el hotel Adlon de Berlín sobre 1931.

De 1931 es Le tango des fauvettes, que también estrenó Mistinguett en el Casino de París, y que formaba parte de la revista Paris Qui Brille. La canción habla de la zona alrededor de Montmartre y, especialmente, Pigalle con sus establecimientos de mala muerte, las prostitutas y los tipos duros.

Le tango des fauvettes fue el gran éxito del espectáculo y se hicieron varias versiones posteriores del mismo, incluso alguna con nuevo título (Dans les bouges de la nuit). Una de tantas es la que escuchamos el vídeo que insertamos a continuación –con imágenes del París de la época– a  cargo de Mad Rainvyl, cantante y actriz de éxito en Francia en la época de entreguerras que falleció en 1953. 

georgius_au_the_tango

Entre los numerosos tangos que los compositores franceses de música para cabaret y music-hall se afanaron a componer en estos años que van del final de la Primera Guerra Mundial al inicio de la Segunda destaca Tango… tango, uno de los grandes éxitos de otra de las estrellas del momento: Georgius, quien estrenó el tema en 1934 en la famosa sala de espectáculos parisina Alhambra. Georgius –nombre artístico de Georges Auguste Charles Guibourg (1891-1970), cantante, compositor y actor– fue un auténtico fenómeno del music-hall durante la época de entreguerras.

Es este, con la orquesta de Jo Bouillon del Casino de Paris, a quien escuchamos en una grabación de 1935.

pf_alibert_un_de_la_canebiere_2_plus_beau_tango_du_monde_leFamosísimo llegó a ser también Le Plus Beau Tango du monde, canción que escribió Alibert para la opereta Un de la Canebière, estrenada en 1935, con música de Vincent Scotto. Escuchamos la versión original a cargo de Alibert y Germaine Roger en la versión cinematográfica que de Un de la Canebière se rodó en 1938. “Junto a la orilla de la playa, recuerda, / ensoñadoras voces cantaban para nosotros / un breve minuto de un querido pasado, aún no borrado, / el más bello de todos los tangos del mundo, / el que bailé en tus brazos. / Conozco otros tangos a la redonda / pero mi corazón nunca olvidará este”, dice su letra.

dubas_marie_affiche_02“Tras tres semanas de placer y felicidad que nada alteró / mi amante, a quien adoré, una mañana me dejó. / Para sacudirme la mohína, para olvidar este dolor / me aficioné a la morfina y la farlopa me cautivó”. Así comienza Le tango stupéfiant, una composición de Carcel, Cor y Clive de 1936 que hizo popular Marie Dubas (1894-1972), cantante de music-hall y comediante francesa cuyo éxito le permitió cantar operetas y participar en comedias musicales; su nombre apareció encabezando afiches de los años 1920 y 1930 en lugares como el Casino de París y Bobino. Con este fantástico tema finalizamos la entrada de hoy. Quien lo interpreta en el vídeo que sigue es la actriz y cantante argentina Pía Tedesco, en cuyos espectáculos desgrana un repertorio que va de las creaciones vanguardistas del movimiento Dadá y el tándem Brecht-Weill a las canciones más populares provenientes del tango y la chanson. A Bordeaux Historias de cabaret (2012, todavía en gira) pertenece este “Tango de los estupefacientes” traducido al español.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s