Esther Williams

Esther Williams

Esther Williams en agosto de 1942

Esther Williams en agosto de 1942

El pasado jueves fallecía Esther Williams (Ester Jane Williams), la sirena de Hollywood, como la denominaba buena parte de la crítica y el público. Nacida en Los Ángeles en 1921, de bien joven le gustó la natación y la practicó con tesón hasta convertirse en una estrella de la natación sincronizada. A los 16 años fue seleccionada para competir en los Juegos Olímpicos de 1940, pero estos, que debían tener lugar en Helsinki, no llegaron a celebrarse al estallar la Segunda Guerra Mundial. Su prometedora carrera deportiva se vio, así, truncada de pronto. Pero empezó otra que la llevó a ser una de las grandes estrellas de la Metro, de la época dorada de los musicales. Participó en diversos espectáculos acuáticos –en algunos con Johnny Weismuller–, la vieron los de la Metro y la contrataron. Sus ejecutivos buscaban nuevos alicientes para el público, contaban con grandes bailarines como Gene Kelly o actrices y cantantes cono Judy Garland, pero en Esther Williams encontraron la posibilidad hacer algo diferente, distinto a lo que habitualmente presentaban en las pantallas de los cines.

“Me habían hecho unas primeras pruebas que gustaron al señor Mayer. Me llamó un día para verme actuar. Me dijo que me daría la réplica un actor de la casa. Yo pensé que sería cualquier principiante. ¡No puede imaginarse cómo me sentí cuando me recibió Clark Gable, con aquella sonrisa ancha y luminosa! Era mi actor preferido”, leemos que declaró en la necrológica que Gregorio Belinchón publicó en El País el mismo día de su fallecimiento.

Tras debutar en el cine con Andy Hardy’s double life (1942), junto a Mickey Rooney, ya no dejó de rodar hasta que llegó el declive del cine musical. “En MGM –seguimos leyendo en El País– tenían un sistema basado en la búsqueda del talento dondequiera se encontrase. Sabían descubrirlo y colocarlo en el sitio adecuado. Cuando quisieron hacer el mejor Tarzán de la historia descubrieron a Johnny Weissmüller. Si querían rodar películas acuáticas me descubrían a mí. ¿Cómo sabían que yo aspiraba a hacerlas? ¡Misterio! Lo bueno es que coincidimos en el mismo deseo la MGM y yo”.

Uno de sus primeros grandes éxitos fue Escuela de sirenas, que dirigió George Sidney y se estrenó en 1944. Vamos con una secuencia de la misma.

Cartel publicitario de la versión española de “Escuela de sirenas” (1944)

Cartel publicitario de la versión española de “Escuela de sirenas” (1944)

Esther Williams. Fotografía publicitaria de la película “Mojada y peligrosa” (1953)

Esther Williams. Fotografía publicitaria de la película “Mojada y peligrosa” (1953)

Además de Escuela de sirenasJuego de pasiones (1945), Fiesta brava (1947), La hija de Neptuno (1949), Take Me Out to the Ball Game (1949), Pagan Love Song (1950), La primera sirena (1952), Faldas a bordo (1952), Mojada y peligrosa (1953) o La amada de Júpiter (1955), son algunos de los títulos que protagonizó y que la llevaron a lo más alto del estrellato. En todos ellos había música, amoríos y lujosas coreografías, siempre con el agua como motivo central.

Veamos a continuación unos pocos números musicales protagonizados por Esther en Williams en algunas de las películas que acabamos de mencionar. El que sigue se titula “Baby Its Cold Outside” –canción navideña compuesta en 1944, con letra y música de Frank Loesser– y pertenece a La hija de Neptuno (1949), dirigida por Edward Buzzell, en cuyos papeles principales, además de la protagonista de nuestra entrada de hoy, figuran Red Skelton y Ricardo Montalban. Es este último quien acompaña a Esther Williams.

Esther Williams en 1950 durante el rodaje de “Pagan Love Song”

Esther Williams en 1950 durante el rodaje de “Pagan Love Song”

De Pagan Love Song incluimos dos secuencias en las que vemos a Esther Williams cantando “Why Is Love So Crazy?” y “Sea of the Moon”, ambas melodías de Harry Warren. Los directivos de la MGM decidieron finalmente que sería mejor doblar a Esther Williams en los números musicales, y así lo hicieron. No obstante, en los vídeos que figuran a continuación, anteriores al montaje definitivo de la película, es la propia Williams quien canta.

La secuencia que vemos en el vídeo que sigue corresponde al film de 1952 Faldas a bordo, dirigido por Sidney Lanfield. Con Joan Evans y Vivian Blaine, Esther Williams protagoniza el número “What Good is a Gal without a Guy”.

Mojada y peligrosa, de Charles Walters, posiblemente sea una de las mejores películas que protagonizó la sirena de Hollywood. Estrenada en 1953, figuraban con ella en el reparto Fernando Lamas, Jack Carson y Charlotte Greenwood. ¡Ah!, y Tom y Jerry. Vamos con un fragmento de la misma.

También Charles Walters dirigió el mismo año la comedia musical Easy to Love, de la que vemos un espectacular número acuático.

Finalizamos la selección de vídeos con una sensacional secuencia de La amada de Júpiter (1955), de George Sidney, en la que Esther Williams muestra sus grandes habilidades para la natación y la danza bailando bajo el agua.

Esther Williams en la película “La amada de Júpiter”

Esther Williams en la película “La amada de Júpiter”

Su imagen en traje de baño fue una de las favoritas de los soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial”, afirma con buen criterio Belinchón, que nos explica del siguiente modo su trayectoria posterior a la gran época de las películas musicales: “Con el declinar de los musicales, Williams se pasó a los dramas, con títulos como Sombras de la noche, Momento inesperado y El gran espectáculo. En 1963 rueda La fuente mágica, en España y bajo la dirección del entonces su tercer marido, el actor Fernando Lamas. “Mi retiro coincidió con el final de una época. Con el auge de la televisión todo cambió demasiado. También la mentalidad de los productores. Yo tuve que mantenerme en mis trece, a fin de preservar mi dignidad estelar. Me dije: ‘Si ellos no quieren hacer mi género, yo no quiero hacer los de ellos’. Antes hacíamos cine. De pronto nos volvimos empleados y eso no me gustó”. Y casada con Lamas, de quien enviudó en 1981, se retiró de la pantalla”.

El 6 de junio de 2013, a los 91 años de edad, fallecía en su casa de Beverly Hills.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s