Música degenerada (Entartete Musik). Los temas perseguidos

z2

“Tingel-Tangel” (1924), de Rudolf Schlichter

El poder siempre promociona determinadas manifestaciones culturales en detrimento de otras “no oficiales”, que discrimina. Mas cuando este es absoluto –como era el régimen totalitario de Hitler– a la marginación se une la prohibición de aquellas que considera perniciosas y la persecución de quienes las crean y difunden. Cuando el NSAPD (el partido nacionalsocialista que lideraba Hitler) llegó al poder en enero de 1933, calificaron como “arte degenerado” (Entartete Kunst) toda manifestación artístico-cultural  contraria a sus principios.

Kurt Gerron y Curt Bois. El primero murió en las cámaras de gas del campo de exterminio de Auschwitz en 1944. El segundo se exilió a Estados Unidos en 1934.

Kurt Gerron y Curt Bois. El primero murió en las cámaras de gas del campo de exterminio de Auschwitz en 1944. El segundo se exilió a Estados Unidos en 1934.

Se quemaron los libros, se ridiculizaron las obras y se prohibió ejercer la profesión a quienes no tenían ascendencia aria o cultivaban cualquier forma de “arte degenerado”, se les persiguió y se les detuvo, siendo confinados estos últimos a campos de exterminio, de los que –la mayoría–no saldría con vida.

Muchos fueron los intelectuales y artistas que optaron por el exilio (forzoso, por supuesto). Así, a partir de 1933 abandonaron Alemania y otros países bajo su dominio escritores de la talla de Bertolt Brecht, Alfred Döblin, Thomas Mann o Robert Musil; pintores como Josef Albers, Otto Dix u Oskar Kokoschka, directores de cine y teatro como Douglas Sirk, Fritz Lang o Billy Wilder; compositores (y letristas) de todos los géneros: Ralph Benatzky, Felix Mendelssohn, Arnold Schoenberg, Kurt Weill, Gustav Mahler, Friedrich Hollaender, Mischa Spoliansky, Marcellus Schiffer, Rudolf Nelson, Siegwart Ehrlich; actores de comedia, directores de orquesta que llenaban salas de baile y cantantes como Curt Bois, Annemarie Hase, Blandine Ebinger, Marek Weber, Margo Lion, Lotte Lenya y Ernst Busch.

Los cabarets de Berlín –el no va más de la crítica política y social y la tolerancia y la libertad sexual– sufrieron la férrea censura y algunos fueron clausurados. Apenas tres meses separan estas fotografías de Eldorado, famoso cabaret que atraía a millares de turistas que acudían para ver hombres vestidos de mujer. La primera corresponde a finales de 1932, la segunda es de febrero de 1933.

El delito de quienes componían las canciones que en ellos se interpretaban y de quienes lo hacían fue componer y representar un estilo de música que los nazis consideraban dañina para la “moral pública” que querían imponer y decadente, vestigio de todos los males que habían azotado Alemania desde el fin de la Primera Guerra Mundial. ¿Por? Por la temática que trataba (sexualidad libre, crítica política), por ser sus autores, músicos y cantantes comunistas, izquierdistas, judíos u homosexuales. Por no comulgar con el nazismo, por querer ser, simplemente ser.

Berlin, Bertold Brecht und Hanns Eisler

Hanns Eisler y Bertolt Brecht

Veamos cuáles eran esos temas que tanto irritaban a los nacionalsocialistas. La acerada crítica política, obviamente, encabezaba la lista. Canciones de gran contenido político, mordaces, ácidas, como Der Marsch Ins Dritte Reich (La marcha del Tercer Reich) –un tema de Hanns Eisler con texto de Bertolt Brecht– no podían ser toleradas por el nuevo régimen dictatorial. La música parodia It’s a Long Way to Tipperary, canción de music-hall compuesta en 1912 que fue adoptada por el ejército británico durante la guerra europea de 1914-1918, siendo muy popular en la década de 1920. Eisler y Brecht la compusieron en 1932, cuando aún creían que los alemanes se dejarían llevar por la razón y no darían el triunfo al NSAPD en las elecciones. Se equivocaron, claro está. La interpreta en el vídeo que sigue –con imágenes suyas– Ernst Buch (1900-1980), cantante y actor berlinés muy popular en la escena del cabaret de Berlín de la década de 1920. Cuando los nazis comenzaron a perseguir a los “artistas degenerados” consiguió escapar de la Gestapo y se exilió en la Unión Soviética, estableciéndose luego en la Alemania del Este. Luchó con las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española, habiendo grabado muchos temas de los que cantaban estas. En 1971 le fue concedido el Premio Lenin de la Paz.

tumblr_lzpcl8ou1N1qm2bmho1_1280

Claire Waldoff

La lista de canciones críticas con la forma de hacer política alejada de los verdaderos problemas de la gente –cosa, por otra parte, bastante común en todos los tiempos– sería interminable. También la de las que se prohibieron a partir de 1933 en Alemania. De entre todas ellas incluimos Raus mit den männern aus dem Reichstag (¡Fuera los hombres del Parlamento!), gran tema de Friedrich Hollaender de 1926. Los hombres son prescindibles, fuera, del Parlamento, de la existencia; se atreven incluso a jugar con la política; siempre ha sido así a lo largo de la historia, ¡fuera!, dice la letra. Escuchamos a Claire Waldoff, la “reina del cabaret” berlinés, la primera que grabó la canción en un vídeo con fotografías de Berlín antes y después de la Segunda Guerra Mundial.

Comunistas –izquierdistas en general–, homosexuales y judíos fueron blanco del acoso y caza por parte de los nazis ante la indiferencia de la mayoría. Como escribió el pastor luterano alemán Martin Niemöller en 1946, “Primero buscaron a los comunistas, / pero como yo no lo soy, no me afligí. / Después a los socialistas y sindicalistas, / pero como tampoco soy socialista, quedé tranquilo. / Después a los judíos, / pero quedé tranquilo, porque tampoco soy judío. / Cuando me buscaron a mí, ya no quedaba nadie para defenderme”. An allem sind die Juden schuld (Los judíos tienen la culpa de todo) –canción que compuso Hollaender en 1931 tomando la melodía de la popular habanera de la ópera de Bizet Carmen– ilustra muy bien el clima de odio racial que se vivía contra los judíos. “De todo tienen la culpa los judíos. / Los judíos tienen la culpa de todo”. La interpreta la actriz muniquesa Vivian Kanner en un reciente vídeo, de este mismo mes.

Klub-Violetta-image

Publicidad en la prensa berlinesa de finales de la década de 1930 del club Violetta

La sexualidad –mejor dicho, la defensa y práctica de una sexualidad libre– era el otro gran tema que el nacionalismo persiguió desde el primer instante en que llegó al poder (recuerden las anteriores imágenes de Eldorado). En Berlín, la vida gay se vivía abiertamente y proliferaban los locales regidos y frecuentados por hombres y mujeres homosexuales. El Cabaret of the Spider, Eldorado, el Alexander Palast o el Adonis Lounge eran los preferidos por los primeros. El Café Dorian Gray, el Hohenzoffern-Café, el Toppkeller o el Verona-Lounge captaban la mayoría de la clientela lésbica. En ellos se estrenó en 1920 la que se considera por muchos el primer himno gay de la historia: Das Lila Lied (La canción violeta). Kurt Schwabach escrfibió la letra y Arno Billing, seudónimo de Mischa Spoliansky, compuso la música. Vemos a continuación la interpretación de Das lila Lied (también conocida como The Lavender Song) a cargo del grupo sueco Norman Bates Trio, cuyo repertorio suele incluir temas de cabaret.

¿Cómo tolerar costumbres tan degeneradas? ¿Cómo el Reich iba a progresar con tal decadencia? En Wenn die beste Freundin (algo así como Cuando la mejor amiga) –canción de la revista Es liegt in der Luft (1928), de ese magnífico dúo que formaron Mischa Spoliansky y Marcellus Schiffer– una desconocida Marlene Dietrich a dúo con la ya consagrada  Margo Lion cantaba “Hoy en vez de amantes, tenemos novias!”. Insatisfechas con sus maridos, su relación es cada vez más íntima a medida que avanza el tema. Lo interpretan en el vídeo que sigue Viola Robakowski, Zeitz Ulrike y Maryna Dorf (piano), especializadas en espectáculos de canciones y tangos de autores alemanes.

Scan-2

Uno de tantos espectáculos de la noche de Berlín en la década de 1920

Las mujeres medio desnudas eran uno de sus principales reclamos de la noche berlinesa, pero incluso el erotismo era contemplado, especialmente por la intelectualidad, como un síntoma de libertad. Claro que una cosa era la libertad sexual plena y consciente y otra muy distinta la explotación con fines sexuales de mujeres y hombres, adolescentes incluidos. Lo denunciaban Kurt Weill y Bertolt Brecht en su famosa Ópera de cuatro cuartos, estrenada en 1928, la obra de mayor éxito hasta la llegada al poder de los nazis en 1933. Obviamente, fue prohibida y sus autores se vieron obligados a exiliarse. De ella vemos un video –con el que nos despedimos por hoy– con los temas Zuhälterballade (Balada del chulo) y Ballade von der sexuellen Hörigkeit (Balada de la esclavitud sexual), a cargo del Ensemble Modern de Frankfurt, en un espectáculo que llevaron a cabo en dicha ciudad bajo la dirección de Nacho de Paz.

Que pasen un buen día.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Música degenerada (Entartete Musik). Los temas perseguidos

  1. alfredo horacio dijo:

    Más que interesante Marcelo. Para mirar y escuchar varias veces. Las lecciones de la Historia que mucho no quieren reconocer.

  2. alfredo horacio dijo:

    Este blog es uno de los mejores de la web en cuanto a producciones musicales y lecciones históricas. Felicito a todos los que intervengan. Una lección para los que desacreditan a Internet.

  3. alfredo horacio dijo:

    Puse Marcelo en lugar de Manuel. Espero que se me perdone el error. jajaja. Manuel Cerdá lógicamente.

  4. alfredo horacio dijo:

    Saludos Manuel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s