Charles Trenet

Trenet 1 b

Mañana, 18 de mayo, se cumple el centenario del nacimiento de Charles Trenet, cantante, compositor y poeta, considerado por muchos “el padre de la canción francesa”, autor de canciones tan emblemáticas como La mer, Que reste-il de nos amours?, L’âme des poètes, Je chante o Douce France. “Sin él, todos hubiéramos sido contables”, decía de Trenet el gran Jacques Brel.

Nació en Narbona, en una casa situada en la calle Anatole-France –hoy avenida Charles Trenet– que en la actualidad alberga un museo dedicado a su figura. En 1920 sus padres se divorciaron y Trenet compartió su infancia entre Narbona (donde residía su madre, que tocaba el piano y escuchaba los standards de George Gershwin) y Saint-Chinian (donde lo hacía su padre, notario y violinista aficionado). A los trece años comenzó a publicar poemas en un periódico de Perpiñán, a los dieciséis a pintar y a exponer al tiempo que empezaba a preparar su novela Dodo Manières, que se publicaría en 1939.

A principios de la década de 1930 marcha a París, en principio para dedicarse al periodismo; eso sí, tras convencer a su padre con la promesa de estudiar arquitectura (su abuelo era arquitecto). Para ganarse la vida, trabajó en los estudios de cine Pathé-Nathan. En París se relaciona con el grupo de artistas de Montparnasse, compone sus primeras canciones y, en 1933, formando dúo con el pianista Johnny Hess actúa en el cabaret Le Fiacre hasta que es llamado a cumplir el servicio militar en Istre (1936).

Por entonces actúa en Marsella, en el cabaret del Grand Hôtel Noailles. Con chaqueta clara y sombrero echado hacia atrás, se ganará el sobrenombre Le fou chantant (El cantante loco), que le acompañará toda su vida. También es esos momentos cuando compone algunas de sus canciones más célebres (Y’a d’la joie, Je chante, Fleur bleue), generalmente para otros intérpretes. Terminado el servicio militar en 1937, inicia su carrera en solitario y pronto graba sus primeros temas. Vamos, si les parece, con algunos de ellos. Comenzamos con Fleur bleue, si bien en una actuación para televisión de 1965.

El éxito de Trenet fue inmediato y abrumador. El cine se fija en él. Acto seguido le vemos en una escena de la película de 1938 La route enchantée interpretando otra de sus famosas canciones: Boum!, por la que recibió el Gran Premio del Disco.

Ese mismo año rodó otro film: Je chante, al que pertenece el tema que vemos a continuación (La vie qui va).

Durante la Segunda Guerra Mundial se dedicó sobre todo al cine. Cuando Francia es ocupada por las tropas alemanas, Trenet actúa en los cabarets Folies-Bergère y Gaieté Parisienne, renunciando a su contrato ante la afluencia cada vez mayor de soldados y oficiales nazis, aunque no evita que se le relacione con los colaboracionistas. Trenet acababa de grabar una de sus canciones que más fama le reportaría y que sigue formando parte del repertorio habitual de muchos cantantes: Que reste-t-il de nos amours? (1942), que interpretará en la película de 1943 La Cavalcade des heures. Nuestro protagonista la canta con Dalida en el vídeo que sigue, en el que además toca el piano. Se trata de una actuación en un programa de la televisión francesa de 1972.

En 1943 compone Douce France, una de sus canciones más populares que fue tarareada tanto por los colaboradores petainistas como por los resistentes gaullistas, y que, en 1988, aún sirvió para aglutinar al electorado en torno a François Mitterrand. Escuchemos Douce France por Trenet en un programa de la televisión holandesa de 1963.

Al finalizar la guerra Trenet marcha a Estados Unidos. Allí también triunfa. Tras una serie de conciertos en el Bagdad en Nueva York, Hollywood le tienta y colabora en la música de algunas películas. Durante aquellos años conoce a Louis Armstrong e inicia una larga amistad con Charles Chaplin. Es también en los primeros momentos de la posguerra cuando graba (1946) la que posiblemente sea su canción más famosa: La mer (El Mar), que se cuenta compuso junto a Leo Chauliac en un tren en 1943 en poco más de diez minutos. La mer recibe una gran acogida y pronto –especialmente desde que en 1959 la grabase en inglés Bobby Darin con el título Beyond the Sea– se convierte en una de las canciones más grabadas, contándose más de cuatrocientas versiones en diferentes idiomas. En el vídeo que sigue Trenet nos interpreta La mer acompañado de la orquesta de Raymond Lefevre en una actuación para la televisión francesa de 1965.

En 1951 regresa a París. Canta en el Théâtre de l’Etoile y en 1954 lo hace por primera vez en famoso Olympia de París. Trenet sigue siendo una de las grandes estrellas de los cabarets y salas de fiesta parisinos, como el Bobino o el Alhambra. Es por entonces cuando comienza a actuar sin su famoso sombrero. Mientras, siguió su carrera en el cine. Le vemos acto seguido en un breve fragmento del film de 1952 Bouquet de joie con otro de sus grandes éxitos: L’âme des poètes.

En 1959 graba el conocido tema Route Nationale 7, en referencia a la ruta del Sur, sinónimo de sol y vacaciones para los veraneantes de finales de la década de 1950, cuando el turismo de masas empezaba a generalizarse. Vamos con Trenet y la Route Nationale 7 en un vídeo de 1960.

En 1963, un desgraciado suceso le aparta por unos pocos años de los escenarios. Es acusado de tener relaciones sexuales con dos jóvenes de 20 años, cuando la mayoría era de 21 años. En 1970 representa a Francia en la Exposición Universal de Osaka (Japón). Al año siguiente tuvo una memorable actuación de nuevo en el Olympia y en 1975 anunció por sorpresa que se retiraba. Su último concierto de despedida ese año en el Olympia fue muy emotivo. Vemos un fragmento del mismo en el que Trenet interpreta de nuevo La mer, esta vez en solitario.

En 1981 graba un nuevo álbum que se titula como él, Charles Trenet, y regresa esporádicamente a los escenarios. En el siguiente vídeo de 1997 canta, a sus 83 años, una canción, típicamente francesa, que grabó por primera vez en 1955: A la porte du garaje.

Todavía en 1999 lanzó otro álbum (Les poètes descendent dans la rue) con catorce nuevas canciones. En vista del éxito del álbum, volvió a actuar. Sus conciertos fueron un éxito total, con la audiencia aplaudiendo con auténtico fervor espontáneo. En abril de 2000, sin embargo, fue hospitalizado de urgencia al sufrir un accidente cerebro vascular. Cuatro meses más tarde, el 19 de febrero de 2001, fallecía en un hospital de Créteil.

Despedimos a este genial cantante con una excelente actuación en el talk-show de la cadena de televisión catalana TV3 Àngel Casas Show correspondiente a 1987 en la que interpreta las canciones Fidèle, Que reste-t-il de nos amours?, Boum! y La mer.

De ustedes nos despedimos con un hasta la próxima entrada, o hasta cuando quieran. A Trenet solamente le decimos: hasta siempre.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Charles Trenet

  1. Paco Cineclásicajazz Pizcadelodemás dijo:

    Más allá de “Boum” y “La Mer” poco conocía de este cantante al que admiraba por su deliciosa voz en “La mer”.. Buena selección de videos

  2. Pingback: Una “Lección” con mucho peligro | Culturamas, la revista de información cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s