Noche de cabaret en Berlín

ELS-076_Faschingszeit-1929 bCon más de cuatro millones de habitantes, Berlín se convirtió durante el periodo de la República de Weimar –es decir, desde el fin de la Primera Guerra Mundial hasta el ascenso del nacionalsocialismo al poder en 1933– en una ciudad cosmopolita, rabiosamente innovadora y moderna para el gusto de la época, el centro social y cultural del mundo occidental, el espejo en que todas las capitales se miraban. También, en una metrópolis desmesurada y terriblemente desigual para sus habitantes.

En la década de 1920 superaba a París en número de teatros: cincuenta y nueve frente a cuarenta y siete. La industria del cine había producido grandes obras del expresionismo y de la cinematografía de todos los tiempos: El gabinete del Doctor Caligari (1920) y Metrópolis (1927). Pero por encima de todos los espectáculos, del cine, los circos o los teatros, las salas de bailes y los cabarets levantaban el entusiasmo como ningún otro. Todo el mundo amante de la diversión, trasgresora o no, encontraba en Berlín lo que buscaba.

Por el día, era una ciudad dinámica que poco se diferenciaba de las otras grandes urbes del mundo occidental, como París, Londres o Nueva York: numeroso tráfico de personas y vehículos ─coches (más de cincuenta mil matriculados), autobuses, tranvías…─, mucha gente de un lado para otro, lujosos escaparates, tiendas y grandes almacenes en los que se podía encontrar de todo sin más impedimento que tener suficiente poder adquisitivo, cafés y restaurantes llenos a todas horas. Por la noche, los mismos escaparates iluminados, mucho rótulo fluorescente, mucha gente en busca de distracción, mucha gente en todas partes, mucho de todo. Y es que en el Berlín nocturno, aún más que el diurno, había de todo, y para todos.

7e5870faa5a2a88541b2ac328dfbaa80_LARGE

Margo Llion

Margo Lion

Hoy, vamos intentaremos aproximarnos a ese ambiente, trataremos de pasar una noche en el Berlín de Weimar, en sus locales de ocio nocturno, en sus salas de baile y cabarets, donde las grandes orquestas del momento –alemanas y de otros países (Estados Unidos sobre todo)– hacían danzar a millares de parejas con los éxitos de moda y donde las estrellas de la época –Claire Waldoff, Margo Lion, Blandine Ebinger, Anita Berber, Curt Bois, Leo Monosson, Willy Fritsch…– interpretaban fantásticas melodías de compositores como Friedrich Hollaender o Mischa Spoliansky (por citar solo aquellos a quienes hasta ahora hemos dedicado especial atención en nuestro blog). Pero, antes, veamos cómo era la ciudad por el día y cómo empezaba a transformarse tras el anochecer.

La noche de Berlín, decíamos, era otra cosa. Vamos con ella a través de un fragmento de la película que en 1927 dirigió Walter Ruttmann Berlin: Die Sinfonie der Grosstadt (Berlín, sinfonía de una ciudad) –film documental basado en la vida, durante un día, de la ciudad de Berlín– y de un corto coetáneo de apenas medio minuto de duración no identificado.

 

Si recuerdan las imágenes de Ruttmann, no todos los lugares de esparcimiento eran iguales. Nada era igual en Berlín. Ni en París, Londres, Nueva York o cualquier otra ciudad del mundo occidental, grande o pequeña. Los “felices años veinte”, obviamente, no fueron para todos del mismo modo. El vídeo que sigue nos muestra el ambiente nocturno berlinés del final de la década de 1920 hasta que en 1929 estalló la crisis y, con ella, llego el paro, la miseria, la pobreza. Las heridas no cerradas de la derrota en la Primera Guerra Mundial afloraron y el ascenso del nazismo fue imparable. La música es de Kurt Weill y pertenece a La ópera de cuatro cuartos; la interpreta la Orquesta Ruth Lewis bajo la dirección de Theo Mackeben.

Berlín era la capital europea con mayor número de cabarets, clubs, salas de baile y otros lugares para el esparcimiento nocturno. Los de los barrios más marginales, de austera ornamentación y pocas pretensiones poco tenían que ver con los de Friedrichstadt. Puede que fueran menos correctos políticamente, pero igual de licenciosos. El descoco era común a ambos, como el humo y el bullicio, la presencia de prostitutas, mendigos y drogadictos.

AnitaHabía locales de ocio para todos los gustos. Desde los grandes salones de baile –Haus Vaterland, Winter Garten, Moka-Efti, Atlantis, Scala, Aldon Ballroom, Tü-Tü, Komödie…– a los cabarets más desenfrenados: Dorian Gray, Hohenzoffern-Café, Toppkeller, Verona-Lounge, Alexander Palast, Adonis Lounge, Eldorado…

Los dos vídeos con que finalizamos la entrada creemos que reflejan con verosimilitud un par de tantas actuaciones que podrían haberse dado en alguno de ellos. En el primero vemos a una joven Marlene Dietrich interpretar “Falling in love again”, de la genial película Der Blaue Engel (El ángel azul), dirigida en 1930 por Josef von Sternberg. La música es del gran Friedrich Hollaender, uno de los compositores más populares y prestigiosos de la época dorada del cabaret berlinés durante la República de Weimar. El segundo presenta un ambiente mucho más refinado. La canción que interpreta Sydne Rome –Don’t Let Me Wait Too Long– no es de la época; se trata de un tema compuesto por Günther Fischer (Teplice, República Checa, 1944). El vídeo recoge una secuencia de la película Just a Gigolo, dirigida en 1978 por David Hemmings, en la que intervenían David Bowie, Sydne Rome, Kim Novak, Marlene Dietrich y Maria Schell.

       Seguiremos con los cabarets berlineses más adelante. Esperamos seguir contando con su visita.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Noche de cabaret en Berlín

  1. Excelente entrada. Gracias por los vídeos y por compartirlos.

  2. Lunera dijo:

    Me encanta este blog. Muchas gracias!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s