Los Hermanos Marx. Números musicales

marx bros

De pequeño, cuando en las películas de Los Hermanos Marx empezaban a tocar o a cantar solo deseaba que los números musicales pasaran lo más pronto posible. Me aburrían sobremanera. Ya no, evidentemente. No solo, con el tiempo, empecé a darme cuenta de que eran unos excelentes músicos –Harpo y Chico– sino que algunos de los temas que interpretaban eran maravillosas melodías de grandes compositores de musicales. También, obviamente, pude apreciar mejor las incongruencias e ironías de los argumentos y la envenenada mordacidad de los diálogos, especialmente las sentencias de Groucho, más surrealistas aún en la versión española ya que su adaptación corría a cargo, entre otros, de Miguel Mihura.

CocoanutsEstos grandes, grandísimos, artistas cómicos –de madre alemana y padre francés– se iniciaron en el mundo del espectáculo actuando en el vodevil con su madre, hija de los dueños de una compañía cómica ambulante, y su tía. Formados como músicos, Chico, Harpo, Groucho y Zeppo, su madre y su tía, se llamaban entonces Las Seis Mascotas, y más adelante, Los Cuatro Ruiseñores. El quinto hermano, Gummo, colaboró con ellos en todos sus trabajos, pero nunca actuó en sus filmes.

Los cuatro hermanos ya habían protagonizado numerosos vodeviles cuando en 1925 estrenaron el musical The Cocoanuts (Los cuatro cocos) en el Lyric Theatre de Broadway, de George S. Kaufman, con música de Irving Berlin. Un gran éxito para quienes ya eran conocidos como Los Hermanos Marx. Con la llegada del cine sonoro, en 1929 se llevó a cabo la versión cinematográfica de The Cocoanuts, que fue su primer largometraje. En él ya participó una de las actrices que intervendría en numerosas de sus películas: la fantástica Margaret Dumont, de quien Groucho dijo que prácticamente era el quinto hermano Marx. En una secuencia del film vemos acto seguido a Mary Eaton interpretar “When My Dreams Come True”.

 

Vamos ya con ellos. Comenzamos con Chico al piano, quien junto a Thelma Todd interpreta “Everyone Says I Love You” y “Collegiate”, de la película de 1932 Horse Feathers (Plumas de caballo).

Sopa de ganso (Duck Soup) es una de las mejores películas de Los Hermanos Marx. Dirigida por Leo McCarey en 1933, el tema final de la película, “This Country’s Going To War” (Este país marcha a la guerra) es el único número musical que protagonizaron juntos los cuatro hermanos. Su autor es Harry Ruby.

De Una noche en la ópera (A Night at the Opera), dirigida por Sam Wood en 1935, la sexta película de Los Hermanos Marx y primera en la que no aparece Zeppo, incluimos el popular tema Cosi Cosa, compuesto por Bronislaw Kaper y Walter Jurmann, que interpreta en el film Allan Jones, actor y tenor estadounidense.

Seguimos con Un día en las carreras (A Day at the Races), también dirigida por Sam Wood en 1937. La canción que escuchamos es la conocida y magnífica All God’s Chillun Got Rhythm, escrita por Walter Jurmann, Gus Kahn y Bronislau Kaper especialmente para Ivie Anderson, quien la interpreta en el film y que por aquel entonces era cantante de la orquesta de Duke Ellington (algunos de sus miembros son los músicos que aparecen en la escena). La orquesta de El Duque la grabaría poco después y la canción se convirtió en uno de los standards del jazz que grabaron también, entre otros, Judy Garland o Sonny Stitt.

Una tarde en el circo (At the Circus) fue dirigida en 1939 por Edward Buzzell. En la secuencia que sigue vemos a Chico, al piano, interpretar Beer Barrel Polka, composición de 1927 del checo Jaromír Vejvoda que se hizo tremendamente popular durante los años de la Segunda Guerra Mundial.

Es ahora Groucho quien, en el mismo film, canta Lydia the Tattooed Lady, tema de Harold Arlen y Yip Harburg que se estrenó en la siguiente escena.

A Los Hermanos Marx en el Oeste (Go West, 1940), dirigida también por Edward Buzzell, pertenece esta divertida secuencia en la que Harpo toca una singular arpa con su maestría habitual. El tema que interpreta es From The Land Of The Sky-Blue Water, compuesto en 1909 por Charles Wakefield Cadman.

Geniales cómicos, pocos han sido capaces de hacer un humor tan corrosivo como el suyo. Y buenos músicos, se atrevían con todo. Veamos de nuevo a Harpo –con su arpa– interpretar la Rapsodia húngara de Liszt en la película de 1946 Una noche en Casablanca (A Night in Casablanca), película dirigida por Archie Mayo en 1946.

Terminamos con Groucho en la película de 1947, dirigida por Alfred E. Green, Copacabana, en la que intervino ya en solitario. Vemos cómo, embelesado, contempla a Carmen Miranda cantando el popularísimo Tico tico –que compuso en 1917 Zequinha de Abreu– y cómo baila con ella los momentos finales de Let’s Do The Copacabana, uno de los temas más conocidos del film, composición de Edward Ward.

 

 Deseando que la entrada haya sido de su agrado, les decimos lo de siempre: visítenos de nuevo. Gracias.

Música de Comedia y Cabaret

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s