Viena, la opereta y el vals

vladimir-pervunensky-the-viennese-waltz-2007-e1269948812723 (1)

El vals es uno de los bailes más populares en todo el mundo (occidental). De origen austro-bávaro, se popularizó en los salones de Viena en las primeras décadas del siglo XIX, extendiéndose rápidamente por toda Europa y parte de América como baile de sociedad. El vals revolucionó no solo el mundo de la danza, también las costumbres sociales. Baile de pareja, los cuerpos de los danzantes estaban más cerca que nunca, se encontraban, se mecían en suave vaivén, la mano derecha del hombre se apoyaba delicadamente en la cadera de la mujer al tiempo que con la izquierda estrechaba la mano de la pareja. No es de extrañar, pues, que en determinados círculos fuese considerado un baile peligroso que despertaba el deseo y afeminaba el valor, según algún que otro cronista de la época. En México incluso llegó a prohibirse en la primera mitad del siglo XIX por pecaminoso. Cosas de la Inquisición, de la herencia española.

Hoy dedicamos nuestra entrada al vals compuesto para opereta, a medio camino entre el baile de salón y la modalidad de obra instrumental para concierto. Muchas de las composiciones de este popular baile a ritmo lento que hoy escuchamos como piezas aisladas son composiciones para opereta, especialmente de la opereta vienesa, en la que nos centramos en este artículo, y que la familia Strauss cultivó ampliamente.

Empezamos, pues, con Strauss (Johann Strauss II) y Du und du (Íntimo y personal), vals de la opereta El murciélago (Die Fledermaus), que el maestro vienés compuso sobre libreto en alemán de Carl Haffner y Richard Genée. Se estrenó el 5 de abril de 1874 en el Theater an der Wien en Viena. La interpretación que del mismo recoge el vídeo que insertamos bajo estas líneas corre a cargo de Wolfgang Brendel y Silvana Dussmann durante la representación que de esta magnífica opereta tuvo lugar en la obertura del Festival de Viena de 1999, con la Orquesta Sinfónica de la capital austriaca conducida por Nikolaus Harnoncourt y dirección escénica de Jürgen Flimm.

Uno de los valses más famosos de Johann Strauss es Wiener Blut, vals que da nombre a la opereta homónima, en realidad un obra de Adolf Müller con música de Johan Strauss II que se estrenó en el Carltheater de Viena en 1899. Strauss, que ya contaba con 74 años de edad, no se encontraba físicamente bien y la tarea de estructurar la opereta correspondió a Müller, quien eligió Wiener Blut como tema principal. Wiener Blut había sido compuesto por Strauss en 1873 con motivo de la boda de la hija del emperador Francisco José, la archiduquesa Gisela María Luisa, y el príncipe Leopoldo de Baviera. Escuchemos este precioso vals por José Carreras y Andrea Rost, bajo la dirección de Zubin Mehta, en la Johann Strauss Gala Concert en el Vienna Court Opera Theatre el 5 de abril de 2000.

Lippen schweigen, vals de La viuda alegre (Die lustige witwe), famosísima opereta de Franz Lehár estrenada en Viena el 30 de diciembre de 1905 –una delicia, como toda la opereta–, es el tema que incluimos acto seguido. Lo interpretan Renée Fleming y Christopher Maltman durante el concierto de Año de Nuevo que celebra el 31 de diciembre todos los años la Ópera de Dresde, en este caso en 2010.

El vals y Lehár son prácticamente inseparables, como suele suceder, por otra parte, con la gran mayoría de la opereta vienesa. Veamos a continuación otro fantástico vals –”Bist du’s lachendes Glück?”– correspondiente a de Der Graf von Luxemburg (El conde de Luxemburgo), con Wilma Driessen y Ted de Braak en un programa de la televisión holandesa de 1983.

Komm mit mir ins Chambre séparée (Ven conmigo a una habitación separada) es otro conocido vals de la opereta Der Opernball (El Baile de la Ópera), con música de Richard Heuberger y libreto de Victor Léon y Heinrich von Waldberg, estrenada en el Theater an der Wien de Viena el 5 de enero de 1898. Son sus intérpretes Urve Tauts y Voldemar Kuslap, a quienes vemos en un momento del Concierto de Nochevieja de 1980 en la Opera Nacional de Estonia.

Drei Walzer (Tres valses) es una opereta de Oscar Straus. No Strauss, pues este vienés, nacido en 1870 y fallecido en 1954, se cambió el apellido para no ser confundido, pues nada tenía que ver con esta familia. Al ser anexionada Austria a la Alemania nazi, se exilió a París, donde llevó a cabo la adaptación francesa de su opereta Drei Walzer, que pasaría ser conocida como Trois valses, previamente estrenada en Zúrich en 1935. Trois valses se representó por primera vez 21 de abril 1937 en el Théâtre des Bouffes-Parisiens con Yvonne Printemps y Pierre Fresnay en los papeles principales y fue llevada a la pantalla en 1938 con los mismos intérpretes. “C’est la saison d’amour” es uno de los números más conocidos de la obra. Lo vemos en una representación en Nantes a cargo de de la Compagnie Française de l’Opéra à L’Opérette de 2005. La calidad del vídeo no es muy buena, pero… es lo que hay.

Finalizamos esta primera aproximación al vals –vienés– con “Tanzen möcht ich” (Me gustaría bailar), de Die Csárdásfürstin (La princesa gitana), del compositor húngaro Emmerich Kalmán, opereta estrenada en el Johann Strauss Theater de Viena el 17 de noviembre de 1915. Festiva versión a cago de André Rieu y la JSO con los Platin Tenors y las sopranos Carla Maffioletti, Carmen Monarch y Suzan Erens, durante el concierto que se celebró en frente al Palacio Schönbrunn de Viena en  2006.

Hasta mañana.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s