Friedrich Hollaender: canciones de cabaret (I)

Friedrich Hollaender y su esposa, Blandine Ebinger

Friedrich Hollaender y su esposa, Blandine Ebinger

Uno de los compositores más populares y prestigiosos de la época dorada del cabaret berlinés durante la República de Weimar fue, sin duda y merecidamente, Friedrich Hollaender (Friedrich Holländer). Nació accidentalmente en Londres en 1896, pues su padre, un reputado compositor de operetas casado con una conocida cantante, trabajaba por entonces en la capital británica, en el circo Barnum & Bailey. En 1899 la familia de Friedrich regresó a Berlín, ciudad en la su tío Gustav era director del Stern’sches Konservatorium. Su padre empezó a dar clases en dicho conservatorio y el joven Friedrich pronto se convirtió en un aventajado alumno. En 1914, con 18 años, fue contratado como músico en el New German Theatre de Praga. Europa estaba en guerra y a Hollaender se le encargó la producción de espectáculos para el entretenimiento de las tropas alemanas en el frente.

HollanderFinalizada la guerra, ya en Berlín, fue haciendo amistad con músicos, letristas, dramaturgos, cantantes…, con los que compartía gustos musicales e ideas políticas. Con ellos ─Kurt Tucholsky, Klabund, Walter Mehring, Mischa Spoliansky, Joachim Ringelnatz…─ abrió un cabaret en los sótanos del teatro Max Reinhardt, para cuyas producciones teatrales escribía, dando así a conocer sus canciones, la mayor parte de las cuales interpretaba su mujer, la joven actriz y cantante alemana Blandine Ebinger (1899-1993), con quien se casó en 1919.

Con un tema que la Ebinger estrenó en el Cabaret Megalomania con gran éxito empezamos nuestro repaso musical de la obra de Hollaender durante la República de Weimar, es decir, desde el fin de la guerra europea de 1914-1918 a la llegada de los nazis al poder en 1933, año en que a causa de su ascendencia judía y su dedicación a lo que los nacionalsocialistas consideraban “música degenerada” se vio obligado a huir de Alemania. La canción a que nos referimos, de 1920, lleva por título Jonny, wenn du Geburtstag hast y se cuenta que Hollaender la escribió mientras esperaba que su mujer terminara de arreglarse. Luego la cantó también Claire Waldoff y en 1931 la grabó en disco Marlene Dietrich y se convirtió en un hit mundial. La versión que figura a continuación corresponde al espectáculo Illusions (1992), protagonizado por la gran Ute Lemper.

A medida que avanzaba la década de 1920 aumentaba la popularidad de Hollaender, que empezó escribir revistas. Una de ellas fue Von Mund zu Mund (1926, De boca en boca), en la que se incluía el sarcástico y corrosivo tema Raus mit den männern aus dem Reichstag (¡Fuera los hombres del Parlamento!), una clara denuncia de la agresividad masculina con un mensaje antibelicista. “Los hombres son prescindibles, fuera, del Parlamento, de la existencia … se atreven incluso a jugar con la política … siempre ha sido así a lo largo de la historia … ¡Fuera!”, decía la letra. Escuchamos Raus mit den männern por Sigrid Grajek, actriz y cantante alemana que ha hecho varias cosas (cine entre ellas) “por error” según cuenta en su autobiografía al tiempo que confiesa “me siento realmente en casa sólo en el teatro y el escenario de cabaret”. La actuación pertenece a su espectáculo Ich will aber gerade vom Lebensingen… (Claire Waldoff: solo quiero cantar acerca de la vida…, más o menos), biografía musical de la famosa cantante conocida como “la reina del cabaret”.

Das Mädchen mit den Schwefelhölzchen (La chica de las cerillas de azufre) es otro tema de Friedrich Hollaender, compuesto en 1928 e interpretado por la que ya era entonces su ex mujer (se habían separado en 1926), Blandine Ebinger. Lamentablemente, hay poco vídeos disponibles y el que incluimos a continuación no corresponde a ninguna actuación en directo. Muestra solo imágenes de Ebinger (algunas con Hollaender), pero vale la pena escuchar su voz sensual, tan cálida como amablemente lujuriosa.

El tango alcanzó gran popularidad en Europa desde principios del siglo XX. En los cabarets y otros locales de ocio nocturno, en comedias musicales para teatro (y luego para el cine) estaba cada vez más presente a medida que avanzaba la centuria. Muestra de ello es este Zwei dunkle Augen, zwei Eier im Glas (Dos ojos oscuros, dos huevos en un vaso) que Hollaender compuso para la revista Es liegt in der Luft, estrenada en el teatro de Max Reinhardt de Berlín el 15 de mayo de 1928, que vemos en versión de la cantante alemana Katja Ebstein y la escritora y compositora de cabaret y también cantante Uschi Flacke en una actuación para la televisión de su país de 1985.

Das Wunderkind (El prodigio) es otro tema que Hollaender compuso para Blandine Ebinger en 1929, una canción sobre la trivialidad del mundo del espectáculo. Esta vez contamos con un estupendo vídeo en que vemos interpretar el tema a Uschi Flacke, cuya voz y gesticulación tanto recuerda a Ebinger, en una actuación para la televisión de su país de 1985.

Ese mismo año, 1929, comenzó Hollaender una larga y exitosa carrera musical cinematográfica al ser contratado por la potente productora alemana UFA para componer la música de Der Blaue Engel (El ángel azul), dirigida por Josef von Sternberg y protagonizada por Emil Jannings y Marlene Dietrich. El ángel azul, la primera película europea sonora, estrenada en 1930, fue un gran éxito que consolidó el prestigio de Hollaender y lanzó al estrellado a Marlene Dietrich. Una de las canciones más conocidas es la que podemos ver a continuación, Ich bin von Kopf bis Fuß auf Liebe eingestellt (Hecha para el amor de la cabeza a los pies), en la versión original, con Marlene Dietrich y sus muslos descubiertos, algo prácticamente inédito hasta entonces en el cine.

En El ángel azul Marlene Dietrich interpretaba el papel de Lola-Lola, una cantante de un cabaret de mala fama que seduce y atrapa en sus redes a un profesor solterón de 50 años, que iniciará desde ese momento un auténtico descenso a los infiernos. Ich bin die Fesche Lola (Soy Lola la descarada) es su canción más popular. “Soy Lola la descarada, la niña mimada de todos / y tengo una pianola en el salón de mi casa. / Soy Lola la descarada, todos los hombres me adoran / pero mi pianola, ¡no dejo que nadie la toque!”. Así empieza, y termina, esta canción del gran Hollaender. No podemos ver la versión original del filme con Marlene Dietrich (existe el vídeo pero no se puede compartir). Escucharemos de todos modos la versión de Dietrich en un vídeo con imágenes de la película y veremos también un breve fragmento de la película Zwartboek (Libro negro), dirigida en 2006 por Paul Verhoeven, en que la protagonista (la actriz holandesa Carice van Houten) interpreta el tema.

Seguiremos con Hollaender la próxima semana.

Anuncios

Acerca de Manuel Cerdà

Historiador y escritor.
Galería | Esta entrada fue publicada en Música de Comedia y Cabaret y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Friedrich Hollaender: canciones de cabaret (I)

  1. LO MEJOR QUE VI Y OI EN LOS ULTIMOS TIEMPOS, ES MUY BUENO QUE LA GENTE VEA Y ESCUCHE LA MUSICA QUE ESTAS GRAN’DES DEL ESPECTACULO CANTABAN Y BAILABAN A PESAR DE TENER UNA ALEMANIA TOMADA POR LOS NAZIS, PESE A ESO TODO TRANSCURRE Y SE CONOCE A TRAVAS DEL TIEMPO Y ALICIA FERNANDEZ ES UNA GRAN BUSCADORA Y ( descubridora) DE TODO LO BUENO QUE TENEMOS PARA VER Y OIR, MIS FELICITACIONES A ESTA AMIGA DEL FACE POR SU CRITRIO Y BUEN GUSTO

  2. Pingback: Un año de Música de Comedia y Cabaret | Música de Comedia y Cabaret

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s